9/09/2021
Actualidad

Tercera dosis en trasplantados hematológicos: los anticuerpos marcarán quién lo necesita

Institución - Fuente: diariomedico.com
Tipo de documento: Noticia

Los hematólogos aclaran que no todos los pacientes con un trasplante hematopoyético necesitarán una dosis adicional.


Una vez encendida la luz verde para inocular la dosis adicional a aquellas personas que, por su situación particular, no desarrollan una protección adecuada con la pauta normal de vacunación, los especialistas empiezan a proponer estrategias para acotar este campo.


Es el caso de los hematólogos, a través de sus grupos científicos están estudiando el nivel de anticuerpos alcanzado tras la vacunación con las dos dosis de los pacientes con enfermedades malignas hematológicas. Según datos de un estudio realizado por el Grupo Español de Trasplante Hematopoyético (GETH), de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), muchos de los pacientes con enfermedad hematológica maligna o que han sido tratados por ella, han desarrollado una respuesta inmune adecuada medida con anticuerpos, si bien alrededor de un 40-50% no lo habrán hecho.


En el caso concreto de los linfomas, María Dolores Caballero, presidenta de la Fundación del Grupo Español de Linfomas (GELTAMO), ha expuesto en una convocatoria de la SEHH ante los medios de comunicación con motivo del próximo Día Mundial del Linfoma (el 15 de septiembre), que "a priori, los pacientes con linfoma deberían recibir la tercera dosis, excepto aquellos cuya respuesta inmunitaria no esté afectada, lo que puede ocurrir en pacientes con trasplante de médula ósea. Es probable que haya enfermos que recibieron un trasplante hematopoyético desde hace cierto tiempo que no necesiten la tercera dosis; asimismo habrá pacientes con hemopatías mieloides –neoplasias hematológicas no linfoides- que tampoco la necesiten".


En este sentido, Caballero ha abundado que, según las evidencias que están recopilando desde la GETH, de la mano de investigadores como el hematólogo José Luis Piñana, el trasplante de progenitores hematológicos no es un problema en sí mismo para alcanzar la protección que ofrece la vacuna frente a la covid-19. A modo de ejemplo, Caballero ha expuesto que "un paciente con linfoma folicular que haya recibido un trasplante autólogo hace más de un año no tiene por qué necesitar una tercera dosis, pues puede que haya alcanzado un nivel de anticuerpos suficiente. Sin embargo, un enfermo con este tipo de linfoma que en principio tiene un mejor pronóstico y no ha necesitado el trasplante, pero está recibiendo un tratamiento o lo acaba de recibir, quizá no sea capaz de generar los anticuerpos necesarios con las dos dosis de la vacuna".


La especialista del Hospital Universitario de Salamanca ha recordado que "con todas las limitaciones de la determinación serológica como parámetro absolutamente equivalente de la inmunidad frente a covid-19 –pues los linfocitos también inducen inmunidad- la recomendación desde Hematología es que se seleccione a los pacientes para tercera vacuna basándose en la respuesta serológica a las dos dosis".


Ampliación de la información: