16/10/2021
Actualidad

La cifra de afectados por la “Covid persistente” es mucho mayor de la esperada

Institución - Fuente: consalud.es
Tipo de documento: Noticia

Una revisión de estudios revela que más del 50% de las personas que superan la Covid-19, continúan manifestando síntomas persistentes, tanto físicos como psicológicos, que afectan a su vida.


Los responsables de la investigación piden, con sus hallazgos en la mano, que los sistemas sanitarios y gobiernos se planifiquen ahora y destinen recursos al que puede convertirse en el próximo gran problema de salud pública a nivel global.


La creciente evidencia científica relativa al SARS-CoV-2 se focaliza cada vez más en las secuelas derivadas de la Covid-19 y los posibles síntomas persistentes tras superar la infección. El pasado 11 de octubre la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicaba la primera definición clínica oficial de la enfermedad "pos-COVID-19", conocida como "Covid-19 persistente", acordada tras una consulta global con el objetivo de facilitar el tratamiento de los enfermos.


"La afección pos-Covid-19 se produce en individuos con antecedentes de infección probable o confirmada por el SARS-CoV-2, generalmente tres meses después de la aparición de la Covid-19 con síntomas que duran al menos dos meses y que no pueden explicarse por un diagnóstico alternativo. Los síntomas más comunes son la fatiga, la dificultad para respirar y la disfunción cognitiva, pero también se pueden dar otros síntomas que suelen repercutir en el funcionamiento cotidiano del enfermo. Los síntomas pueden ser de nueva aparición, tras la recuperación inicial de un episodio agudo de Covid-19, o pueden persistir desde el inicio de la enfermedad. Los síntomas también pueden fluctuar o puede haber recaídas con el tiempo. Para los niños, puede ser aplicable otra definición", define la agencia de la ONU.


Diversos estudios han centrado sus esfuerzos en determinar cuántas personas de entre las que superan la Covid-19 desarrollan Covid persistente. Las cifras se mueven dentro de un amplio abanico de porcentajes, y algunas investigaciones señalan que no solo afecta a aquellos que cursan la enfermedad de forma moderad y/o grave, sino que también puede aparecer en aquellos con infección leve e incluso asintomática.


En este contexto ponemos el foco en una reciente investigación realizada por el Penn State College of Medicine. De acuerdo con sus conclusiones, más de la mitad de los 236 millones de personas diagnosticadas con Covid-19 desde diciembre de 2019 experimentarán síntomas posteriores y persistentes de la enfermedad hasta seis meses después de la recuperación. Un dato con el que advierten a los gobiernos y sistemas sanitarios de la necesidad de prepararse ante la gran cantidad de personas que necesitarán atención médica ante estos síntomas que son tanto físicos como psicológicos.


Los responsables del estudio han realizado una revisión sistemática de 57 informes que aglutinan datos de 250.351 adultos y niños no vacunados diagnosticados con Covid-19 entre diciembre de 2019 y marzo de 2021. De estos, el 79% requirió ingreso hospitalario, la mayoría vivía en países de altos ingresos y la media de edad era de 54 años (56% hombres). Los investigadores analizaron la salud de los pacientes en diferentes intervalos: un mes, entre dos y cinco meses y más de seis meses desde que se recuperaron de la infección.