Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

dolor-espalda-grandeMujer con dolor de espalda en su puesto de trabajo

¿Sabes por qué te duele la espalda?

Una buena higiene postural nos ayuda a prevenir el dolor de espalda. Tanto en el trabajo como en casa debemos potenciar los hábitos posturales saludables para conseguir una espalda fuerte y sana.

Para conseguir un buen cuidado de la columna vertebral es necesario entender la importancia de la educación postural con el objetivo de prevenir lesiones de espalda. Introducir unos buenos hábitos posturales en nuestras rutinas diarias, tanto en el trabajo como en casa, nos ayudará a mantener nuestra espalda fuerte y sin dolores.

Algunos datos sobre el dolor de espalda

• Hasta un 80% de las personas sufrirán de dolor de espalda o de cuello a lo largo de su vida.
• Un 50% de la población activa tendrá este tipo de dolencias por lo menos una vez al año.
• Es una de las razones más frecuentes de baja por enfermedad laboral.
• El dolor de espalda es la segunda razón más frecuente de visitas al médico, superada solo por el resfriado común.

Ergonomía en el puesto de trabajo

La ergonomía se ocupa del análisis sistemático de las condiciones físicas y posturales en el puesto de trabajo.
El movimiento manual de cargas, el mantenimiento de determinadas posturas durante tiempos prolongados o la adopción de posturas inadecuadas o repetitivas durante el trabajo, constituyen los principales factores de riesgo para la columna vertebral.
Para prevenir problemas derivados de las condiciones posturales del trabajo, en las empresas deben elaborarse estudios específicos de ergonomíaEste enlace se abrirá en una ventana nueva orientado a la concepción y el rediseño de los lugares y puestos de trabajo. Posteriormente debe ponerse en marcha un programa de higiene postural para formar a los trabajadores.
De esta manera, conseguiremos adaptar los puestos de trabajo a las personas e incidir en la satisfacción y productividad de los trabajadores.

Educación postural

La educación o higiene postural, tiene importantes repercusiones sobre la aparición o empeoramiento de las lesiones de espalda, ya que muchas de ellas son consecuencia de hábitos posturales inadecuados.
¿Cuál es la postura correcta para trabajar? Desde el punto de vista fisiológico, debe cumplir estas características:

• No produce dolor.
• No altera el equilibrio.
• No limita la movilidad.
• No causa excesiva fatiga.

Anatómicamente podemos distinguir tres tipos de posturas básicas:

• Bipedestación
• Sedestación
• Decúbito

Tanto en el mundo laboral como en las actividades de la vida diaria, incluidos el tiempo de ocio y descanso, debemos adquirir hábitos posturales saludables. Es decir, mantener posturas adecuadas tanto en el lugar de trabajo como en el hogar o en las actividades extra laborales (aficiones, deportes, etc.). La educación postural debe inculcarse desde niños en el hogar y en la escuela.

Prevenir el dolor de espalda en el trabajo

En el mundo industrial, uno de los principales riesgos para la zona lumbar lo constituyen las tareas de manejo manual de cargas y las posturas forzadas o mantenidas. Las reglas básicas de higiene postural son:

Levantamiento y transporte de cargas

Para evitar lesiones de espalda sigue estos consejos en tu puesto de trabajo:

Evita la flexión del tronco. Es aconsejable flexionar las rodillas y mantener la espalda recta.
Coloca la carga lo más cerca posible del cuerpo.
Asegura el agarre de la carga.
Mantén los pies separados para aumentar la base de sustentación y mejorar el equilibrio.
Eleva los objetos utilizando rodillas, cadera y extremidades. Aprovechar las inercias.
Evita las alturas de agarre por debajo de las rodillas y por encima de los hombros. La altura ideal es por debajo de la altura de los codos.
No levantes cargas pesadas en posición de sentado.
Evita arrastrar los objetos, es mejor empujar aprovechando el propio peso del cuerpo y la inercia. Incluso es más aconsejable, si se puede, apoyar la espalda al objeto y empujar con las piernas.
Evita transportar objetos pesados con una mano. Es preferible repartir el peso en ambos brazos, llevar la carga en bandolera o en una mochila.
• Si se lleva el peso en una mochila, lo ideal es no sobrepasar el 10% del peso de la persona. En casos excepcionales de buen entrenamiento y forma física se admite hasta el 30% del peso. La carga debe estar adecuadamente distribuida, bien alineada con la columna y en la posición correcta. Hay que tratar de evitar siempre la hiperextensión de la columna.
• Siempre debes intentar mantener la espalda recta. Haz los giros con los pies y no rotando la columna. Evita también los movimientos y las posturas de lateralización.

Sedestación

Si pasas muchas horas sentado en tu puesto de trabajo, es importante que conozcas cómo tener una postura correcta frente al ordenadorEste enlace se abrirá en una ventana nueva:


Regula adecuadamente la silla (altura del asiento, inclinación, apoyo lumbar, etc.) en función de tu talla, puesto de trabajo y tareas a realizar.
Trabaja siempre con la espalda recta. Evita encorvarte, echarte hacia atrás o hacia adelante en la silla.
• Cuando sea necesario, utiliza reposapiés. Las rodillas deberían estar aproximadamente a la altura del asiento.
• El apoyo lumbar debe estar a la altura correcta y ajustarse con firmeza al cuerpo.
• Mantén la cabeza recta. La altura del monitor o de los documentos, por ejemplo, debe permitir mantener el cuello recto y relajado.
• Si conduces, ajusta adecuadamente el asiento, los retrovisores y el volante. Debes conseguir una postura correcta y relajada.
• Para sentarte y levantarte de un asiento, evita la torsión de la columna. Para sentarte, sitúate de espaldas al asiento; para levantarte, inclina el cuerpo y la cabeza hacia adelante (puedes apoyar las manos en los muslos) y levántate extendiendo las rodillas.

Cuidar la espalda en casa

Los hábitos posturales saludables deben trasladarse a las actividades de la vida diaria (dormir, descansar, hacer la compra, planchar, jardinería, etc.).


• El sofá, las sillas y la cama deben ser elegidos con criterio para que sean saludables.
• Mantén tu forma física. Es importante que realices una actividad física frecuente para mantener tu capacidad de trabajo y tu estado de salud.
• Si practicas algún deporte, recuerda que también debes cuidar tu postura para evitar el dolor de espalda.
• Ninguna postura mantenida es la ideal y debes realizar cambios posturales y pausas con cierta frecuencia.

Para cualquier pregunta adicional sobre la realización de un plan de ergonomía en la empresa, no dudes en ponerte en contacto con nosotrosEste enlace se abrirá en una ventana nueva. Estaremos encantados de poder ayudarte.

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Comentarios
  • 2 marzo 2016a las 15:06

    Excelentes consejos!!!

    Recomiendo la lectura de éste post, pero sobre todo, ponerlo en practica. Es cierto que pasamos muchas horas sentados frente al ordenador o ahora últimamente mirando el móvil y las tablets y no tenemos en cuenta las posturas que tomamos y luego como dice el post, cuando nos agachamos para coger cosas, cargamos peso, etc a veces no sabemos bien que postura tomar.

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

  • INERMAPINERMAP

    Instituto de Ergonomía - http://www.inermap.com/

Archivo del blog