31/07/2021
Actualidad

Un subgrupo de linfocitos marcan, de forma temprana, la mortalidad en covid-19

Institución - Fuente: diariomedico.com
Tipo de documento: Noticia

La disminución de linfocitos T (CD4 y CD8) y un aumento proporcional de los 'natural killer' (NK) fueron marcadores tempranos de mortalidad por covid-19 en hospitalizados en España.


Un estudio, pionero en Europa, llevado a cabo en el Hospital Gregorio Marañón, de Madrid, ha determinado una serie de biomarcadores celulares que predicen la mortalidad en pacientes afectados de covid-19; básicamente vienen determinados por la reducción en el recuento de linfocitos T y el aumento proporcional de linfocitos NK (Natural Killer). El análisis evidencia que una disminución en el recuento de las células T (CD4 y CD8) y un aumento proporcional de los niveles de células NK fueron marcadores tempranos de mortalidad hospitalaria.


"Justo al empezar la pandemia, en España ya existían un par de trabajos, de población china, que hacían prever que estos linfocitos podían tener importancia. Así, con la propuesta del equipo de Infecciosas, iniciamos los estudios y pudimos comprobar, en nuestra serie madrileña, el valor pronóstico de estos biomarcadores celulares linfocitarios. Analizamos, lo que denominamos subpoblaciones linfocitarias, un tipo muy concreto de células blancas de la sangre; los linfocitos y, más concretamente, los linfocitos T o de memoria", explica Juana Gil Herrera, del Servicio de Inmunología del citado centro y directora del trabajo.


La repercusión clínica del estudio, publicado en Clinical & Experimental Immunology, es que puede ayudar al manejo de pacientes que padecen covid-19 y a conocer las necesidades que pueden tener al prever un posible empeoramiento significativo del enfermo.


En este trabajo se ha analizado sangre periférica de 701 pacientes consecutivos con infección por covid-19 confirmada por PCR mediante citometría de flujo multiparamétrica en el momento del ingreso. En este estudio de pacientes con infección por SARS-CoV-2, se confirma que las alteraciones linfocitarias también constituyen biomarcadores, al igual que en otras patologías, que permiten predecir cuál va a ser la evolución de la enfermedad.


Según Gil Herrera, los linfocitos T y NK (Natural Killer) están implicados en el control y destrucción de las células del organismo infectadas por virus. "En aquellos pacientes con covid-19 que tienen niveles normales de linfocitos totales o sólo mínima disminución en su número (linfopenia leve), resulta todavía más importante medir estas subpoblaciones como factor de mal pronóstico, con respecto a la gravedad de la enfermedad".


Los resultados indican que una disminución de células T CD4 o T CD8, o la expansión de células CD56/CD16, aumentan el riesgo de muerte intrahospitalaria, independientemente de la edad y comorbilidades de los pacientes.


Al igual que en otros estudios publicados, la enfermedad asociada más común en esta serie de pacientes fue la hipertensión en 305 casos (43,5%); 224 (32%) casos tenían dislipidemia, o algún tipo de alteración de los niveles de colesterol y/o triglicéridos; 123 (17,5%) diabetes mellitus y 44 (6,3%) enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).


Asimismo, se detectó una frecuencia significativamente mayor de hipertensión, diabetes mellitus, dislipidemia, EPOC, enfermedades cardíacas o renales y cáncer en el grupo de pacientes fallecidos en comparación con los supervivientes.


Ampliación de la información: