BLOG2 (1)BLOG2 (1)

¿Cómo abordar la Prevención de Riesgos Laborales en trabajos desarrollados en grandes altitudes?

En los países andinos, es común encontrar un gran porcentaje de la población que vive y trabaja en altitudes superiores a 2,000 metros sobre el nivel del mar. El Perú no es ajeno a esta tendencia, dada la importancia del sector minero y de turismo junto al incremento de actividades comerciales y de servicios relacionadas con estos sectores en los últimos años, lo cual fomenta la migración de profesionales a trabajar en grandes altitudes.

En alturas geográficas mayores a 2,000 metros, se originan ciertas condiciones climáticas que afectan a los organismos de las personas no acostumbradas a laborar en altitud, tales como:

  • Disminución de la concentración de oxígeno en el aire.
  • Disminución de la temperatura ambiental.
  • Aumento de la radiación solar.

Dichos factores influyen en las respuestas fisiológicas del organismo, aumentando el riesgo de sufrir alteraciones graves en el caso de trabajadores susceptibles, lo cual obliga a las empresas a considerar nuevos riesgos laborales en trabajos desarrollados en grandes altitudes. En este contexto, es fundamental conocer cuáles son los posibles efectos adversos de estos parámetros climáticos en nuestra salud, así como abordar las mejores prácticas de prevención de estos riesgos laborales.


Disminución de la concentración de oxígeno:

A mayor altitud, la disponibilidad de oxígeno se reduce ocasionando que el organismo del ser humano experimente alteraciones en sus sistemas y/u órganos corporales, los cuales suelen ser los más afectados dada la mayor necesidad de oxígeno. La falta de oxígeno obliga a que el organismo busque adaptarse al nuevo entorno incrementando la frecuencia cardíaca y el volumen ventilatorio. El éxito de estos mecanismos de adaptación dependerá de rasgos objetivos como la altitud alcanzada, la humedad ambiental, la temperatura y la velocidad de ascenso, entre otros; y rasgos subjetivos como factores genéticos, de alimentación, hidratación y otros propios de la persona.

En caso no se logre una compensación adecuada de dichos mecanismos, es usual que aparezcan los síntomas del Mal Agudo de Montaña (MAM), que se manifiestan como dolores de cabeza, náuseas, malestar general, afecciones cardíacas, entre otros. En casos más graves, la exposición a la altura puede ocasionar complicaciones como Edema Aguda de Pulmón y/o Edema Agudo Cerebral, los cuales afectan severamente los pulmones o el cerebro. Para estas circunstancias, se debe solicitar el descenso inmediato de la persona a una altura menor.


Disminución de la temperatura:

Al igual que la disponibilidad de oxígeno, la temperatura ambiental presenta una relación inversamente proporcional a la altitud geográfica. Se estima que el gradiente térmico negativo es de 0,5 – 1°C cada 100 metros de altura.
Considerando que el cuerpo humano precisa mantener una temperatura constante de 36°C, la exposición al frío puede dar origen a dos tipos de efectos adversos para la salud:

  • Efectos agudos: Locales (congelación de algún miembro) o Generales (Déficit atencional o desorientación espacial).
  • Efectos crónicos: Enfermedades o problemas pulmonares, de oídos o de ojos.

Aumento de radiación solar:

La ubicación geográfica influye en la radiación solar que percibimos. Mientras mayor es la altitud de un lugar, menor es la atenuación de los rayos del sol por la atmósfera, por lo que la radiación UV es mayor que a nivel del mar. En tal sentido, se estima que, a cada 1 km de altura, la intensidad de la radiación solar aumenta entre un 13% y 15%.

En el caso de trabajadores que laboran en grandes altitudes, esto puede suponer un gran riesgo, ya que la exposición frecuente a la radiación solar puede ocasionar daños graves a la piel, así como puede producir alteraciones a la vista o al sistema inmunológico.

Entre los efectos de la radiación UV en la salud, encontramos los siguientes:

  • Envejecimiento prematuro
  • Descamación
  • Lesiones cutáneas
  • Quemaduras solares
  • Cáncer de piel (Melanoma y no melanoma)
  • Cataratas
  • Pterigión (Crecimiento de la conjuntiva que puede bloquear la visión)
  • Degeneración de la mácula (Parte de la retina donde la percepción visual es más aguda)
  • Supresión inmune (Debilitamiento del sistema inmunológico)

Mejores prácticas de Prevención:

Dado los riesgos laborales de trabajos desarrollados en grandes altitudes anteriormente descritos, es importante que las empresas que se ubican o realizan labores en altura geográfica adopten medidas preventivas en beneficio de sus trabajadores. Dentro de estas medidas, podemos resaltar:

  • Realizar exámenes pre-ocupacionales que puedan determinar: a) alteraciones moderadas y severas de la capacidad funcional respiratoria; b) evidencias de cardiopatía hipertrófica; c) hipertensión arterial sin control médico; d) otros exámenes que demuestren la aptitud o no de realizar el trabajo en altura.
  • Mantener oxígeno en instalaciones o puestos de trabajo, en caso sea requerido.
  • Adecuación de los puestos de trabajo a las características de los trabajadores(as) para evitar fatigas excesivas.
  • Contar con personal de salud capacitado, instalaciones médicas necesarias y con medios para traslado de trabajadores(as) en casos graves.
  • Reducir al máximo posible la exposición directa al aire libre cuando la temperatura es bajo cero, mediante cabinas aisladas y climatizadas. En caso de trabajar a la intemperie, contar con dispositivos de protección para la cara y los ojos.
  • Cuidar el aporte calórico de la alimentación, y proporcionar comida caliente durante la jornada.
  • Uso de protección ocular UV y ropa adecuada para protegerse de la radiación UV
  • Evaluaciones médicas periódicos que determinen posibles daños a la piel y a la vista.
  • Uso de cascos con protección del cuello.
  • Uso de bloqueadores solares con protección UV acorde a cada fenotipo de piel, que deben ser aplicas con la periodicidad que la evaluación de riesgo del trabajador determine.

Cada organización debe analizar todos los riesgos mencionados de manera conjunta con el Servicio de Seguridad y Salud en el Trabajo, y realizar programas basados en la prevención y control de los mismos, así como de Vigilancia Médica Ocupacional, en aras de la protección de salud de los trabajadores y de su propia empresa.

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Sobre el autor

Archivo del blog