17/08/2021
Actualidad

La OMS pide acceso global a las vacunas contra la COVID-19 para las personas con VIH

Institución - Fuente: consalud.es
Tipo de documento: Noticia

El organismo de la ONU ha alertado de que la COVID-19 incrementa el riesgo de enfermedad grave y muerte en aquellas personas que viven con el VIH.


La COVID-19 supone un riesgo para aquellas personas que padecen otras enfermedades. Desde el inicio de la pandemia se ha puesto el foco en estos grupos vulnerables entre los que se encuentran las personas con VIH. ¿Qué riesgo representa para ellos el coronavirus?


"Las personas que viven con VIH tienen un mayor riesgo de enfermedad grave por COVID-19, así como de hospitalizaciones. Una vez hospitalizados tienen un 30% más de riesgo de muerte", declara la doctora Meg Doherty, profesora asistente de Medicina, Enfermedades Infecciosas y Salud Global en la Escuela de Medicina Johns Hopkins, en una entrevista realizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).


"Esta es una nueva estadística bastante importante que nos estamos tomando en serio en la OMS, pero también puede ayudar a los países y personas de todo el mundo a la hora de priorizar tanto las pruebas como el tratamiento y control de la hipertensión y la diabetes entre las personas que viven con el VIH".


La doctora pone de relieve que la pandemia se ha traducido en una reducción en el acceso a servicios de prevención y diagnóstico del VIH. "Este tipo de servicios son los que debemos reiniciar y mantener para que todas las personas que viven con el VIH tengan acceso a los antirretrovirales que necesitan, sepan que están viviendo con el VIH y comiencen a priorizarse en la vacunación contra la COVID-19", asegura.


La experta recalca que las distintas vacunas contra la COVID-19 que actualmente se están inoculando han demostrado su eficacia y seguridad en la prevención de la enfermedad moderada y grave, reduciendo así el riesgo de hospitalización y muerte. "En la OMS hemos estado analizando las vacunas para saber si son seguras para las personas que viven con VIH. Todas las vacunas que actualmente se encuentran en el mercado pueden administrarse en personas que viven con VIH y deberían brindar una protección adecuada".


"Hay muchos estudios que analizan si las personas que tienen baja inmunidad o las personas que tienen inmunosupresión necesitan recibir otra dosis de vacuna. Y esos datos aún no están claros", manifiesta. "Estamos deseosos de saber si las personas que viven con el VIH podrían necesitar una vacuna de refuerzo en el futuro. Pero lo que sabemos ahora es que la mayor parte del mundo, en los países de ingresos bajos y medianos, en África, que tiene la mayor carga de VIH, ni siquiera tiene la primera vacuna", asevera.


Motivo por el que desde la OMS reclaman con urgencia mayor solidaridad internacional para que las vacunas contra la COVID-19 lleguen a todos y cada uno de los países. "Necesitamos con urgencia comenzar a vacunar a personas de todo el mundo y situar a las personas que viven con el VIH en primera línea, junto con las personas con comorbilidades, adultos mayores y profesionales sanitarios".


"Lo que sabemos hasta ahora sobre todas las vacunas que se encuentran bajo uso de emergencia en este momento en todo el mundo, es que todas deberían ser seguras para las personas que viven con el VIH. Ninguna utiliza enfoques de vacunas vivas atenuadas que han sido contraindicadas en el pasado para las personas que viven con el VIH. Todas estas vacunas que existen ahora deberían ser eficaces. Queremos asegurarnos de que las personas que viven con el VIH estén en tratamiento", explica.


"Existe la preocupación de que las personas que están recibiendo algunas de las vacunas de nueva generación no sean tan efectivas en las personas que tienen recuentos de CD4 muy bajos, las personas que no están en tratamiento o tienen inmunosupresión. Pero ciertamente esos datos aún no están claros. Y tenemos que seguir adelante a medida que aprendamos más sobre algunos de los ensayos clínicos que se están llevando a cabo en Sudáfrica para algunas de estas vacunas de nueva generación", agrega concluyendo que desde la OMS animan a todas las personas que viven con el VIH "a acceder a esas vacunas y no tener ninguna diferenciación en términos de si tienen o no CD4 bajos, CD4 altos o suprimen la carga viral o no".


Origen de la información: