El Servicio de Alergología estrena una nueva ubicación de su Unidad de Provocación de Alergias que se encuentra en unas nuevas instalaciones en la planta -1 frente al Archivo de historias clínicas. Las nuevas instalaciones disponen de tres boxes, baño, sala de espera y cuarto de control. En estas instalaciones se realizan los tratamientos de desensibilización y de provocación de alérgenos.

En estas instalaciones se realizan todos los días pruebas de provocación de alergias y los miércoles se llevan a cabo tratamientos de desensibilización de las alergias.

Las pruebas de provocación son importantes para determinar a qué es alérgico un paciente y deben ser realizadas en un entorno controlado. Mucho más en las de desensibilización en las que Quirónsalud Madrid es un centro de referencia.

La inducción artificial oral a alimentos es una técnica que consiste en la administración de dosis mínimas progresivamente crecientes del alimento al que el paciente es alérgico. Principalmente, esta inducción se realiza en niños mayores de 5 años que no han logrado tolerar el alimento de manera espontánea, como suele ocurrir en la mayoría de los casos.

El tratamiento se realiza en dos entornos: el hospitalario y el domicilio del paciente. Primero, el paciente debe acudir al hospital para que el especialista le administre una dosis del alimento al que tiene alergia. "Ese alimento que ha tolerado, todos los días debe tomarlo en su domicilio", detalla la doctora Ana Pérez MonteroEste enlace se abrirá en una ventana nueva, jefa del servicio de Alergología. Después, el paciente visita el hospital una vez a la semana para incrementar la dosis de alimento hasta que se alcance la ración que los niños pueden tomar: si es leche unos 200 mililitros al día y si es huevo, entre 2 y 3 huevos a la semana. En torno a las 9 y 12 semanas de haber iniciado el tratamiento los niños empiezan a tolerar el alimento.

PlanoPlano