1/09/2021
Actualidad

Diez mil trabajadores sanitarios sin vacunar podrán perder su trabajo en Grecia

Institución - Fuente: abc.es
Tipo de documento: Noticia

Este miércoles se aplica la medida de la vacunación obligatoria. El plazo que tendrán los sanitarios para inmunizarse y recuperar el empleo será de tres meses.


Esta mañana ha comenzado la aplicación de la medida que obliga a todo trabajador sanitario en el sector público y privado a estar vacunado, al menos de la primera dosis, contra el Covid-19. Todos los griegos mayores de 18 años tienen acceso a todas las vacunas aprobadas por la Unión Europea y pueden elegir la que quieren. Pero a partir de hoy los sanitarios que no estaban vacunados (o que puedan demostrar que pasaron el covid en los últimos seis meses), se calcula que unos diez mil, deberán traer un certificado de vacunación. De otra forma, no podrán acudir a trabajar ni cobrarán su sueldo mensual. Eso no significa que pierdan su trabajo si forman parte del sector público ya que en el sector privado podrán ser despedidos en el futuro. Todos tienen tres meses para vacunarse y recuperar su empleo y sueldo.


En todo caso, las autoridades permiten contrataciones de nuevo personal sanitario por tres meses, para paliar los posibles problemas prácticos que representará la falta de este personal no vacunado y no excluyen una movilidad del personal de centros de salud a hospitales o una colaboración con el sector sanitario privado de necesitarse.


La medida, anunciada en el mes de julio y votada en el parlamento el día 22 del mismo, no sorprende a nadie. En ese mes se supo que de los médicos del sistema sanitario público estaba vacunado el 86 por ciento y el 91 por ciento en el privado, mientras que en el resto del personal sanitario el 69 por ciento del sector público y el 73 por ciento del privado.


Se sabe que ahora son muchos más: la mayoría de los hospitales y centros de Atenas tienen a más del 95 por ciento de los médicos y más del 80 por ciento del personal sanitario restante vacunados, pero no parece que ocurra lo mismo en otras provincias. Mijalis Yanákos, presidente de la Federación Panhelénica de Trabajadores en los hospitales públicos (POEDIN, por sus siglas en griego), habla de posibles huelgas, pero considera que al menos 2.000 trabajadores ya tienen cita para vacunarse y espera que el gobierno permita una «prórroga informal» para que se vacunen más (sin perder su sueldo). Dentro de dos días se tendrán los números exactos.


El nuevo ministro de Sanidad Thanos Plevris recordó ayer en su toma de posesión que no hay castigo para quien no quiera vacunarse, pero un paciente de cáncer tiene derecho a no ser tratado por el personal que no esté inmunizado. Plevris es un diputado conservador que antes lo había sido de un partido populista de derecha, LAOS, y aunque es abogado de profesión ha seguido los temas de sanidad de cerca, siendo el tema de su doctorado, «la responsabilidad penal en el ejercicio de la medicina». Al provenir de un sector ultraconservador, del que forman parte muchos negacionistas, así como buen conocedor de las leyes, se considera que podrá afrontar este nuevo frente.


Por su parte Asimina (Mina) Gágas, la Viceministra de Sanidad y hasta ayer neumóloga en activo en uno de los hospitales Covid más importantes de Atenas, el Sotirías así como presidente del Comité Científico contra la pandemia conoce bien el tema. Su lucha a diario contra el covid y su conocimiento de la labor hospitalaria hace que su opinión sea muy respetada: ha insistido en la importancia de vacunarse, recordando que esta pandemia no ha terminado.


Ampliación de la información: