Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

Cuidado con la insolación y los golpes de calor: son lentos y silenciososMujer bajo el sol sufriendo una insolación

¿Síntomas de insolación? ¡Protégete del sol!

El calor, los cambios de temperatura y la exposición al sol pueden convertirse en riesgos para la salud. Te contamos cómo prevenir las insolaciones para disfrutar de un verano sin complicaciones.

Aunque las quemaduras son las consecuencias más comunes de no prestar suficiente atención al sol, existen dos problemas derivados que también pueden estropearnos las vacaciones: la insolación y el golpe de calor.
Las insolaciones son la consecuencia de exposiciones prolongadas al sol en condiciones poco seguras, mientras que los golpes de calor se sufren cuando pasamos rápidamente de entornos templados o cálidos a fríos. En este caso, vamos a centrarnos en la insolación y sus síntomas para tratar de prevenirlas y disfrutar de los días de calor con seguridad.

¿Cuáles son los principales síntomas de insolación?

Cuando nuestro organismo se calienta demasiado, los sistemas encargos de enfriarlo no funcionan con normalidad. Esto suele producirse especialmente en verano cuando las temperaturas son más elevadas y el sol tiene más fuerza.

Es importante que aprendamos a identificar los síntomas que produce una insolación ya que, de esta manera, podremos reducir sus consecuencias. Lo más importante es beber agua frecuentemente para evitar la deshidratación.

Los síntomas de insolación más frecuentes son:

- Sequedad en la piel.
- Mareos e incluso desmayos.
- Fatiga.
- Dolor de cabeza.
- Aumento del pulso.
- Desorientación y aturdimiento.

¿Cómo evitar las insolaciones?

Para prevenir riesgos producidos por el sol, debemos aplicar el sentido común y aplicar una serie de medidas básicas.


1. Evita la actividad física bajo el sol: en las horas centrales del día (de 10 a 16 horas es lo habitual), evitar estar bajo el sol y realizar ejercicio físico. Una vez que haya bajado el sol y podamos realizar ejercicio al aire libre, es aconsejable descansar a cubierto e hidratarse.

2. Usa ropa ser holgada, ligera y de colores claros: muchas de las molestias causadas por el calor se dan porque la temperatura corporal sube rápidamente y el cuerpo no es capaz de regularla. El problema se agrava si estamos vestidos con ropa plástica o ceñida que impide la transpiración. Cuidado con la ropa mojada. En la línea de la norma anterior: la ropa mojada impide la transpiración.

3. Bebe mucha agua: si tienes sed, empieza por beber agua, pero nunca muy fría. Nunca uses refrescos y bebidas alcohólicas de baja graduación para quitarte la sed. Las bebidas de alta graduación no son recomendables en verano hasta que se haya ido el sol.

4. Utiliza protectores solares adecuados: no todas las pieles son iguales. Consulta con tu dermatólogo o farmacéutico cuáles son los más indicados para ti y recuerda renovarlos cada 30 minutos y justo después de salir del agua y secarte.

¿Cómo actuar en caso de insolación?

Si la insolación llega a producirse, debemos saber cómo socorrer al afectado, ya que puede llegar a producirse un riesgo grave para su salud.

- Debemos llevar a la persona a un lugar fresco en el que no dé el sol y tratar de refrescarla con aire.
- Aplicaremos agua fría sobre la piel, especialmente en axilas, frente y cuello para ayudar a su cuerpo a enfriarse y evitar la fiebre
- Si está consciente podemos darle agua, siempre a sorbos pequeños.
- Para evitar mareos, debemos tratar de mantener a la persona tumbada con los pies en alto.

En caso de que los síntomas de la insolación sean muy fuertes y se produzca incluso un desvanecimiento, debemos llamar a emergencias inmediatamente.



Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

Archivo del blog