4/09/2021
Actualidad

Cierran un local en Orihuela donde había 100 personas bailando sin mascarilla

Institución - Fuente: elindependiente.com
Tipo de documento: Noticia

El Ayuntamiento alicantino de Orihuela ha procedido al cierre provisional de un establecimiento ubicado en la pedanía de La Aparecida por incumplimiento de las medidas sanitarias contra el coronavirus, en el que entre otras cuestiones se detectó la presencia de un centenar de personas bailando y sin mascarilla.


Los motivos del cierre, decidido por la Concejalía de Urbanismo en colaboración con la de Seguridad Ciudadana, han sido el ejercicio de actividades sin contar con la licencia de apertura y el incumplimiento del horario de cierre y de las medidas en materia de salud pública por el coronavirus.


Según han informado este sábado fuentes municipales, la Policía Local, ante la denuncia de unos vecinos, se personó a las 4:00 horas del pasado 29 de agosto en el local, donde los agentes comprobaron que se estaba celebrando un evento y contaron en el aparcamiento y alrededores unos cincuenta vehículos.


Una vez en el interior, se encontraron con un centenar de personas bailando, consumiendo bebidas en barras e incumpliendo la normativa covid, pues nadie de los presentes estaba haciendo uso de la mascarilla.


Los agentes informaron al propietario, en repetidas ocasiones, de que se estaba produciendo un incumplimiento grave entre otras de las normas sanitarias vigentes, y tras varios desencuentros con él se desalojó el local.


Al propietario se le requirió que presentase a la Policía Local la documentación relativa a la actividad de apertura y seguro de responsabilidad civil, entre otros documentos, pero no lo hizo, por lo que la patrulla levantó un acta-denuncia y abandonó el lugar.


No obstante, sobre las 5.45 horas se volvieron a recibir quejas vecinales sobre el mismo local explicando que el volumen de música volvía a estar muy elevado, por lo que se desplazó de nuevo la Policía Local de Orihuela, acompañada de la Policía Nacional.


Una vez allí comprobaron que el volumen estaba muy alto y solo había unas cuantas personas en el interior recogiendo, momento en el que apareció el dueño del local y, tras un nuevo desencuentro, se procedió a detenerle como autor de un presunto delito de atentado contra un agente de la autoridad.


Origen de la información: