16/6/2022
Actualidad

Un estudio muestra un lento declive de inmunidad natural y rápida bajada de la vacunal tras la tercera dosis

Institución - Fuente: infosalus.com
Tipo de documento: Noticia

La dosis de refuerzo de la vacuna de ARNm de Pfizer o Moderna proporciona una protección buena pero temporal contra la infección por la variante ómicron, según un estudio de investigadores de Weill Cornell Medicine-Qatar (Estados Unidos).


En el estudio, publicado en la revista científica 'New England Journal of Medicine', los investigadores analizaron la oleada de ómicron en Qatar el pasado invierno, comparando las infecciones previas, la inmunidad de la vacuna y sus combinaciones entre más de 100.000 individuos infectados y no infectados por ómicron.


El análisis mostró, como era de esperar, que la vacunación completa con ARNm más una dosis de refuerzo, por encima de la inmunidad natural debida a la infección por una variante anterior, se asoció con la mayor protección frente a la infección por ómicron.


Sin embargo, la inmunidad de la vacuna contra la nueva infección parecía disminuir rápidamente, mientras que las personas con una infección por una variante anterior estaban moderadamente protegidas contra ómicron, con poca disminución de la protección incluso un año después de su infección anterior.


El estudio, el más completo de su clase en cuanto a la investigación de diferentes combinaciones de inmunidad para las infecciones por la variante ómicron del SARS-CoV-2, también encontró pruebas de que tanto la vacunación como la infección previa proporcionaban una protección fuerte y duradera contra la COVID-19 grave, crítica o mortal durante la oleada ómicron.


"Descubrimos que las tasas de COVID-19 grave durante la oleada ómicron de Qatar eran muy bajas incluso entre los que tenían sólo dos dosis de vacuna o sólo una infección previa", explica la primera autora del estudio, la doctora Heba Altarawneh.


Para el estudio, los investigadores catalogaron las pruebas de PCR positivas asociadas a los síntomas de infección en Qatar durante la oleada de ómicron (B.1.1.529) desde el 23 de diciembre de 2021 hasta el 21 de febrero de 2022.


Emparejaron a cada uno de los infectados y sintomáticos con un negativo en PCR, emparejándolos por sexo, semana de la prueba, rango de edad y nacionalidad (Qatar tiene una población residente muy diversa que incluye muchos trabajadores invitados de Asia y África). A continuación, los investigadores analizaron las diferencias entre los historiales de infección y vacunación de los dos grupos. El análisis incluyó a 104.490 personas en total.