11/09/2021
Actualidad

Uno de cada siete niños sufre Long Covid tres meses después de infectarse

Institución - Fuente: redaccionmedica.com
Tipo de documento: Noticia

Los síntomas persistentes más comunes informados son dolores de cabeza y cansancio.


Un gran estudio llamado Children and Young People with Long Covid (Clock), financiado por el Instituto Nacional de Investigación en Salud e Innovación del Reino Unido, ha evidenciado que uno de cada siete niños y adolescentes de 11 a 17 años que contrajeron el SARS-CoV-2 siguen sufriendo síntomas persistentes tres meses después del contagio. Los síntomas más comunes informados fueron dolores de cabeza y cansancio.


Los investigadores se pusieron en contacto con jóvenes de la base de datos de resultados de las pruebas en poder de Public Health England de enero a marzo de 2021. Enviaron cuestionarios a 220.000 jóvenes en Inglaterra y recibieron 17.000 respuestas.


El análisis preliminar incluyó a 3.065 jóvenes que habían dado positivo por SARS-CoV-2 y una cohorte emparejada de 3.739 que habían dado negativo. Ambos grupos completaron cuestionarios detallados tres meses después de su prueba.


Los investigadores encontraron que 15 semanas después de su prueba de PCR, el 66,5 por ciento de las personas que dieron positivo y el 53,3 por ciento de las que dieron negativo tenían uno o más síntomas.


Aproximadamente el 30 por ciento de los que dieron positivo por Covid-19 tenían tres o más síntomas, en comparación con el 16 por ciento de los que dieron negativo. Esto permitió a los investigadores concluir que el 14 por ciento de las personas que dan positivo en la prueba de Covid tienen síntomas persistentes. Los síntomas más comunes informados fueron dolores de cabeza y cansancio.


El alto número de jóvenes que dieron resultados negativos y reportaron síntomas a las 15 semanas puede explicarse porque el cansancio es común en este grupo de edad en general y el período de la encuesta coincide con el regreso de la escuela después del cierre y un probable aumento de infecciones que no estén vinculadas al Covid.


Roz Shafran, coautora del estudio del Instituto de Salud Infantil Great Ormond Street de la UCL, explica que "nuestro estudio muestra la importancia de tener un grupo de comparación para que los síntomas duraderos del Covid-19 no se confundan con una mala salud no relacionada con el coronavirus. Sin un grupo de control de jóvenes, nuestros hallazgos no serían interpretables ".


Una limitación del estudio es que la tasa de respuesta fue solo del 13,5 por ciento. Los investigadores dicen que si este 13 por ciento es representativo de todos los jóvenes de 11 a 17 años que dieron positivo, 32.000 en toda Inglaterra todavía tendrían tres o más síntomas físicos tres meses después. Sin embargo, si solo los adolescentes que respondieron a la encuesta tuvieran algún problema persistente y aquellos que optaron por no responder se hubieran recuperado por completo, esto significaría 4.000 casos de Covid prolongado. Estas cifras están por encima del nivel de fondo de los síntomas experimentados por el grupo de control de la prueba negativa.


El Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización (JCVI) del Reino Unido está decidiendo actualmente si extender la vacunación contra el coronavirus a todos los jóvenes de 12 a 15 años.


En este contexto, Liz Whittaker, profesora clínica principal de inmunología y enfermedades infecciosas pediátricas en el Imperial College de Londres, concluye que "en este momento no está claro si la vacunación evitará el Covid prolongado, y el JCVI basará su decisión en el riesgo de enfermedad grave y la riesgo de la vacuna".