Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

formación_848 x 418formación_848 x 418

Formador y alumno: la importancia de hablar el mismo idioma

Hoy mi hija ha traído la nota de matemáticas de su primer examen de 3º de primaria. Siempre ha sido una niña "diez" y su nota esta vez ha sido un 6. Le he preguntado "¿en qué has fallado?" y ella me ha contestado que no lo tenía claro. "¿Pero habéis repasado el examen en clase?" y ella ha dicho que sí, pero que no tenía claro en qué había fallado.

Estuve un rato hablando con mi hija y abrimos el libro para que me dijera qué ejercicios le habían parecido más difíciles. Entendía los enunciados, pero no entendía qué le pedían que contestara. Yo le hice la pregunta de otra forma: poniéndole un ejemplo práctico. En seguida dio con la respuesta, comprendió lo que le estaban preguntando y pudo responder dado que tenía los conocimientos matemáticos oportunos como para resolver el problema.

Después de una conversación con otras mamás cuyas hijas estaban en el mismo caso, he llegado a alguna conclusión:

-Los niños no entienden lo que se les pregunta. Los ejercicios de matemáticas, en algunos casos, resultan enrevesados y no se sabe exactamente qué preguntan. Los resultados matemáticos estaban bien conseguidos, por lo tanto, el concepto estaba claro. Pero no era correcto el resultado para lo que se pretendía preguntar.

-Los profesores les hablan de conceptos (números binarios, descomposición de cifras, etc.) que todavía no entienden y que ni siquiera pueden identificar con un concepto real y tangible. Es decir, los profesores hablan otro idioma diferente al de los niños.

¿Es posible que a los formadores de PRL nos suceda lo mismo? ¿Es posible que a los trabajadores que acuden a recibir formación les estemos hablando en un idioma que desconocen?

Todos los formadores nos tenemos que amoldar al "idioma" de las personas que tenemos delante. ¿De qué manera? ¡Busquémosla!

Si quieres que una persona comprenda lo que tú le estás contando, si realmente quieres que te entienda, has de explicárselo de diferentes maneras, utilizando diferentes "idiomas" hasta dar con el suyo, o con el del grupo. Por eso, es muy importante conocer previamente al público al que le vas a transmitir conocimientos.

Una vez en el curso, resulta muy importante dejar que las personas expresen sus inquietudes, dudas, que participen activamente planteando problemas y reflejando sus emociones. De esta manera se puede llegar a conocer su "idioma" y hablar en consonancia a éste. Solo así, ellos se sentirán identificados con lo que se les explica, ya que lo entienden.

Además, resulta importante no solo hablar en su mismo ‘idioma’ si no que comprendan qué se les va a exigir, qué se les va a pedir. ¿Les voy a pedir que acudan al aula y con eso ya consiguen su certificado? ¿Les voy a pedir que acudan al aula y atiendan? ¿Qué acudan a clase, atiendan y participen? ¿O tan solo que aprueben un examen? En el momento de pedir, también hay que hacerlo de forma que lo entiendan, y, como ya conocemos a nuestro público, les exigiremos en base a sus conocimientos y capacidades.

¿Durante cuánto tiempo les quedará en la memoria un Real Decreto, o una Guía Técnica? Para muchos trabajadores, este dato no es significativo y les resulta complicado retenerlo. Sin embargo, ¿Durante cuánto tiempo les quedará en la memoria esa vez que un formador me hizo que teatralizar mi trabajo? Posiblemente, este recuerdo sea mucho más perdurable.

Y, por último, ya que tenemos que hacer exámenes (la profe de mi hija les llama "fichas sin mirar") ¿no creéis importante repasar estos exámenes antes de que el alumno salga por la puerta para que sepa cuál ha sido su fallo? Estoy segura de que ese fallo también se lo recordarán bien para no volver a cometerlo y será otro triunfo del formador, ya que el trabajador se irá habiendo aprendido hasta el último momento del curso de formación.

Comentarios
  • LUISA
    28 noviembre 2017a las 21:43
    Muy acertado todo lo que se comenta. Estoy totalmente de acuerdo, cuando se imparte una formación en PRL siempre debe ser didactica y acorde al grupo al que se va a impartir. A mi me funciona bastante bien insertar fotografias de los participantes en sus puestos de trabajo en la presentación, para analizar la formación que se esté impartiendo en PRL en sus trabajos, es decir, hacer la formación lo más específica posible a sus trabajos.
    Prevenidos
    29 noviembre 2017a las 17:45

    Gracias Luisa por tu aportación y por leernos. Un abrazo!

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

  • María del Valle Sánchez Arroyo_100 x 100María del Valle Sánchez Arroyo_100 x 100

    Técnico Prevención en el territorio de Madrid. Miembro del Equipo Swats de FormaciónPRL

Archivo del blog

Cargando...