14/09/2021
Actualidad

La vacuna de covid en trasplantados de médula ósea induce alta tasa de inmunidad humoral

Institución - Fuente: diariomedico.com
Tipo de documento: Noticia

La vacuna de ARNm eleva los anticuerpos en la mayoría de trasplantados de médula ósea, preferentemente, si recibieron el injerto al año.


La vacuna contra la covid-19 obtiene una respuesta humoral favorable en pacientes que han recibido un trasplante de células madre hematopoyéticas alogénico. Un nuevo estudio que se publica hoy en JAMA Network Open aporta resultados optimistas sobre la eficacia de las vacunas en este colectivo de especial vulnerabilidad ante la infección por el coronavirus.


Un grupo de hematólogos del Hospital Universitario de Nantes, en Francia, estudiaron la respuesta inmunitaria humoral de 117 receptores de trasplante de médula ósea tras recibir dos dosis de la vacuna de ARNm BNT162b2 (de Pfizer-BioNTech).


Habían pasado al menos tres meses desde el trasplante y ninguno presentaba enfermedad de injerto contra receptor.


"A pesar de las limitaciones inherentes a un análisis observacional y del hecho de que la cohorte era pequeña y de un solo centro, este estudio encontró una alta tasa de respuesta, del 83% en esta cohorte de receptores de HSCT [trasplante de células madre hematopoyéticas] alogénico después de 2 dosis de la vacuna BNT162b2. Es de destacar que el 62% de los pacientes alcanzaron el título de IgG más alto también alcanzado por una cohorte sana concomitante. Esto es mucho más que la tasa de seroconversión del 54% que se ha informado después de 2 dosis en receptores de trasplante de órgano sólido y se compara favorablemente con los datos obtenidos en pacientes tratados por tumores sólidos, para quienes se obtuvo una tasa de respuesta del 95% después de la segunda dosis", escriben los autores, con la hematóloga Amandine Le Bourgeois, como primera firmante.


Después de la segunda dosis, el 83% de los participantes fueron seropositivos. Se observaron títulos de anticuerpos de unión IgG por encima del límite superior de cuantificación (250 AU/ml) en el 3,4% de los participantes tras la primera dosis, cifra que ascendió al 61,5% después de la segunda.


Como se ha constatado en la población general, el haber superado la covid-19 favoreció la inmunidad. Así, cuatro pacientes que habían pasado previamente la infección por SARS-CoV-2 desarrollaron títulos superiores a 250 AU/ml.


Aquellos pacientes vacunados durante el año posterior al trasplante y los que presentaban linfopenia registraron respuestas y títulos absolutos más bajos.


Los autores reconocen que esta respuesta evaluada en la investigación "es solo un marcador de inmunidad", y los receptores de trasplante de médula ósea alogénico "probablemente tendrán diferencias en la reactividad de las células T que deben explorarse".


Con todo, son datos que coinciden con resultados de otros trabajos que van en la misma línea. En un estudio israelí similar, en 57 receptores de trasplante hematológico o que habían sido tratados con terapia CAR-T, se observó una seroconversión en el 75% de los pacientes vacunados con dos dosis de la inmunización de ARNm, con títulos medios de 178 AU/ml. Al igual que en el trabajo francés, la mayoría de los vacunados habían recibido sus tratamientos hacía un año.


En ese trabajo, los investigadores también demostraron una asociación positiva entre la seroconversión y recuentos más altos de células B CD19 + (no de células T CD4 +).