1/10/2021
Actualidad

No utilizar la mascarilla en entornos escolares incrementa notablemente las tasas de infección

Institución - Fuente: consalud.es
Tipo de documento: Noticia

El uso de mascarillas en entornos escolares, en combinación con otras estrategias de prevención como la vacunación, es fundamental para reducir la propagación de la Covid-19.


El uso correcto y constante de las mascarillas es una medida crítica para prevenir la transmisión de la Covid-19. Esta es una máxima demostrada por una amplia evidencia científica y, a pesar de esto, todavía son muchos los que cuestionan el papel que han jugado y juegan en el control de la pandemia. En este punto ponemos el foco en su empleo en el ámbito escolar como mecanismo no solo para evitar que los menores se infecten sino para evitar que otros lo hagan. Especialmente si tenemos en cuenta que los menores de 12 años son el grupo para el que todavía no se ha establecido la vacunación.


La eficacia de las mascarillas en el entorno escolar se ha visto reforzada de una forma aún más clara con una reciente investigación hecha pública por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés). Es sabido por todos que los estadounidenses no han mostrado una actitud favorable a la mayoría de las medidas preventivas que han sido necesarias para frenar al coronavirus. Especialmente reacios se han mostrado al uso de las mascarillas y escuelas e institutos no iban a estar exentos de esta situación.


A medida que el curso escolar se ha ido iniciando en todas las zonas del país ha aumentado la preocupación ante una nueva ola de casos motivada, principalmente, por la variante Delta (B.1.621.2, detectada originalmente en India). Cabe señalar que el grueso de la población vacunada en Estados Unidos se ha estancado, especialmente entre los grupos más jóvenes.


Ante este escenario los CDC han analizado los datos relativos al periodo comprendido entre el 1 de julio y el 4 de septiembre de 2021, analizando las diferencias entre las tasas de infecciones pediátricas a nivel condado en escuelas con y sin requisito de utilizar mascarilla. De los 3.142 condados de Estados Unidos seleccionados para la muestra inicial, 520 (16,5%) cumplieron finalmente con los requisitos del estudio.


El cambio promedio de la semana -1 (1 a 7 días antes del inicio de la escuela) a la semana 1 (7 a 13 días después del inicio de la escuela) para aquellos condados en los que sí es obligatorio el uso de mascarilla en entornos escolares (16,32 casos por cada 100.000 niños y adolescentes menores de 18 años) fue de 18,53 casos por 100.000 por día más bajo que el cambio promedio para los condados sin requisitos de mascarilla escolar (34,85 por 100.000 por día).


Según las conclusiones del estudio los condados que no contaban con requisitos para el uso de mascarillas en entornos escolares experimentaron mayores aumentos en las tasas de infección desde el inicio del curso escolar, en comparación con aquellos en los que sí era obligatorio usar mascarillas en las escuelas. La utilización de las mascarillas en entornos escolares, en combinación con otras estrategias de prevención como la vacunación de docentes y profesionales, son fundamentales para reducir la propagación de la Covid-19 en las escuelas concluye el estudio.