3/11/2021
Actualidad

Países Bajos reintroduce la distancia social, las mascarillas y refuerza el pase covid tras el aumento de contagios

Institución - Fuente: 20minutos.es
Tipo de documento: Noticia

El Gobierno neerlandés anunció hoy la reintroducción de la distancia social en Países Bajos "como una regla básica" y el refuerzo del uso del pase covid en la vida social, en un intento de frenar el rápido aumento de los contagios y de la presión hospitalaria.


El primer ministro neerlandés en funciones, Mark Rutte, subrayó la "dificultad" que supone volver a imponer restricciones por la pandemia y anunció que la distancia social de 1,5 metros "vuelve a estar en vigor", con la recuperación de reglas como el teletrabajo al menos la mitad del tiempo y el requerimiento del pase covid en más lugares a partir del próximo día 6.


Los neerlandeses tendrán que mostrar un código QR válido para sentarse en las terrazas al aire libre, acceder a los museos, las piscinas, los gimnasios y otros lugares cerrados de acceso al público, que se suman a la hostelería, el ocio nocturno y los eventos musicales y culturales, donde ya se exige el pase covid.


Las mascarillas, ahora solo necesarias dentro del transporte público, vuelven a ser obligatorias en los comercios, las estaciones de tren, pasillos de los colegios, edificios gubernamentales y en las profesiones de contacto, como las peluquerías y los masajistas.


El ministro en funciones de Sanidad, Hugo de Jonge, explicó que las medidas buscan reducir la presión hospitalaria y recordó que la mayoría de los pacientes con covid-19 ingresados no están vacunados, y muchos de ellos "no estarían" en el hospital si hubiesen recibido las vacunas que se les ofrecieron.


"Me gustaría que os lo volvierais a plantear si no estáis vacunados", instó el ministro, que recordó que "estar sano" no significa que los que nos rodean también lo están y vacunarse es proteger "a tus seres queridos".


También confirmó que seguirá la recomendación hecha hoy por el Consejo de Salud, que consideró necesaria una dosis de refuerzo para las personas mayores de 60 años, empezando en diciembre por los mayores de 80 años, a los que seguirán aquellos que se encuentran en residencias de ancianos.


El ministro adelantó que "eventualmente" las personas menores de 60 años con un sistema inmunitario sano también podrían recibir una vacuna de refuerzo, aunque todavía no se ha tomado una decisión concreta en este sentido.