17/11/2021
Actualidad

¿Es el pasaporte covid la respuesta a la sexta ola?

Institución - Fuente: diariomedico.com
Tipo de documento: Noticia

Su implantación debe ajustarse a unos límites claros para que obtenga el aval de la justicia y, además, hay voces que se muestran críticas con este instrumento de control.


No es la panacea, pero el pasaporte covid se perfila como el mejor instrumento para el control del virus en esta nueva ola y, de manera especial, para controlar la movilidad de los no vacunados. Sin embargo, su puesta en marcha no es automática y debe responder a unos determinados requisitos para que los tribunales autonómicos, que son los que se encargarán de aprobar su uso, lo autoricen.


Vicente Lomas, jefe de Servicio de Coordinación Jurídica del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) explica ese marco legal que debe observar la exigencia del pasaporte covid.


En primer lugar, aclara que la comunidad autónoma que opte por esta vía debe aprobar "la correspondiente disposición normativa que posteriormente debería ser objeto de ratificación judicial por afectar a derechos fundamentales: como los derechos de intimidad (el usuario tendría que decir si está o no vacunado), igualdad (posible trato discriminatorio frente a aquellos que se han vacunado), y previsiblemente el de protección de datos personales, si el centro procediese al tratamiento de estos datos con la creación de ficheros".


Para concretar estas exigencias, Lomas se fija en la sentencia del Tribunal Supremo que ratificó el uso del pasaporte covid en Galicia. "Ahora bien, hay un matiz muy importante en el caso de Galicia, y es que se trataba de lugares de ocio donde la entrada es voluntaria y donde no se realizan actividades esenciales. Es decir, de centros a los que no se tiene la obligación de acudir, a diferencia de lo que sucedería, por ejemplo, si se pretendiese extender esta medida para poder acudir a un centro sanitario o al puesto de trabajo".


"Por otro lado -continúa el jurista-y para evitar lo que sucedió en Andalucía [el Supremo tumbó la aplicación del pasaporte covid], la Administración sanitaria correspondiente deberá justificar la necesidad de la medida, fijar una duración temporal concreta (no podría autorizarse de forma indefinida y permanente) y una ámbito de aplicación territorial claro, de modo que no podría afectar al conjunto del territorio de una comunidad autónoma de forma general y tampoco podría aplicable a todos los centros (por ejemplo, centros sanitarios)".


Por comunidades autónomas, Galicia cuenta con la autorización judicial para exigir el pasaporte covid en el ocio nocturno y en albergues. También en Baleares está funcionando para controlar el ocio nocturno. A estas comunidades, han manifestado su intención de sumarse Comunidad Valenciana, País Vasco, Castilla y León y Cataluña.


La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, adelantó este martes que su comunidad autónoma iba a exigir el uso del pasaporte covid en los lugares cerrados en los que hay que quitarse la mascarilla, como ocio nocturno, albergues y hostelería, y aplicado por territorios de la comunidad, por indicadores, de forma temporal y proporcional.


El Gobierno vasco también se ha pronunciado en el mismo sentido. Ha anunciado que pedirá el aval del TSJ de País Vasco para el acceso de mayores de 12 años a establecimientos de ocio nocturno, conciertos, restaurantes y en general donde puedan coincidir simultáneamente grupos grandes de personas con aforos autorizados superior a 50 comensales.