3/09/2021
Actualidad

Guía de la OMS para la vigilancia de las variantes de la COVID-19

Institución - Fuente: elmedicointeractivo.com
Tipo de documento: Noticia

El intercambio rápido de información sobre las secuencias genómicas variantes de la COVID-19 es básico para el control de la pandemia.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó el pasado 9 de agosto el documento Guidance for surveillance of SARS-CoV-2 variants: Interim guidance, una guía para la vigilancia de las variantes de la COVID-19.


El documento quiere describir un conjunto mínimo de actividades de vigilancia recomendadas a nivel nacional para detectar y monitorear la prevalencia de las variantes. Igualmente, quiere esbozar un conjunto de actividades para caracterizar y evaluar el riesgo planteado por las variantes.


En la guía se proporcionan también un conjunto de indicadores para estandarizar el seguimiento y la notificación pública de las variantes en circulación.


El documento está destinado a las autoridades de salud pública. También a las entidades que apoyan la implementación de vigilancia de las variantes de la COVID-19.


La categorización de los riesgos para la salud pública de las variantes de interés (VOIs) y las variantes preocupantes (VOCs) es uno de los puntos clave de la guía. Se dividen en riesgos relacionados con una mayor transmisibilidad; un curso clínico más severo; no ser detectado por ensayos de diagnóstico; escapar a la inmunidad natural o derivada de la vacuna y disminuir la susceptibilidad de las terapias.


Los expertos recuerdan la importancia de la secuenciación genética para seguir la aparición y el impacto de las diferentes variantes. En este sentido, proporcionan algunas consideraciones sobre las características de los subconjuntos a considerar en el muestreo para la secuenciación genética.


Tendencias o señales inesperadas detectadas desde la vigilancia epidemiológica pueden alertar sobre potenciales variantes de interés o variantes preocupantes.


Entre las orientaciones de la OMS recogidas en esta guía se destaca la necesidad de que todas las secuencias informadas se asocien con un conjunto mínimo de información (metadatos), e incluyan detalles básicos. Esto es fundamental para caracterizar con precisión y rapidez los riesgos para la salud pública de las nuevas variantes.


Finalmente, el intercambio rápido de información sobre las secuencias genómicas variantes de la COVID-19 en bases de datos públicas es parte integral de la comprensión y control global del SARS-CoV-2.