Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

SeguridadEnElTrabajo_quironprevencion_848x418SeguridadEnElTrabajo_quironprevencion_848x418

¿Podría haberse evitado? La importancia de los procedimientos de consignación y etiquetado de equipos

“Muere un trabajador mientras realizaba tareas de mantenimiento y reparación…” si realizas la búsqueda por internet de esta frase posiblemente te sorprenderás de las noticias que aparecen. ¿Se pueden evitar estos accidentes? Aquí es donde veremos la importancia de que en las empresas se apliquen correctamente los procedimientos de consignación y etiquetado de equipos

Dos minutos. Ese es el tiempo medio en el que un trabajador con experiencia ejecuta un procedimiento completo de consignación de un equipo de trabajo. Probablemente, estos sean los dos minutos de mayor valor para trabajador y empresa, si lo analizamos en una balanza de beneficios/pérdidas y, curiosamente, sin que sea un tiempo dedicado a una actividad de producción directa.

No es tarea sencilla tratar de cuantificar el alcance del nivel de riesgo al realizar tareas de mantenimiento preventivo o correctivo en las máquinas, nos podemos hacer una idea real si miramos los indicadores de accidentabilidad del 2017 que recoge el Ministerio de Trabajo.
En los datos comparativos con el resto de actividades, se otorga a los accidentes que tienen por origen mantenimiento, reparación, reglaje y puesta a punto la tercera posición en el total de accidentes graves y la segunda en mortales en una clasificación de total de accidentes por tipo de trabajo que realizaba el trabajador.

tablatabla

Paradójicamente, ante esta alarmante situación, la realidad en el día a día de las empresas es que las principales actividades de formación y reciclaje para los trabajadores se orientan a la prevención de riesgos en tareas de producción y a aspectos de calidad de la actividad productiva, mientras que las tareas de mantenimiento suelen ser relegadas a un segundo lugar, tanto en tiempo como en alcance.

Los diferentes tipos de máquinas existentes en el mercado y la alta variabilidad de tareas de mantenimiento posible, hacen que no exista una fórmula mágica que logre proteger la totalidad de estas situaciones. Sin embargo, desde que la OSHA (Occupational Safety and Health Administration, EEUU) publicó la norma 29 CFR 1910.147, el empresario dispone de una herramienta operativa rápida y eficaz para hacer frente a la mayor parte de los riesgos generados por estas tareas de mantenimiento, a las que podríamos sumar algunas tareas complejas de limpieza.

El procedimiento de consignación LOTO (LOCK OUT- TAG OUT) se elaboró en base a esta norma, y tiene como fin proteger a los trabajadores de los accidentes cuyo origen sea la puesta en marcha no controlada del equipo o la liberación de energía almacenada. Se trata de un procedimiento estructurado, con pasos bien definidos, cuya correcta ejecución garantiza la existencia de una situación de seguridad energética de la máquina antes de afrontar cualquier tarea de mantenimiento.
El procedimiento LOTO se vale de mecanismos para garantizar de una manera mecánica la imposibilidad de que, una vez que se ha eliminado la energía tanto activa como residual de una máquina, éstas puedan reactivarse accionando elementos susceptibles de causar daños a la salud de los trabajadores (LOCK OUT). Esta situación de garantía sobre el control energético de la máquina se refuerza mediante una señalización que informa de una manera inequívoca de que sobre el equipo se están ejecutando tareas de mantenimiento. (TAG OUT).


  • Validez para cualquier máquina

La correcta aplicación del procedimiento LOTO se basa en un completo control del operario sobre la máquina y, debería de ser aplicable a todo tipo de máquinas. La extendida creencia de que solo los equipos fabricados o comercializados bajo los criterios de la llamada Directiva Máquinas europea deben de disponer de medios para poder separar y consignar sus energías es errónea. Por encima de las obligaciones del fabricante están las del empresario que pone a disposición de los trabajadores cada uno de los equipos de trabajo. En cumplimiento de estas obligaciones, los equipos de trabajo de fabricación previa a la publicación de esta directiva (físicamente los podemos identificar por carecer de Marcado CE) siguen estando sujetos a las obligaciones que regula el RD 1215/97, que en el Anexo 1, apartado 1.12 recoge que todo equipo de trabajo debe de estar provisto de dispositivos claramente identificables que permitan separarlo de cada una de sus fuentes de energía. Este requisito es, por tanto, obligatorio para todos los equipos de trabajo puestos a disposición de los trabajadores, independientemente de su fecha de fabricación.


  • Trabajadores cualificados

Una vez que garantizamos que todos los equipos de trabajo tienen que estar habilitados para que se pueda realizar una separación de energías, nos falta concretar los requisitos del segundo elemento importante del procedimiento; el recurso humano. La dificultad para una aplicación correcta de un procedimiento de consignación es directamente proporcional a la complejidad en distribución y diversidad energética de la máquina. Habitualmente, toda la atención a la hora de consignar una máquina se centra en el control de la energía eléctrica. No obstante, podemos encontrarnos con movimientos incontrolados cuyo origen es la energía neumática, hidráulica, elástica o potencial entre otras. Es necesario un conocimiento profundo de la máquina para valorar sin ambigüedades los puntos concretos en los cuáles ha de ser controlada cada energía y la necesidad o no de disipar energías residuales. A su vez, el propio procedimiento de corte de energía y, sobre todo, el disipado conlleva un riesgo añadido de poder sufrir un accidente laboral. Es por todo ello que la aplicación del procedimiento LOTO no debería de dejarse en manos de trabajadores sin cualificación o sobre los que no se tenga una garantía de formación teórico práctica en la correcta consignación de energías.


  • Medios de consignación

Una vez que disponemos del equipo adecuado a la legislación vigente y el perfil idóneo para la aplicación del procedimiento, nos queda valorar los medios. Hoy en día existen diversas empresas especializadas que comercializan dispositivos de protección encaminados a garantizar la inviolabilidad de una consignación. Las diferentes tipologías de dispositivos están adaptadas a los variados requisitos que pueden presentar las máquinas y concluyen en el bloqueo mediante un candado. Su principal valor reside en que se trata de candados no amaestrables (no existen llaves maestras que lo puedan abrir). Este candado se convierte en el garante de la imposible variación del estado energético de la máquina sin el conocimiento del trabajador que ha realizado el proceso.


  • Importancia de la correcta ejecución

Hay que tener en cuenta que incluso después de haber diseñado un sistema adecuado de consignación, existe un factor adicional que puede afectar a la correcta aplicación del mismo: el tiempo. El exceso de carga de trabajo, los plazos de mantenimiento, las prisas, … son probablemente el peor enemigo de las operaciones de mantenimiento y el principal aliado de los accidentes. No hay un tiempo mínimo ni máximo para realizar un procedimiento LOTO, ya que dependerá principalmente de la complejidad de la máquina. La práctica habitual es que el personal entrenado no suele superar los dos minutos en un procedimiento completo de una máquina sencilla. Estos tiempos pueden duplicarse o incluso triplicarse para equipos complejos, que tienen energías diversas y dotados de acumuladores de energía que se precisa disipar. Probablemente invertir (que no perder) esos dos minutos en un procedimiento completo de consignación LOTO no suponga una carga significativa en la jornada diaria de un operario de mantenimiento.
Sin embargo, las consecuencias que se viven tras cada uno de los accidentes graves y mortales tras la falta de consignación de una máquina tienen una vigencia ilimitada.


Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

  • Carlos Salgado PlazaCarlos Salgado Plaza

    Carlos es Coordinador del Área de Seguridad en el Trabajo de la Dirección Regional Norte

Archivo del blog