2/08/2021
Actualidad

Organizaciones piden implementar la lactancia materna, incluso en caso de infección por Covid-19

Institución - Fuente: actasanitaria.com
Tipo de documento: Noticia

La Asociación Española de Pediatría (AEP), junto a otras organizaciones y asociaciones científicas, entre las que se incluye la Sociedad Española de Neonatología, han recomendado mantener, desde el nacimiento, la lactancia materna incluso en caso de infección materna por Covid-19, "siempre que las condiciones clínicas del recién nacido y su madre así lo permitan", indican.


Así lo declaran con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebra esta primera semana de agosto. La AEP alerta del impacto de la pandemia sobre la lactancia materna, ya que, tal y como señalan desde su Comité de Nutrición y Lactancia Materna (CNYLM), "las tasas actuales de lactancia materna en España distan mucho de los objetivos ideales".


"El curso de los acontecimientos impuesto por la situación actual de pandemia por SARS-CoV-2 ha tenido y continúa teniendo un impacto negativo en la calidad de asistencia perinatal, en la salud materno- infantil y en la promoción y protección de la lactancia materna", apunta la coordinadora del área de Lactancia Materna del CNYLM, la doctora Susana Ares Segura.


Según esta especialista, el amamantamiento directo en caso de que la madre tenga Covid-19 es posible "manteniendo las medidas habituales de control de la infección: medidas de contacto, higiene de manos y uso de mascarilla. No obstante, si la madre así lo desea o la situación clínica lo aconseja, se puede realizar la extracción de la leche con sacaleches, manteniendo iguales medidas de prevención, pudiendo igualmente ser administrada al bebé por un cuidador sano, mediante vasito, cuchara o biberón", apunta.


Por su parte, desde el Consejo General de Dentistas destacan los beneficios de la lactancia materna para la salud oral de los niños, en primer lugar, porque "con el amamantamiento, el bebé va aprendiendo cómo tragar y respirar adecuadamente".


"Al succionar el pecho, se favorece el crecimiento de los maxilares del bebé, preparándolos para las siguientes etapas del desarrollo" y, además, "todos los músculos faciales se fortalecen durante los intervalos de succión" y se favorece "el desarrollo perioral y la posterior pronunciación de fonemas", apunta la organización colegial.


El Consejo, que señala que "la dinámica de la cadena neuromuscular relacionada con la respiración, el aparato masticatorio, deglución y fonación, depende del amamantamiento", recomienda "limpiar las encías del bebé con una gasa húmeda después de cada toma -ya sea de leche materna o de fórmula-, para evitar las caries de aparición temprana".


Por otro lado, el Colegio de Enfermería de Alicante aprovecha la Semana Mundial de la Lactancia Materna para reclamar "que se eliminen los obstáculos que todavía existen para su práctica en lo referente a la falta de espacios amigables, de voluntad política y de inversión a largo plazo en la protección y el apoyo a la misma desde los sistemas de salud".


Origen de la información: