4/09/2021
Actualidad

A la caza de los contagiados que aún no se han vacunado

Institución - Fuente: diariomedico.com
Tipo de documento: Noticia

Las autonomías han adelantado masivamente a sólo uno o dos meses el plazo que debe transcurrir desde el contagio para poder vacunarse.


Galicia ha citado este sábado a vacunarse a 30.000 personas que ya han pasado la covid sin necesidad de esperar seis meses desde el contagio como hasta ahora y Castilla y León ha abierto desde este fin de semana la autocita para este mismo colectivo con el único requisito de haber transcurrido entre 4 y 8 semanas desde el contagio.


las decisiones gallega y castellano leonesa son sólo el último ejemplo del nuevo empeño de las autonomías por elevar desde el 70% hasta el 90% el porcentaje de vacunados repescando a los rezagados y relajando los requisitos para la vacunación en los que ya habían pasado la covid.


La última actualización de la Estrategia de Vacunación establecía que en los menos de 65 años que hubieran pasado la covid se administraría sólo una dosis de la vacuna "preferentemente a partir de los seis meses después del inicio de síntomas o diagnóstico de la infección".


Ese "preferentemente después de seis meses" se había cumplido a rajatabla en el grueso de autonomías que desde hace unas semanas, sin embargo, están masivamente relajando los plazos para terminar de repescar a la población aún no vacunada e inmunizarla lo antes posible al calor de la mayor disponibilidad de vacunas.


Autonomías como Cataluña o País Vasco anunciaron a mediados de agosto que vacunarían a los ya contagiados dos meses después de su contagio. Otras, como Madrid o Aragón se sumaron a la idea pocos días después, pero estableciendo un plazo aún más corto, que rebajaba desde los seis meses que habían regido hasta entonces a tan sólo un mes los para vacunarse sin esperar seis meses tras haber enfermado.


Al calor de sus anuncios y del consiguiente debate en el Consejo Interterritorial de Salud para acelerar la vacunación, las autonomías se han ido sumando en los últimos días a la reducción de plazos para citar a vacunar a los ya contagiados, con plazos de dos meses desde la infección en autonomías como Cataluña, País Vasco,Canarias, Valencia, Extremadura, Navarra y Asturias, de solo un mes en Aragón, Murcia, Baleares y Madrid y de entre 4 y 8 semanas según ha fijado formalmente Castilla y León, por ejemplo, esta misma semana al abrir la autocita a este colectivo.


Aunque la última versión disponible de la estrategia de vacunación del Ministerio de Sanidad (la octava actualización, realizada a finales de junio) todavía habla de "preferentemente seis meses" como plazo que debe transcurrir antes de vacunarse un menor de 65 años desde que se contagió, la información gubernamental oficial sobre covid en Moncloa, especifica claramente que los que ya hayan pasado la enfermedad deben vacunarse y establece un plazo recomendado mínimo tras la vacunación de 4-8 semanas, en línea con lo debatido en el Consejo Interterritorial de Salud.


"Las personas menores de 65 años que han pasado la infección pueden vacunarse a partir de las 4-8 semanas con una sola dosis de vacuna. En personas mayores de 65 años se esperará a que se recuperen y terminen el periodo de aislamiento y se administrará la pauta completa .No se recomienda la realización de pruebas serológicas antes o después de la vacunación", afirma la información gubernamental, actualizada a 25 de agosto.


Respecto a los que han pasado la enfermedad pero tienen más de 65 años la estrategia de vacunación de junio ya establecía que no habría que esperar seis meses desde el contagio para vacunarse sino sólo el periodo de aislamiento o curación y que en lugar de una única dosis se administrarían las dos dosis de la vacuna para la inmunización completa.


La repesca de los no vacunados por haberse contagiado previamente no es una cuestión baladí si se aspira a alcanzar el 90% de vacunados y se tiene en cuenta que sólo en los últimos seis meses ha han producido 1,7 millones de nuevos casos de covid en España, el equivalente, grosso modo, al 3,6% de la población.


Origen de la información: