mujer sonriendo en reunión grandemujer sonriendo en reunión grande

¿Jefes o Líderes? Los mandos intermedios son clave en el cambio de cultura preventiva

Reflexionando sobre las horas que a lo largo de nuestra vida pasaremos en el trabajo, vemos que entre un tercio y un cuarto de nuestro tiempo ejerceremos nuestra profesión, en muchos casos más horas de las que emplearemos en reponer fuerzas durmiendo. Con este dato nos podemos hacer una idea de la influencia que el ambiente de trabajo tendrá en nuestro bienestar personal.

Si tomamos como referencia la pirámide de Maslow para analizar los factores que influyen en la satisfacción de las personas, vemos que la prioridad es tener un empleo que nos reporte ingresos con los que cubrir nuestras necesidades más elementales; posteriormente trataremos de conseguir estabilidad y, una vez alcanzados estos objetivos intentaremos cubrir nuestra necesidad de afiliación, reconocimiento, orgullo de pertenencia, mejorando todo lo posible nuestras relaciones laborales.


gráfico en forma de pirámidegráfico en forma de pirámide


Dentro de esta cadena de valor, la primera pregunta que un empresario/a puede realizarse es qué aporta su empresa a las personas que la integran, si la única aportación es empleo y sueldo, es evidente que hay un largo recorrido por realizar, pero para una empresa que ya haya superado esa primera fase y se pregunte cómo puede seguir avanzando, la clave para conseguirlo es "Seguridad y Salud en el Trabajo".

Las empresas, sobre todo las de tamaño superior a 10 trabajadores/as, cada vez son más conscientes de la importancia de disponer de mandos intermedios que ejerzan un liderazgo persuasivo que repercuta en un buen funcionamiento de la organización, que genere satisfacción de clientes y trabajadores, así como una buena salud financiera que garantice la continuidad de la actividad empresarial en el tiempo.

Para que esto sea posible lo primero es hacer una buena selección de las personas que ocupan los puestos de responsables, directores, gerentes, etc. Estas personas deben ser buenos comunicadores, con una gran capacidad de organización y de adaptación al cambio, ser ágiles en la resolución de conflictos, proactivos en la toma de decisiones, pero sobre todo deben tener vocación de servicio hacia sus colaboradores. Muchas de estas cualidades pueden ser innatas en las personas seleccionadas, pero en cualquier caso las empresas pueden trabajar en las soft skills o habilidades blandas mediante diferentes programas.

Cualquier programa que una empresa se platee debe dar respuesta a la siguiente pregunta:


¿Se puede lograr una organización segura y saludable sin abordar las conductas y comportamientos de las personas que la forman?

Desde Quirónprevención nuestra propuesta es trabajar en un programa que integre las medidas convencionales de prevención de riesgos laborales, con las técnicas más sofisticadas de seguridad basada en comportamiento, cubriendo las siguientes etapas.


Diagnóstico del grado de cultura preventiva en la empresa.


Plan acordado con la Alta dirección, definiendo objetivos, acciones y plazos.


Formación de toda la línea Jerárquica poniendo en acción nuevas dinámicas de trabajo y formación para todos los trabajadores con un nuevo enfoque práctico que incluya técnicas de seguridad basada en comportamiento.


4º Crear nuevas dinámicas de trabajo tales como:

  • Micro reuniones diarias/semanales de planificación del trabajo.
  • Comisiones de trabajo ante accidentes e incidentes.
  • Chequeo de condiciones de trabajo críticas para la Seguridad y Salud.
  • Fomentar dinámicas de notificación de incidentes con potencial riesgo.

5º Valoración periódica de resultados, nueva medición del grado de cultura preventiva.


6º Plan de continuidad y mantenimiento del programa.


Inicialmente proponemos dirigir el programa a la Línea de Mando, para reforzar los conocimientos y herramientas y así poder integrar la Prevención de Riesgos Laborales dentro de sus funciones, mejorando las condiciones de trabajo de sus colaboradores, pero el programa integrará actividades para todos los trabajadores con el fin de conseguir un mayor compromiso en materia de Seguridad y Salud.

Como caso de éxito de esta línea de trabajo podemos mencionar la empresa DHL Parcel, que desarrolla un programa propio denominado "Safety Leaders", creando dinámicas de trabajo muy novedosas, tales como la creación de un cuaderno de observaciones preventivas y qué durante el año 2021, con la colaboración de Quirónprevención, ha formado a toda la línea Jerárquica con un alto nivel de satisfacción.

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)
Sobre el autor
  • Gabriel RodríguezGabriel Rodríguez

    Responsable Área Seguridad y Sistemas Gestión PRL de Quirónprevención

Archivo del blog