24/08/2021
Actualidad

El dilema de la tercera dosis

Institución - Fuente: diariomedico.com
Tipo de documento: Noticia

Sanidad se mantiene a la espera de la postura que fije la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).


Expertos en salud pública insisten en que la prioridad principal es conseguir la inmunidad del 90% de la población antes de empezar con el tercer inyectable. La OMS reclama retrasar la administración de terceras dosis, al menos hasta que se haya alcanzado una buena cobertura vacunal global.


¿Es necesaria una tercera dosis de vacuna contra el Covid-19? ¿Hace falta un refuerzo para estar protegido frente al coronavirus? Sin que haya terminado aún la primera campaña vacunal, el debate sobre la idoneidad de un tercer pinchazo está de nuevo sobre la mesa, con voces a favor y en contra de la medida. Mientras que algunos países, como Israel, ya han comenzado a revacunar a sus ciudadanos, organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) reclaman retrasar la administración de terceras dosis, al menos hasta que se haya alcanzado una buena cobertura vacunal con la pauta establecida a escala global.


Ayer se pronunció al respecto el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien recordó que en algunos países las tasas de inmunización se sitúan en torno al "1% o 2% de la población".


Durante una visita a Budapest, Tedros pidió incrementar las donaciones de vacunas a las naciones donde la vacunación todavía es testimonial y recordó que la amenaza es universal. Si las tasas de vacunación no aumentan en todo el mundo, insistió, crecerá también el riesgo de que se desarrollen nuevas variantes del SARS-CoV-2, con el consiguiente peligro que eso supone. Actualmente, más del 80% de las vacunas se han distribuido en países con recursos altos y medios.


Por otro lado, Tedros indicó que todavía no hay evidencias científicas claras sobre la efectividad de una tercera dosis de vacuna (la pauta aprobada actualmente para los productos de Pfizer y Moderna es de dos dosis) contra el Covid.


Pese a que ese debate no se ha resuelto, varios países han decidido arrancar sus propias campañas de revacunación. Es el caso de Israel, donde los mayores de 40 años podrán recibir la dosis en cuestión. El primer ministro israelí, Naftali Benet, de 49 años, fue uno de los primeros en vacunarse con el inyectable de refuerzo. Ya son más de 1,2 millones de ciudadanos israelíes inmunizados con los tres pinchazos. Cabe recordar que en los últimos días, el país afronta una cuarta ola de contagios debido a la variante delta. Se están registrando unos 8.000 nuevos casos diarios, un récord desde enero.


También Hungría ha empezado ya a distribuir terceras dosis de vacunas. Según sus planes, son candidatos a la administración de una dosis de recuerdo quienes hayan recibido la pauta completa al menos cuatro meses atrás.


La semana pasada, Estados Unidos anunció que a partir de septiembre, y debido al incremento de la variante delta, también comenzará a administrar una tercera dosis de la vacuna antiCovid. La recomendación estará dirigida a quienes estén vacunados con Pfizer-BioNTech y Moderna y estará disponible para los estadounidenses que hayan recibido su segunda dosis ocho meses atrás. Mientras se evalúa esta iniciativa, la Agencia estadounidense del Medicamento (FDA) autorizó una dosis adicional a las personas inmunodeprimidas al menos 28 días después de completar la pauta. Por ejemplo: pacientes trasplantados, con VIH o con cáncer, entre otros.


Mientras tanto, en España no se ha tomado una decisión sobre la tercera dosis de la vacuna. Sanidad se mantiene a la espera de la postura que fije la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).