14/6/2022
Actualidad

Un nuevo estudio vincula las hepatitis infantiles de origen desconocido con covid

Institución - Fuente: niusdiario.es
Tipo de documento: Noticia

Investigadores israelíes publican la relación de cinco casos de hepatitis que tuvieron covid.


Los síntomas de los niños se manifestaron semanas después de haber dado positivo en covid.


Los médicos afirman que las hepatitis son desajustes inmunitarios provocados por la covid.


Por qué en pocos meses casi 700 niños de todo el mundo han sufrido hepatitis aguda sigue siendo un misterio. La mayor parte de hipótesis vinculaban esta inflamación del hígado con algún adenovirus, pero no se había dado con la tecla del detonante. Se descartó, eso sí, su relación con las vacunas contra la covid (la mayoría de los casos se ha dado en niños sin vacunar). Ahora un estudio realizado en Israel lo relaciona con la enfermedad pandémica: las hepatitis infantiles agudas de origen desconocido podrían ser un síntoma de covid persistente.


Los investigadores, de diferentes universidades y centros de estudios israelíes, realizaron un estudio retrospectivo de cinco casos de pacientes pediátricos con manifestaciones hepáticas tras haber pasado la covid-19. "Presentamos cinco pacientes pediátricos que se recuperaron de covid y luego presentaron lesión hepática", explican en un artículo publicado en Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition.


Se habla de covid persistente porque la media de tiempo que tardó en aparecer la hepatitis tras el positivo en SARS-CoV-2 fue de 74 días. Sería la explicación a que la mayoría de los niños afectados diese negativo en covid cuando se les realizaron pruebas. Es casi seguro que esta es la razón por la que en su mayoría hemos visto pruebas de PCR negativas de COVID-19 en niños afectados.


De los cinco niños con hepatitis que los doctores han utilizado para el estudio, cuatro estaban diagnosticados de covid leve previamente. Y otro dio positivo en anticuerpos, lo que indica que pasó la covid de forma asintomática. Ninguno de los menores dio positivo en adenovirus.


"Dos lactantes de 3 y 5 meses, previamente sanos, presentaron insuficiencia hepática aguda que progresó rápidamente a trasplante hepático", explican los investigadores. . Su explante de hígado mostró necrosis masiva con proliferación colangiolar e infiltrado linfocítico. Tres niños, dos de 8 años y uno de 13 años, presentaron hepatitis con colestasis. "Para los cinco pacientes, el extenso estudio de etiología para etiologías infecciosas y metabólicas fue negativo", ahondan los médicos.


Los casos son los siguientes:


  1. Un niño de ocho años que tuvo covid en enero de 2021 y necesitó ser ingresado por hepatitis tres meses después, a los 94 días.
  2. Otro menor, de 13 años, que tuvo hepatitis en la fase aguda de la covid. Este adolescente fue dado de alta, aparentemente bien, a los 39 días, pero un mes y medio después (en concreto a los 53 días de su positivo en covid) tuvo que volver al hospital, de nuevo con hepatitis.
  3. Un bebé de tres meses que tuvo una insuficiencia hepática a los 21 días de tener covid.
  4. Otro bebé, esta vez de cinco meses, que ingresó por fallo del hígado, y al que se le hizo una prueba de anticuerpos y dio positivo. Es decir, que había tenido covid de forma asintomática.
  5. Niño de 8 años contagiado de covid en la segunda ola, a finales de 2020, y que tuvo que ser hospitalizado por hepatitis 130 días después.

Los autores consideran que los fallos hepáticos están provocados por una reacción inmunitaria similar al síndrome inflamatorio multisistémico en niños, que ya se había descrito como secuela de la covid y que es una afección en la que diferentes partes del cuerpo pueden inflamarse. También apuntan a que una "desregulación inmunitaria" provocada por el SARS-CoV-2 deja a los niños indefensos ante el ataque de un adenovirus. Es decir, que tras enfrentarse a la covid el cuerpo de los niños queda incapacitado para hacer frente a algún otro virus.


Europa ya contabiliza 402 casos de este tipo de hepatitis infantil de origen desconocido en menores de 16 años, de los que 36 se han producido en España, según los datos a 9 de junio del Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) y la Oficina Regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS).


En concreto, en España, de los 36 casos notificados oficialmente hasta el momento, 21 niños han necesitado hospitalización, tres ingreso en unidad de cuidados intensivos (UCI) y uno trasplante de hígado.