18/08/2021
Actualidad

Estudio español revela que los bebés amamantados por madres vacunadas estarían protegidos del Covid

Institución - Fuente: consalud.es
Tipo de documento: Noticia

El Dr. Vicens Díaz de Brito, uno de los autores a cargo del estudio LacCOVID, asegura para este medio que "la vacunación es segura" y "transmite anticuerpos específicos contra el coronavirus" a través de la leche materna.


"La leche materna es mucho más que un alimento", es una de las afirmaciones más repetidas por pediatras y matronas. La ciencia ha revelado que la leche materna no es solo proteínas, azúcares y grasas, sino que contiene hormonas, células vivas y anticuerpos.


En estos últimos se centra el estudio LacCOVID, realizado en el Parc Sanitari Sant Joan de Déu. ¿El objetivo de la investigación? Cuantificar los anticuerpos transmitidos a través de la leche materna en madres vacunadas contra la Covid-19.


En palabras del jefe de Servicio de Enfermedades Infecciosas del centro y uno de los médicos a cargo del estudio, el Dr. Vicens Díaz de Brito, el trabajo ha demostrado "que la vacunación con Pfizer-BioNTech es segura durante el período de lactancia y que, además, transmite anticuerpos a la leche materna".


Con todo, comenta para ConSalud.es, aún se desconoce "cuál es el valor necesario de anticuerpos en la leche materna, pero los datos publicados sugieren que, tal y como sucede con otras enfermedades infecciosas o con otras vacunas, los bebés amamantados por mujeres vacunadas podrían estar protegidos frente a la Covid-19, al menos mientras dure el período de lactancia".


Para esta investigación, desde el Parc Sanitari Sant Joan de Déu se recogieron muestras de suero y leche materna de 33 madres mayores de 18 años vacunadas contra la Covid-19 con el suero de la farmacéutica alemana. Las muestras de cada madre se tomaron en tres periodos diferentes: la primera, a las dos semanas de haber recibido la primera dosis; la segunda, dos semanas después de haber completado la pauta de vacunación con la segunda inyección; y la tercera y última, una vez pasadas cuatro semanas desde que se inoculara la segunda dosis del suero.


Todas las lactantes habían dado a luz, de media, hacía 17,5 meses y ninguna había pasado la enfermedad con anterioridad, ni durante el estudio. La edad media de las madres era de 37,4 años.


Según explica el estudio, publicado en la revista Jama Network Open, "la mediana (rango intercuartílico) de los niveles de IgG (S1) para los pares suero-leche en cada punto de tiempo fue de 519 (234-937) a 1 (0-2,9) unidades arbitrarias (AU) por ml para el punto de tiempo 1, 18 644 (9923- 29264) a 78 (33,7-128) AU / mL para el punto de tiempo 2, y 12478 (6870-20 801) a 50,4 (24,3-104) AU / mL para el punto de tiempo 3. El coeficiente de correlación de Pearson entre la leche materna y los niveles séricos de IgG (S1) fue de 0,7".


En palabras más sencillas, los hallazgos de la investigación sugieren que, la leche materna presenta anticuerpos específicos contra el coronavirus, que aumentan una vez completada la pauta de vacunación. Con todo, debido al "pequeño tamaño de muestra", aún "queda por determinar si los niveles de anticuerpos en la leche materna disminuyen o se estabilizan después de la vacunación" o si sucedería lo mismo con otras vacunas Covid.