30/08/2021
Actualidad

Unos 236.000 europeos podrían morir por COVID-19 en los próximos cuatro meses, según la OMS

Institución - Fuente: immedicohospitalario.es
Tipo de documento: Noticia

Más de 30 Estados miembros han informado de un aumento superior al 10% en la incidencia de casos en 14 días. Esta alta transmisión es profundamente preocupante para los responsables de OMS/Europa.


El director regional de la OMS/Europa, Dr. Hans Henri P. Kluge, ha ofrecido un balance de la situación en Europa por la pandemia de COVID-19, alertando del incremento de casos y de la probabilidad de que unas 236.000 personas fallezcan por el coronavirus en los próximos cuatro meses. "Tenemos 64 millones de casos confirmados y 1,3 millones de muertes. Más de 30 Estados miembros han informado de un aumento superior al 10% en la incidencia de casos en 14 días. Esta alta transmisión es profundamente preocupante, en particular a la luz de la baja tasa de vacunación en poblaciones prioritarias en varios países".


En aproximadamente ocho meses, se han administrado cerca de 850 millones de dosis, y casi la mitad de la población europea está completamente vacunada. Sin embargo, en las últimas seis semanas, la aceptación de la vacunación en la Región se ha ralentizado, influenciada por la falta de acceso a las vacunas en algunos países y la falta de aceptación de las vacunas en otros. "Al día de hoy, solo el 6% de las personas de los países de ingresos bajos y medianos bajos de nuestra Región han completado una serie de vacunación completa", indicó Henri P. Kluge.


Si bien casi 3 de cada 4 trabajadores de la salud en la Región europea han completado una serie completa de vacunas COVID-19, hay países que solo han logrado vacunar a 1 de cada 10 profesionales de la salud, según datos de la OMS.


Su responsable europeo, ha subrayado "la clara necesidad de aumentar la producción, compartir dosis y mejorar el acceso a las vacunas de los Estados Miembros para que puedan ofrecer una serie completa de vacunaciones a las poblaciones. Todos, en todas partes, deberían tener derecho a recibir el curso completo".


Asimismo, considera que el estancamiento en la adopción de vacunas "es motivo de grave preocupación. Ahora que las medidas sociales y de salud pública se están relajando en muchos países, la aceptación de la vacunación por parte del público es crucial si queremos evitar una mayor transmisión, una enfermedad más grave, un aumento de las muertes y un mayor riesgo de que surjan nuevas variantes de preocupación".


Origen de la información: