30/10/2021
Actualidad

"Las medidas preventivas del Covid-19 salvan más vidas que un tratamiento"

Institución - Fuente: redaccionmedica.com
Tipo de documento: Noticia

Rafael Ortí responde a las preguntas para el especial 'Lecciones del Covid-19' de Redacción Médica.


La campaña de vacunación frente al Covid en España ha sido un éxito. Algo que Rafael Ortí, presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph), achaca a la profesionalidad de los trabajadores sanitaros: "La Atención Primaria y los servicios de Medicina Preventiva y de Salud Pública han hecho posible la vacunación masiva de 37 millones de personas en un tiempo récord".


De esa manera, Ortí aporta su punto de vista sobre las medidas tomadas durante la pandemia en el 'Lecciones del Covid-19', impulsado por Redacción Médica, un documento que recoge los balances realizados por los principales profesionales del sector sanitario. "Nunca debemos cesar en el empeño de aplicar las medidas preventivas porque son las que de verdad salvan vidas, mucho más que cualquier tratamiento médico o quirúrgico", afirma Ortí.


¿Qué balance hace de la gestión de la pandemia del Covid-19?


Cinco o seis olas pandémicas, cinco millones de infectados, 430.000 ingresos hospitalarios y 95.000 fallecidos, indican que la gestión pudo ser mejor; sobretodo si se compara con la incidencia y mortalidad en países asiáticos que fueron bastante más agresivos en la aplicación de las medidas preventivas. Las presiones económicas, sociales y políticas dificultaron la aplicación de las medidas basadas en la evidencia científica y mediatizaron en exceso la gestión de la pandemia.


¿Cuáles cree usted que han sido los puntos más fuertes de la sanidad española a la hora de hacer frente a la pandemia? ¿Y los débiles?


Una Atención Primaria y unos servicios de Medicina Preventiva y de Salud Pública que estuvieron al borde del abismo pero que, todavía bien organizados y justísimos de recursos humanos y materiales, generaron una barrera clave para limitar la transmisión comunitaria y permitieron la vacunación masiva de 37 millones de españoles en un tiempo récord, fueron clave para la protección de la población.


Entre los puntos débiles cabe destacar la influencia de la presión política y de los lobbys económicos sobre la toma de decisiones sanitarias, lo que afectó a la aplicación de medidas preventivas estrictas, especialmente al principio de la tercera, en la navidad de 2020; y la quinta ola, al inicio del verano de 2021, o, lo que es equivalente, la falta de profesionalización de la gestión.


¿Queda España preparada para afrontar una nueva pandemia de cara al futuro?


En absoluto. El refuerzo Covid-19 desaparecerá pronto y queda por ver qué cambios legislativos, estructurales, organizativos y de recursos se van a hacer. Tenemos ejemplos que van desde la falta de desarrollo de la Ley General de Salud Pública y del Centro Estatal de SP hasta lo más importante: un refuerzo real de la Atención Primaria y de la Medicina Preventiva y Salud Pública.


¿Qué aprendizaje personal le deja a usted la pandemia del Covid-19?


Aunque las medidas preventivas puedan parecer poco importantes, nunca debemos cesar en el empeño de aplicarlas porque son las que de verdad salvan vidas, mucho más que cualquier tratamiento médico o quirúrgico. Trasladada la idea al trabajo diario significa que debemos ser muy agresivos y persistentes en su aplicación, ya que su relajación tendrá un gran coste de oportunidad.