Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

La vacunación: uno de los mayores logros de la salud pública durante el siglo XXLa vacunación: uno de los mayores logros de la salud pública durante el siglo XX

La vacunación: uno de los mayores logros de la salud pública durante el siglo XX

Durante el siglo XX se hicieron grandes progresos. Uno de los mayores logros ha sido el aumento de la esperanza de vida y la reducción de la mortalidad infantil, todo ello como consecuencia, sobre todo, de la mejora de las condiciones de vida y la lucha contra las enfermedades infecciosas. Sin embargo, aún persisten grandes diferencias: en países de bajos ingresos la esperanza de vida al nacer es de 57 años, mientras que en países de altos ingresos es de 80 años.

Cuando hablamos de Salud Pública hablamos de la protección de la salud a nivel poblacional y de una de las mayores responsabilidades que asume el estado de una nación. La promoción de una vida saludable es uno de sus ejes fundamentales y tiene como objetivo mejorar la calidad de vida, así como el control y la erradicación de las enfermedades.

Los grandes logros que se atribuyen a la Salud Pública en esta primera década del siglo XXI son los siguientes:

  • Reducción de la mortalidad infantil
  • Prevención y control de la malaria
  • Prevención y control del VIH/SIDA
  • Control de la Tuberculosis
  • Control de enfermedades tropicales reemergentes o "desatendidas" (la dracunculiasis (enfermedad del gusano de Guinea), la oncocercosis (ceguera de río) y la filaríais linfática
  • Control del tabaquismo
  • Conciencia y respuesta para mejorar la seguridad vial en el mundo
  • Preparación y respuestas frente a las amenazas sanitarias mundiales ( Ébola )
  • Enfermedades prevenibles por vacunas: las inmunizaciones contra el sarampión, la polio y la difteria-tétano-tosferina evitaron 2,5 millones de muertes.

Es muy importante que recordemos que…

  • Las enfermedades graves todavía existen

Muchos padres jóvenes nunca han visto los efectos devastadores de enfermedades como la poliomielitis, el sarampión o la tosferina. No son enfermedades del pasado, todavía existen. Cuando la cobertura de vacunación disminuye, aumenta el número de personas susceptibles de contraerlas y el número de casos de estas enfermedades vuelve a aumentar, como ha ocurrido en algunos países de Europa.

La Hepatitis B continua matando a alrededor de 1 millón de personas y el Haemophilus Influenzae de tipo B mata a 900.000 niños menores de 5 años.

  • Las enfermedades no se detienen en la frontera y muchas se pueden propagar fácilmente

La poliomielitis sigue siendo endémica en Pakistán, Nigeria y Afganistán. Otro ejemplo es el sarampión; en los Estados Unidos este año se está experimentando una cifra récord de casos de esta enfermedad, muchos de ellos de personas que se infectaron mientras estaban en Filipinas, donde hay un gran brote.

  • Las vacunas son seguras y efectivas

Las vacunas se utilizan en la población solamente tras una evaluación muy exhaustiva por profesionales expertos, siguiendo protocolos internacionalmente aprobados. Su utilización puede causar molestias en el lugar de la inyección como enrojecimiento y dolor local, pero son mínimas si se compara con el dolor y la enfermedad que causan las enfermedades que previenen.

  • Las enfermedades se pueden controlar y eliminar

La viruela, que producía 5 millones de muertos cada año en todo el mundo, se erradicó en 1978 y la vacunación se suspendió en España en 1980. Hoy en día ya está prácticamente olvidada, tanto la enfermedad como la vacunación.

  • La vacunación es una medida coste-efectiva

La vacunación es, sin duda, una de las mejores herramientas coste-efectivas de salud pública, con grandes beneficios para la salud y bienestar de la población.

  • Las vacunas protegen a tu familia, tus amigos y a tu comunidad

Vacunar a tu hijo ayuda a proteger a las demás personas de la comunidad, como al vecino que padece un cáncer y no puede recibir ciertas vacunas, o como el bebé recién nacido de vuestra mejor amiga, que es demasiado pequeño para tolerar todas las vacunas. Cuando se vacunan todas las personas de una comunidad que están en condiciones de poderse vacunar, ayudan a prevenir la propagación de enfermedades y se puede retrasar o detener el avance del brote de una enfermedad. Decidir proteger a su hijo con vacunas es una decisión que también protegerá a tu familia, amigos y vecinos.

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

  • Mª Isabel del Mazo y Nayra del Mar BañosMª Isabel del Mazo y Nayra del Mar Baños

    Mª Isabel del Mazo es Coordinadora Nacional en el área de Medicina de Trabajo del SPM. Nayra del Mar Baños es Adjunta a Coordinación Nacional del área de Medicina de Trabajo del SPM.

Archivo del blog