Solicita, paga y reserva tu cita a través de e-quirónsaludEste enlace se abrirá en una ventana nueva o llamando al 91 122 14 52


¿Sabes qué prueba debes elegir?

PCR

Es la técnica de referencia para el diagnóstico del virus SARS-CoV-2 en las primeras fases de la enfermedad ya que es un sistema muy sensible, pudiendo detectar cantidades muy bajas de virus. Sin embargo, no diferencia por sí misma el estadio de la enfermedad en que pudiera encontrarse el paciente: inicio, fase aguda o fase de recuperación. Si se obtiene un resultado negativo de un paciente con alta sospecha de infección por el virus SARS-CoV-2, se deberá confirmar con una nueva prueba.

La toma de muestra es nasofaríngea y no es necesario acudir en ayunas.

PCR en Saliva

Esta prueba consiste en la amplificación de ARN del coronavirus SARS-CoV-2 a partir de muestra de saliva. Es una prueba de elevada sensibilidad y de elección para diagnóstico de infección activa.
La gran ventaja de esta prueba es la comodidad de la extracción, ya que se podrá hacer desde el propio domicilio y sin necesidad de una extracción invasiva. El kit contiene todos los elementos y las instrucciones para realizar la extracción y el posterior envío al laboratorio.

Compra tu Kit aquí.Este enlace se abrirá en una ventana nueva

Test Rápido de Antígeno

Detección del virus desde inicio del contagio con una alta fiabilidad del resultado. La principal ventaja de esta nueva prueba es la rapidez con la que se obtiene el resultado (15min), lo que permite una mayor agilidad en la toma de decisiones tanto a nivel individual como de un colectivo.

La toma de muestra es nasofaríngea y no es necesario acudir en ayunas.

Serología post exposición al virus SARS-CoV-2

La prueba de serología cuantitativa post exposición al virus SARS-CoV-2 (COVID-19) se basa en la detección de anticuerpos específicos en aquellas personas que han superado la infección (de forma sintomática o asintomática) por el virus o se tiene la certeza o sospecha de haber estado expuestas a dicho virus. En general, se detectan anticuerpos a partir del 12-15 días tras la infección aunque se ha demostrado que en un bajo porcentaje de la población no se generan anticuerpos tras la exposición.

La toma de muestra es a través de una extracción sanguínea convencional y no es necesario acudir en ayunas.

El resultado estará disponible en un plazo de 24-48h.

Independientemente del resultado, extreme medidas de higiene y prevención del contagio (mascarilla permanente e higiene de manos). Si desea que el seguimiento de su caso se lleve a cabo en un centro del grupo Quirónsalud, llame al teléfono 901 500 501 para solicitar cita urgente.

Nota: es posible haber superado la COVID-19 sin desarrollar anticuerpos. Un pequeño porcentaje de pacientes (en torno al 2-5%) no desarrolla anticuerpos, probablemente habiendo eliminado el virus mediante una respuesta inmune celular.

Serología post vacunación

Las vacunas contra SARS-CoV-2 inducen la producción de anticuerpos específicos contra la proteína S del virus. La proteína S ("spike"), es una proteína transmembrana que se ensambla en trímeros para formar las características espigas en la superficie de los coronavirus (mecanismo de unión del virus y la célula humana).

Aproximadamente tras tres semanas de la última dosis de la vacuna se puede detectar, mediante la realización de esta prueba cuantitativa de anticuerpos, la efectividad de la misma analizando si se han generado dichos anticuerpos frente al virus. No obstante, el porcentaje de personas que tras la vacunación desarrollan anticuerpos contra el COVID-19 depende de la eficacia de cada vacuna.

La toma de muestra es a través de una extracción sanguínea convencional y no es necesario acudir en ayunas.

Nota: es posible haber superado la COVID-19 sin desarrollar anticuerpos. Un pequeño porcentaje de pacientes (en torno al 2-5%) no desarrolla anticuerpos, probablemente habiendo eliminado el virus mediante una respuesta inmune celular.

Test Rápido

Permite retener los anticuerpos del paciente por unión a las proteínas del virus depositadas en el soporte, produciendo una coloración visible que suele ser producida por oro coloidal. Dicha banda se asocia, pues, a la presencia de anticuerpos específicos y algunos tests (pero no todos) permiten distinguir si se trata de IgM o IgG. Detectan sólo anticuerpos del virus y no de otros asociados a otras infecciones o patologías. La prueba se lleva a cabo en unos 15-20 minutos.

La toma de muestra es a través de una gota de sangre y no es necesario acudir en ayunas.