19/09/2021
Actualidad

La OMS avisa: "El desigual reparto de vacunas podría enviar al mundo al punto de partida"

Institución - Fuente: as.com
Tipo de documento: Noticia

África se enfrenta a un déficit de 470 millones de vacunas, después de que Covax anunciase que enviará al continente 150 millones menos de las esperadas.


La directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para África, Matshidiso Moeti, ha señalado la "desigualdad y el grave retraso" que está sufriendo el continente africano a la hora de recibir las vacunas contra la COVID-19. Esto amenaza con convertir algunas zonas de África en "caldo de cultivo de variantes resistentes a las vacunas".


Según Moeti, la desigualdad en la distribución de las vacunas en el mundo "podría acabar enviando al mundo entero de vuelta al punto de partida". En la reunión informativa semanal en Brazzaville (República del Congo) Matshidiso Moeti indicó que tan solo el 17% de la población del continente estará vacunada a finales de 2021.


La OMS estableció como objetivo que el 40% de África recibiese la pauta completa de la vacuna contra la COVID-19 a finales de este año, por lo que la cifra final estaría un 23% por debajo de lo esperado. Esto se debe, en parte, a que Covax enviará 150 millones de dosis menos de las acordadas a África.


Y es que el continente se enfrenta a un déficit de 470 millones de vacunas contra el coronavirus: "Se necesitan 470 millones de dosis adicionales para alcanzar el objetivo de fin de año, incluso si se entregan todos los envíos planificados a través de Covax", precisó la OMS en un comunicado.


"África no cumplirá con sus objetivos de vacunación", lamentó Moeti, que también indicó que la desigualdad en la distribución de vacunas no está sucediendo solo en África, pues otros países en vías de desarrollo también afrontan "desafíos".


Moeti también señaló que "las prohibiciones de exportación y el acaparamiento de vacunas causan un estrangulamiento en el suministro de vacunas a África", y que la "enorme brecha en la equidad de las vacunas no se está cerrando con la suficiente rapidez", por lo que "es hora de que los países fabricantes de vacunas abran las puertas y ayuden a proteger a quienes enfrentan el mayor riesgo".