21/08/2021
Actualidad

Con la mirada puesta en la supervacuna contra todas las variantes del coronavirus

Institución - Fuente: diariomedico.com
Tipo de documento: Noticia

Han visto que los sobrevivientes del SARS-CoV-1 de 2003 vacunados contra la covid, generan anticuerpos frente al SARS-CoV-2 y otros coronavirus.


Un equipo dirigido por Linfa Wang, especialista en enfermedades emergentes de la Facultad de Medicina de Duke-NUS en Singapur, ha descubierto que los sobrevivientes del SARS-CoV-1 de 2003 que, además han sido vacunados contra la covid-19, generan un arsenal de anticuerpos que pueden obstaculizar el SARS-CoV-2 y posibles coronavirus emergentes.


Así, los investigadores comprobaron que estos anticuerpos neutralizantes funcionaron bien contra las variantes Alfa, Beta y Delta del SARS-CoV-2 y bloquearon cinco coronavirus relacionados que se encuentran en murciélagos y pangolines que potencialmente podrían infectar a los humanos.


Este hecho abre la esperanza hacia una vacuna que funcione contra todos los sarbecovirus (subgénero de coronavirus que potencialmente pueden dar el salto de animales a humanos), que podría proteger a la población de futuras pandemias.


El estudio, que se ha publicado en The New England Journal of Medicine, tiene como objetivo arrojar luz sobre la respuesta inmunológica a coronavirus y el desarrollo de nuevas vacunas para poder estar preparados ante futuras pandemias. "Sería ideal una vacuna que pudiera prevenir la infección causada por variantes de interés conocidas y futuras, así como la infección por sarbecovirus preemergentes", afirma Linfa Wang.


Partiendo de esta hipótesis, los investigadores de Duke identificaron a supervivientes del SARS, causado por el virus SARS-CoV-1, cuyo brote surgió en 2003, ya que el SARS-CoV-1 comparte, aproximadamente, un parecido genómico del 80% con el SARS-CoV-2. Además, identificaron a aquellos que también habían recibido la pauta completa de la vacuna de Pfizer contra la covid-19.


En el estudio del equipo de Wang, compararon los anticuerpos neutralizantes de los sobrevivientes del SARS vacunados con los de los pacientes del SARS que no habían sido inmunizados. También analizaron anticuerpos en otros tres grupos: personas no vacunadas que actualmente tenían covid-19, junto con personas vacunadas que se habían recuperado del SARS-CoV-2 o que nunca habían sido infectadas con ese virus.


Los sobrevivientes de SARS vacunados fueron la única cohorte cuyos anticuerpos neutralizaron diez coronavirus diferentes. Para medir la capacidad de neutralización realizaron el ensayo denominado cPass, que mide exclusivamente los anticuerpos que neutralizan o bloquean la unión entre ACE2 y el dominio de unión al receptor (RBD) de la proteína viral S. Los niveles de anticuerpos neutralizantes en este grupo fueron relativamente altos contra cada uno de los coronavirus probados.


Según concluye este estudio, los expacientes de SARS-CoV-1 vacunados contra SARS-CoV-2 parecen ser capaces de defenderse no sólo de todas las variantes de SARS-CoV-2 en circulación y de las que aparecieron de manera más temprana, sino que sus anticuerpos pueden incluso proteger contra lo sarbecovirus.


Según exponen los expertos en sus conclusiones, antes de la vacunación, los supervivientes del SARS-CoV-1 tenían anticuerpos neutralizantes detectables contra el SARS-CoV-1, pero ningún anticuerpo neutralizante anti-SARS-CoV-2 o a niveles muy bajos. Después de recibir dos dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech, los participantes tenían niveles altos de anticuerpos neutralizantes contra el SARS-CoV-1 y el SARS-CoV-2.


Ampliación de la información: