Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

848x418848x418

A veces es necesario un Détox Digital ¡Te ayudamos!

Cualquier momento es bueno cuando se trata de poner orden. Ponerse a ordenar ha demostrado tener efectos muy beneficiosos a la hora de gestionar el estrés y la ansiedad a la que podemos estar sometidos en el día a día. Esto tiene que ver con la sensación de control que obtenemos cuando nos centramos en lo que depende de nosotros. El mensaje que nos trasladamos es algo así como: aunque no puedo tener control sobre mis preocupaciones, sí lo puedo tener en mis acciones, las cuales pueden ser de gran ayuda para ver con mayor claridad.

El concepto depuración puede ser aplicado a diferentes áreas vitales. Depuramos nuestro cuerpo con alimentación saludable o ejercicio físico, depuramos nuestras relaciones haciendo cambios o rompiendo las que sabemos que pueden ser dañinas e incluso, podemos depurar el vínculo que hemos establecido con los dispositivos electrónicos y las nuevas tecnologías.

El móvil, el ordenador y la tablet se han vuelto prácticamente imprescindibles en nuestras vidas, más aún en un momento en el que nos hemos visto obligados a pasar el día en casa, sin poder acceder a otros recursos que nos permitieran continuar con nuestra rutina. Estos dispositivos nos facilitan el trabajo, el acceso a información relevante, la realización de ciertos trámites, el entretenimiento y el contacto social. No obstante, debemos realizar un uso saludable para prevenir problemas como el cansancio ocular, dolores musculares, sobrepeso, alteraciones de sueño o fatiga emocional.

A continuación te presentamos algunas estrategias que te ayudarán a poner en marcha este plan de détox digital.

Ponte objetivos realistas. El abuso de los dispositivos electrónicos es un hábito muy instaurado y será mejor dar pasos pequeños, pero seguros. Para ello te recomendamos que identifiques cuánto tiempo le dedicas a estos dispositivos y qué actividades llevas a cabo con ellos. Una vez hecho esto, elige a qué actividad o actividades les puedes restar tiempo y en cuántos minutos lo reducirás. También puedes empezar por bajar a por el pan sin móvil o comer y tomar café sin estar conectado a las tecnologías.

Reto compartido, reto cumplido. Cuando hacemos partícipes de nuestras metas, deseos y necesidades a los que nos rodean, estos se pueden convertir en importantes aliados que incrementan la motivación y refuerzan el progreso. Si además deciden unirse al reto, os ayudareis mutuamente en momentos críticos y la relación ganará en calidad y confianza.

Evita utilizar el móvil como despertador. Si mirar el teléfono es lo primero que haces al empezar el día, seguramente acabarás consultando e invirtiendo más tiempo del que te gustaría en determinados sitios web o redes sociales. La alternativa que aquí se propone es que empieces la jornada conectando contigo mismo y con lo que te gustaría conseguir aquí y ahora.

Márcate franjas horarias concretas y limita el tiempo de uso de las App. No se trata de demonizar los dispositivos electrónicos o eliminar su uso por completo, sino de gestionar adecuadamente el tiempo para poder incluir también actividades valiosas en nuestra rutina. Un ejemplo para implementar esta pauta sería fijar uno o dos momentos del día, durante 30-40 minutos, para leer el periódico, meterse en redes sociales o revisar y contestar correos electrónicos.

Déjalo a un lado. Lo mejor para no caer en la tentación, sobre todo cuando estamos empezando el détox digital, es poner el teléfono, el ordenador o cualquier otro dispositivo fuera de nuestra vista. Esta herramienta será más eficaz si además tenemos la oportunidad de guardarlo en algún lugar de difícil acceso o que nos pueda suponer algo de esfuerzo volver a recuperarlo.

Que la alternativa no sea estar sin hacer nada. No se trata de recordarnos constantemente lo que no debemos hacer o no nos viene bien, que normalmente ya lo sabemos, sino que lo que realmente funciona es ofrecernos alternativas apetecibles y gratificantes. Cada uno puede tener sus preferencias, pero algunos ejemplos podrían ser: hacer deporte, meditar, leer, escribir, jugar con nuestros hijos, dibujar, tomar el sol, etc.

Sé consciente de los avances y recuerda que las caídas son parte del proceso. La autoexigencia puede llevarnos a pensar que si tenemos algún tropiezo en el camino hacia el détox digital significa que no valemos para esto o no podremos conseguirlo. No siempre tenemos la misma energía ni la misma disciplina, no pasa nada, lo importante es que cada vez estés un poco más cerca de la persona que quieres ser.

Siendo plenamente conscientes de las dificultades que entraña el détox digital en el mundo en el que vivimos, estamos convencidos de que las herramientas mencionadas te serán de ayuda. Ahora que se acercan las vacaciones es el momento perfecto para ponerlas en marcha. Si te conectas, que sea contigo mismo.

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

Archivo del blog