10/09/2021
Actualidad

Países 'en jaque' frente a la relajación de medidas: así actúa Europa en la lucha contra la Covid-19

Institución - Fuente: consalud.es
Tipo de documento: Noticia

Desde ConSalud.es hacemos un repaso de la situación epidemiológica que vive Europa en el inicio de un nuevo curso político, con la variante Delta como protagonista.


La manida 'nueva normalidad' es ese periodo que, cuando parece que se sitúa al alcance de la mano, un inédito golpe de la COVID-19 vuelve a borrar todas las esperanzas. En España hemos sido testigos de ello: si la situación epidemiológica nos ha conducido a una etapa sosegada, poco después hemos tenido que lidiar con una nueva ola que aumenta la incidencia vírica entre los ciudadanos, genera un incremento de ingresos en las unidades de cuidados intensivos (UCI) y, por desgracia, se incrementa la mortalidad.


Sin embargo, esta tendencia no es exclusiva en nuestro país. Los países europeos también llevan cerca de dos años haciendo frente a situaciones insólitas, en las que la normalidad previa a la pandemia brilla por su ausencia y donde se ven obligados a tomar medidas drásticas para frenar la incidencia del SARS-CoV-2. En las líneas sucesivas hacemos un repaso de la situación epidemiológica que vive Europa en el inicio de un nuevo curso político, con la variante Delta como protagonista.


ALEMANIA: Esta misma semana, las autoridades sanitarias de Alemania han advertido a la población: una cuarta ola de la pandemia de SARS-CoV-2 puede adquirir un "desarrollo fulminante" en el mes de octubre si no se consigue avanzar en inmunización global de sus ciudadanos, haciendo un llamamiento a aquellos individuos que, todavía, no han recibido la vacuna.


"Si no conseguimos aumentar de manera drástica la vacunación, la cuarta ola puede adquirir un desarrollo fulminante", ha expresado Lothar Wieler, presidente del Instituto Robert Koch (RKI) de Virología, la entidad de referencia para el seguimiento de la pandemia en el país alemán.


Hay que apuntar que Alemania recomienda una dosis adicional a la población más vulnerable (severamente inmunodeprimida) a partir de septiembre y a los que recibieron pauta homóloga con Vaxzevria o vacuna de Janssen, al menos 6 meses después de haber completado la vacunación.


FRANCIA: Este jueves, la presión hospitalaria en Francia ha revelado una mejora de sus datos epidemiológicos, con ligeros descensos en las cifras de ingresados y de pacientes en UCI. Así, el número de personas hospitalizadas es de 10.323 (115 menos que ayer), de los cuáles 2.195 están ingresados en intensivos (un descenso de 29), tal y como exponen los datos publicados por las autoridades sanitarias.


Hay que recordar que el país recomienda una tercera dosis en pacientes con inmunosupresión, cuatro semanas después de la segunda dosis y a partir de septiembre a personas más ancianas y frágiles. Una dosis de refuerzo a los mayores de 65 años, así como con comorbilidades, seis meses después de la vacunación completa.


Francia ha administrado una tercera dosis de la vacuna contra la COVID a "cerca de 400.000 personas" desde que se inició a comienzos de mes la campaña para reforzar la inmunidad de los mayores de 65 años y de otras personas con enfermedades que entrañan un riesgo.


ITALIA: El Gobierno italiano ha aprobado este jueves una leve ampliación en el uso del denominado 'green pass', de tal forma que también el personal no docente de centros educativos y el conjunto de los trabajadores de residencias de mayores estén obligados a presentar un documento que acredite que han recibido la vacuna contra la COVID-19 o han dado negativo en una prueba reciente.


Este 'pasaporte COVID' ha generado división en el seno del Ejecutivo que encabeza Mario Draghi, así como protestas en la calle, después de que a principios de agosto se estableciese su obligatoriedad para acudir a restaurantes, entrar a museos o viajar por aire o tren.


Draghi entiende que es necesario adoptar este tipo de enfoques para contener el virus e, incluso, llegó a plantear la posibilidad de hacer obligatoria la vacunación para terminar de doblegar la pandemia de COVID-19. El Gobierno espera tomar una decisión sobre esta cuestión en las próximas semanas.


PORTUGAL: El uso de mascarilla en las calles de Portugal dejará de ser obligatorio a partir del próximo lunes. Los portugueses llevan usando la mascarilla en exteriores desde finales de octubre de 2020 y las autoridades no han presentado ninguna prórroga de esta medida de la pandemia del coronavirus.


La Dirección General de Salud (DGS) se ha mostrado a favor del fin de la medida de prevención, si bien sigue recomendando su uso en determinadas situaciones donde el riesgo de contagio por la COVID-19 se incrementa. Aglomeraciones sociales o los recreos de los colegios son algunas de estas circunstancias.


"Cada uno debe seguir llevando encima una mascarilla y, en caso de necesidad, debe colocársela", ha sostenido la directora general de Salud, Graça Freitas. No obstante, desde la Asociación Nacional de Médicos de Salud Pública han criticado la medida y han expresado que sería "conveniente" que la mascarilla en vía pública siga siendo obligatoria.


Origen de la información: