Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

Trabajadora embarazada en la oficinaTrabajadora embarazada en la oficina

Riesgos laborales y embarazo: ¿cómo abordarlos?

Conseguir un embarazo saludable es un objetivo por el que debe velar el servicio de prevención de riesgos laborales de la empresa. ¿Cómo abordar los principales riesgos laborales en el embarazo?

El embarazo es un estado en el que en poco tiempo el cuerpo de la mujer sufre muchos cambios y debe cuidarse, no solo por el bebé que espera si no por la propia salud de la madre. El ámbito profesional no es ajeno a esta situación, por lo que conviene vigilar los riesgos laborales ligados al embarazo en el trabajo. Conseguir un embarazo saludable es un objetivo por el que debe velar el servicio de prevención de riesgos laboralesEste enlace se abrirá en una ventana nueva de la empresa.

Pasos a seguir para abordar los riesgos laborales ligados al embarazo

1. La empleada deberá comunicar su situación de embarazo en la empresa. Tendrá que aportar un informe médico que así lo acredite, así como muestre la fecha probable del parto.
2. La empresa tendrá entonces que aplicar las medidas necesarias para la prevención de los riesgos laborales en el puesto de trabajo teniendo en cuenta el embarazo.
3. Cuando la adaptación del puesto no sea posible o, incluso con ella, los riesgos laborales ligados al embarazo no puedan ser contrarrestados, la trabajadora puede solicitar el cambio de puesto de trabajo al servicio de prevención. Este analizará y, en su caso, certificará que el desarrollo correcto de las tareas laborales es incompatible con la situación de embarazo.

Factores de riesgo de trabajar con embarazo

El análisis de los factores de riesgo en situación de embarazo se realizará siguiendo la metodología de evaluación de riesgos laborales que dará sus frutos en forma de medidas preventivas adaptadas al contexto de las tareas laborales.

Para ello, hay que tener en cuenta:

1. Los factores físicos y ergonómicos del puesto de trabajo como por ejemplo la manipulación de cargas, el ruido, el estrés térmico por calor o frío…
2. Los factores psicosociales también pueden afectar al desarrollo del feto. Estos abordan situaciones como por ejemplo el trabajo a turnos, excesiva carga de trabajo, estrés o sobrecarga de tareas…
3. Los factores ambientales como por ejemplo la exposición a sustancias químicas o biológicas que puedan interferir en el correcto devenir del embarazo.

Estos son en líneas generales los principales riesgos laborales ligados al embarazo en distintas áreas de la PRL. En cualquier caso, el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) ha elaborado un completo documento con las principales directrices para la evaluación de riesgos y protección de las embarazadas en el ámbito laboral.Este enlace se abrirá en una ventana nueva

Prevención de riesgos para el embarazo

La prevención de riesgos para vivir un embarazo saludable va más allá de la esfera laboral. Desde Quirónprevención siempre abogamos por llevar la prevención a todos los ámbitos de nuestra vida diaria. Por ello, es importante conocer qué medidas preventivas es fundamental aplicar desde el inicio.

Estos son algunos consejos para la prevención de riesgos en el embarazo:

1. Seguir una alimentación adecuada:

- Tomar proteínas, vitaminas, calcio y hierro.
- Tomar ácido fólico para disminuir el riesgo de enfermedades congénitas como la espina bífida.
- Tener cuidado con los pescados y mariscos, que según de donde procedan pueden llevar mercurio.
- No tomar alimentos crudos, como pescados o carnes, por el riesgo de Toxoplasmosis, ni leches o zumos sin pasteurizar.
- Evitar alimentos con nitrato de sodio, como jamón o tocino.
- Lavar concienzudamente las frutas y verduras y pelar los alimentos que proceden de la huerta.
- Se aconseja comer poca cantidad y hacerlo varias veces al día, lo que ayuda a controlar las molestias digestivas del inicio del embarazo.

2. Evitar los tóxicos:

- El alcohol puede producir síndrome alcohólico fetal, por el que los niños crecen menos y puede dificultar su aprendizaje, además de provocarles rasgos faciales anómalos y alteraciones cardíacas.
- No está demostrado que la cafeína tenga un efecto adverso, pero algunos estudios dicen que puede producir niños prematuros o más pequeños.
- El tabaco da lugar a recién nacidos de menos peso, por lo que son más propensos a tener infecciones, problemas respiratorios o incluso Síndrome de Muerte Súbita.
- Nunca debemos automedicarnos, y menos durante el embarazo. Es necesario preguntar los posibles efectos secundarios sobre el feto de cualquier medicamento que queramos o debamos consumir.

3. Factores de riesgo adicionales que controlar durante el embarazo:

- La tensión arterial.
- El peso.
- La glucosa en sangre, para evitar diabetes gestacional.
- Evitar la toxaplasmosis, que es producida por un parásito que está en las heces de gato, tierra vegetal y carne cruda y puede producir un daño cerebral al bebé.

4. Cuidados de la piel en el embarazo:

- Usar protección solar para evitar manchas en la piel.
- Hidratar la piel con cremas que aporten elasticidad para prevenir las estrías, sobre todo en abdomen y senos.
- Mover las piernas y darles masajes suaves para prevenir la celulitis y la retención de líquidos y varices. Dar paseos todos los días nos ayudará tanto a conseguir esto como a controlar el peso.
- Realizar ejercicios prenatales para mejorar la postura de la espalda, evitar dolor y mejorar la musculatura de abdomen y espalda. Mejorar la circulación y aumentar la flexibilidad.

Es importante concluir con que, si detectamos fiebre, dolor al orinar, sangrado vaginal, dolor abdominal o si notamos los movimientos del feto menos intensos de lo normal, se debe acudir al médico pues son signos de riesgo.




Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Comentarios
  • Teresa
    13 junio 2019a las 9:00
    Buenos días,
    En mi empresa tienen el servicio de prevención contratado con ustedes (última revisión hecha en 2015), pero no hay una evaluación concreta de la situación de embarazo; es decir, que me han facilitado una lista de riesgos genéricos para mi puesto, en la que concretan que no está exento de riesgos en el embarazo, y luego simplemente me han dado una tabla orientativa de un listado no exhaustivo de exposiciones en el embarazo. Pero por ejemplo, uno de los riesgos es accidente en itinere (dentro del horario laboral y fuera), pero en esa tabla no se menciona nada al respecto. Incluso en un informe facilitado por ustedes de riesgo en el embarazo aparece "conducción de vehículos", pero yo imagino que ese riesgo no es durante todo el embarazo, sino en las últimas fases. Como sea, no se ha tenido ese riesgo en cuenta para adaptar mi puesto, dado que no aparece orientación al respecto en la tabla de riesgos.

    En resumen, me gustaría preguntar si no sería necesario, ya que se contrata un servicio de prevención, que este último se encargase de analizar los riesgos concretos del puesto en el embarazo, y de realizar un seguimiento para saber si las adaptaciones realizadas han sido correctas. O al menos orientar personalmente sobre cómo proceder a dichas adaptaciones, pues no estoy segura de que las medidas tomadas hayan sido las correctas.
    Un saludo
    Prevenidos
    14 junio 2019a las 13:00

    Buenas tardes Teresa,

    para poder ayudarte de forma personalizada envíanos a comunicación@quironprevencion.com los datos de tu empresa y la ciudad en la que está ubicada. De esta forma nuestro departamento técnico podrá revisar tu caso.

    Un saludo

  • Jessica
    27 abril 2019a las 21:40
    Buenas tardes, estoy embarazada de 18 semanas, en la analítica de sangre me salió que no tengo anticuerpos frente a la rubeola por lo que me indicaron que tuviera precaución y me vacunase una vez finalidado el embarazo. Trabajo como auxiliar de clínica en una clínica dental, no se cuando me pertenece coger la baja por la mutua y si tiene algo que ver el estar desprotegida frente a la rubeola...
    Prevenidos
    29 abril 2019a las 11:00

    Buenos días, Jessica.

    En primer lugar enhorabuena por su embarazo. Nos parece que debe ser el primero, pues de no ser así no le habría sorprendido el resultado negativo frente a anticuerpos de la rubeola. Que sea el primer embarazo es motivo de mayor satisfacción aún. Así que nada debe perturbar su estado de ánimo actual.

    Como sólo disponemos de la información que nos ha facilitado en su mensaje, nos faltan muchos datos. Por ejemplo, no sabemos si alguna vez se vacunó o no de la rubeola. Es decir, que el nivel de anticuerpos sea negativo puede deberse a que nunca se vacunó contra esa enfermedad o a que, habiéndose vacunado en la infancia, los anticuerpos, con el paso de los años, sean inaparentes en la analítica por defecto en la técnica o por niveles encubiertos no detectables. Si alguna vez fue vacunada, a pesar de la negatividad en los niveles de anticuerpos se considera que está usted protegida. Otra cosa es que nunca recibiese la vacuna de la rubeola. En ese caso es usted una persona susceptible de padecer la enfermedad en caso de exposición. Hay un 2 a 3% de posibilidades de infección en este grupo de personas susceptibles. Lo que tampoco es un riesgo exagerado, aunque por supuesto que hay que procurar minimizarlo lo más posible.

    Una mujer embarazada susceptible ante la rubeola debe evitar el contacto con niños que tengan la enfermedad. Ésta se transmite a través de las gotitas de saliva expelidas por el niño enfermo al hablar, toser, estornudar, etc. Por tanto, hay que evitar la proximidad física con niños que tengan algún tipo de erupción cutánea o que tengan fiebre, tos o estornudos. También he de decirle que la época de mayor riesgo para el feto es el primer trimestre del embarazo, periodo que ya pasó en su caso. Hay trabajos no compatibles en un caso con la analítica que tiene usted, como el de profesora de educación infantil o auxiliar o enfermera en una planta hospitalaria de pediatría, por ejemplo. En esos oficios, la trabajadora embarazada y con anticuerpos negativos para la rubeola, debe causar baja médica.

    Sin embargo, en otros trabajos, bastará con que la mujer gestante evite el contacto cercano con niños potencialmente infectados.

    En cuanto al momento en que puede acceder a la baja de la Mutua, no podemos ayudarle. Cada caso es estudiado de forma individualizada. Si no hay riesgos para el embarazo no hay por qué otorgar esa prestación. Si hay bipedestación estática prolongada se aconseja la baja en una semana determinada de la gestación; si el riesgo es posturas forzadas, la baja será en otro momento; etc. Por eso, para responder esa pregunta, es necesario conocer la evaluación de riesgos de su puesto laboral en concreto.

    Saludos cordiales

  • Maria
    16 abril 2019a las 12:02
    Estoy embarazada de 16 semanas.. soy operaria de produccion en mi puesto tiro de traspaleta de palet. Llevo dos o tres maquinas sin parar osea tengo que coger sino se llenan y después es peor para mi...mucho ruido cada vez k cambio de máquina Subi y bajo una tarima.trabajo a tres turno y es industria quimica.... ahora hemos cambiado de fábrica y hace mucho calor que me dan asta mereos y muchas vibraciones. Pero de momento esto último ni está metido en los riesgos de la fabrica ya que están haciendo mediciones.. ayer lleve la documentación a la mutua la cual me dice que en un plazo de un mes me comunican si me corresponde o me deniegan
    La baja de riesgo. Como saber si me corresponde dicha baja?
    Prevenidos
    23 abril 2019a las 10:00

    Buenos días, María.

    Nuestra enhorabuena por tu embarazo. Alumbrar una vida es una experiencia incomparable que seguro disfrutarás. No podemos ayudarte mucho en lo que me preguntas, aunque te facilitamos el documento que debes buscar en internet en el que nos basamos todos para evaluar el riesgo en la trabajadora gestante. Se trata de la "Guía de riesgo durante el embarazo, editada por el INSS-SEGO-AMAT".

    Parece que tienes un trabajo de posible riesgo en relación a la gestación y que debes asesorarte bien al respecto con tu ginecólogo y tu médico del trabajo.

    Saludos cordiales

  • Anita
    20 marzo 2019a las 1:19
    Estuve embarazada por 16 semanas pero en mi trabajo nunca me quisieron cambiar de área, mi trabajo era en almacén donde se cargan cosas y subes y bajas escaleras mínimo 40 veces al día. Perdí a mi bebe sin causa alguna tuve un aborto diferido y me mandaron hacer estudios para descartar algún síndrome que atacará al bebé de mi parte, resulta que no tengo nada, que puedo hacer, se puede culpar a la empresa que nunca dio prioridad a la salud de mi bebé y mia
    Prevenidos
    22 marzo 2019a las 11:00

    Buenos días, Anita.

    Ante todo me gustaría que le llegara nuestro sincero sentimiento de solidaridad por su pérdida.

    Nos pregunta sobre la posible responsabilidad de su empresa en esta situación. Lamentamos no poder ayudar mucho en este aspecto. Ni nosotros ni nadie podrá hacerlo, pues resulta muy difícil encontrar una causa en estos casos, de no ser algo muy evidente, como una caída que provoque un traumatismo, por ejemplo, o algo parecido. Aunque puede ser de utilidad que recordemos algunas estadísticas relacionadas con el asunto:

    Entre el 8 y el 20% de los embarazos finaliza precozmente por aborto espontáneo. El 80% de ellos sucede antes de la semana 12 de su desarrollo. Lo que quiere decir que hay un 20% que ocurre a partir de esa semana. Eso si tenemos en cuenta sólo aquellos embarazos confirmados por un análisis, al menos de farmacia. Porque si consideramos también aquellos que pasan desapercibidos, camuflados como simples retrasos de la menstruación, entonces la cifra crecería probablemente hasta una proporción próxima al 40% de gestaciones que acaban en un aborto espontáneo.

    Cuando el aborto más tarde de la semana 12 , como en su caso, se habla ya de aborto diferido. En general, se llama "diferido" porque se produce en una fase tardía de la gestación (a partir de la semana 12) , permaneciendo el embrión o el feto sin vida en el interior del útero materno por días o semanas, siendo necesario extraerlo. En su caso, me comenta que, afortunadamente, no se han encontrado alteraciones en su organismo que deban preocuparle en relación a futuras gestaciones.

    Cuando una trabajadora se queda embarazada debe comunicar su estado a su empresa. La empresa, en general, siguiendo las recomendaciones de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, plasmadas en "La guía de ayuda para la valoración del riesgo laboral durante el embarazo", editada por el Ministerio de Trabajo, traslada el asunto a la Mutua concertada para que analicen la prestación correspondiente, por la que la trabajadora puede ser relevada de su actividad laboral a partir del momento en que se considere que el riesgo laboral que tenga en el puesto puede suponer una amenaza para la gestación, si es que la empresa no puede asumir la adaptación del puesto laboral (o trasladarla a otro tipo de trabajo y de tareas) para que se anule tal riesgo. El plazo viene marcado en dicho documento. Es decir, cuando en el trabajo la mujer tiene como riesgo, por ejemplo, la "manipulación manual de cargas" superiores a 10 K, más de 4 veces a la hora, entonces la trabajadora debe ser protegida de ese riesgo en la semana 20 de embarazo, bien adaptando su puesto de trabajo como se ha dicho arriba, o bien, si eso no fuera posible, interrumpiendo la actividad laboral mediante la prestación comentada que tramita la Mutua. Si el riesgo laboral es la "flexión repetida del tronco", más de 10 veces a la hora, también sería la semana 20 la elegida para tomar las medidas de protección. Si el riesgo es "subir escaleras de mano" más de 4 veces en la jornada, la semana en la que hay que apartar a la trabajadora de ese riesgo es la 34. Si el riesgo es "bipedestación prolongada " (más de 4 horas continuadas de pié en la jornada de trabajo), entonces la semana a partir de la que no puede asumir la mujer embarazada dicho riesgo es la 22. Y así con todos los riesgos existentes y reconocidos. No hay recomendaciones de alejamiento de la trabajadora del riesgo laboral antes de la semana 20, excepto en la exposición a radiaciones ionizantes, ascenso por escalas de pared, exposición a vibraciones... Por tanto, en relación a la semana 16 no existe ninguna recomendación para proteger a una trabajadora del riesgo de manipulación de cargas, que parece ser al que usted estaba expuesta durante este embarazo.

    Algo que conviene aclarar es que todo lo mencionado se ha de tener en cuenta en los casos en que la gestación discurre sin contratiempos. Sin embargo, cuando el ginecólogo detecta alguna amenaza para el feto o que algo no va bien, puede dar de baja laboral a la paciente para que repose en su casa y no tenga ninguna actividad que pueda agravar la amenaza detectada.

    Tal y como ya se ha mencionado, nadie puede decir a ciencia cierta a qué factor se ha debido un hecho como el que nos ocupa, cuando no se trata de algo muy evidente. Para proteger a la mujer embarazada de los riesgos laborales tenemos que asumir las recomendaciones que los expertos nos dan en las guías correspondientes, lo que hacen siguiendo lo que el estado del conocimiento científico del momento aconseja.

    Reciba un afectuoso saludo

  • Jennifer
    20 diciembre 2018a las 0:06
    Buenas tardes,
    Yo soy tecnico en PRL y trabajo en una obra de una ampliacion de una subestacion electrica y me gustaria saber si tengo riesgo en el embarazo. Yo me encuentro bien y no tengo ninguna molestia pero me gustaria saber si hay riesgo para el feto pues se q son radiaciones no ionizantes pero tb se q el riesgo puede aminorar con unos simples metros de distancia y yo estoy basicamente en el edificio dentro de la subestacion y salgo poco a obra. Me gustaria saber su opinion pues a nivel legal encuentro poca informacion al repecto y no me gustaria dejar de trabajar ni que me cambiaran de puesto de trabajo pues mi trabajo me encanta. Gracias
    Prevenidos
    8 enero 2019a las 0:00

    Buenos días, Jennifer.

    Esperar un hijo es siempre un acontecimiento especial que debe ser motivo de alegría, nuestra enhorabuena por ello.

    En cuanto a tu preocupación relacionada con tu trabajo, entiendo que te refieres a una subestación de interior. Como bien sabes, los riesgos laborales específicos a que estás expuesta en tu labor diaria estarán descritos en la evaluación específica de riesgos laborales de tu puesto. En función de los riesgos contemplados en dicha evaluación, serán de aplicación unas u otras medidas preventivas y correctoras. Además, en el Plan de Prevención de la empresa estará incluida, si es el caso, la prestación de embarazo, que ya sabes se aplica cuando la mujer gestante no debe exponerse a determinados riesgos laborales de su puesto, no teniendo la empresa la posibilidad de adaptación del mismo. En ese caso, la mutua asume dicha prestación por la que la trabajadora dejará de acudir a su trabajo, en tanto se mantenga su estado de gestante y a partir de la semana de gestación que se contemple para ese puesto.

    Las empresas con riesgos para sus trabajadoras gestantes deben tener un procedimiento especial para esta circunstancia. Dicho procedimiento se activa cuando la trabajadora comunica oficialmente su estado a la empresa. En ese caso, el Servicio de Prevención de la empresa realiza una evaluación específica de riesgos en el puesto concreto de la trabajadora y un examen de salud también específico como trabajador especialmente sensible.

    En una instalación de transformación eléctrica los riesgos para una mujer embarazada y su futuro hijo dependen de los riesgos laborales presentes. Entre ellos podemos encontrar riesgo de accidente eléctrico, exposición a sustancias químicas contenidas en baterías y transformadores, vibraciones, etc. Una sustancia química que puede detectarse a veces en una subestación, son los Bifenilos policlorados. Estos suponen un riesgo evidente para la madre y el feto, aunque entendemos que no será el caso ya que no lo mencionas. Las radiaciones no ionizantes puede ser también otro agente presente en un puesto como el tuyo. Entre ellas, los campos electromagnéticos, cuya influencia negativa sobre el embarazo no está demostrada.

    Lo mejor que puedes hacer para saber si los riesgos de tu puesto hacen aconsejable alguna limitación laboral o la aplicación de la prestación de embarazo, es comunicar tu estado a la empresa para que se active el procedimiento correspondiente antes mencionado. Como resultado del mismo se obtendrán unas conclusiones que la empresa aplicará y te comunicará en tiempo y forma.

    Un saludo

  • Ines
    28 julio 2018a las 10:31
    Buenos días,
    Tengo 35 años y estoy embarazada de 29 semanas y llamé hace un par de meses para ver si les tenía que enviar o comunicar algo respecto sobre mi embarazo por si tenían que hacerme algún control, me dijeron que si no me pasaba algo de riesgo no al trabajar como administrativa 8 horas en un taller de maquinaria. Entiendo que ustedes, como empresa de prevención que llevan los riesgos del lugar donde trabajo, si que deberían de hacerme un seguimiento desde el inicio de mi embarazo, sea o no de riesgo. Actualmente me tomo el yodo, hierro, pastillas para la tiroides y progesterona porque mi cuerpo no produce lo suficiente.
    Continuo trabajando porque clínicamente "estoy bien" estoy bien en los análisis y el bebé está bien, pero estoy fuera de casa 10 horas más el trayecto, hay 36 grados en el ambiente, un día sí y uno no sufro insomnio por no poder dormir bien, y en mi puesto tengo que estar cada hora dándome paseos porque se me clava el bebé unas veces en un lado otras en otro y me están saliendo varices.
    Anteriormente tuve mellizos, estuve trabajando hasta el séptimo mes, tampoco me controlaron en mi puesto y estuve trabajando hasta que nacieron mis hijos y tengo claro que, a parte de por ser gemelos, el parto se me adelantó 2 meses por el trabajo.
    La cuestión mía es ¿Valoran ustedes que deberían mirar y evaluar mi puesto por los riesgos que puedo sufrir en las condiciones en las que me encuentro o como soy administrativa tengo que esperar a que se me adelante el parto como la anterior vez? Sí tienen que evaluar mi riesgo, por favor, díganme donde tengo que enviar todos mis informes del embarazo y si me tienen que hacer algún control médico al respecto. A mí me gustaría saber en qué semana deberían de darme la baja por mis condiciones en el trabajo no por ser administrativa o camarera, porque es igual de malo estar 8 horas de pié como 8 horas sentada.
    Espero su respuesta. Les dejo mi teléfono porque la verdad que este tema me tiene bastante preocupada y lo que menos quiero es tener otro parto prematuro.
    644.468304 Inés
    Prevenidos
    1 agosto 2018a las 12:00

    Hola Inés,

    Al tratarse de una duda sobre si los riesgos de su puesto de trabajo pueden o no afectar a su estado de gestación, le aconsejamos que se ponga en contacto con responsable de prevención en su empresa para que se ponga en marcha el procedimiento correspondiente para la protección de la maternidad y lactancia en su entorno laboral.

    Un saludo

  • 22 enero 2017a las 21:44

    No olvidemos el acido folico, este suplemento es necesario para el correcto desarrollo del feto! Esta vitamina es muy importante y casi todos los medicos sugieren su uso. Gracias!

    Prevenidos
    25 enero 2017a las 12:22

    Hola Sonia, muy buen apunte. Nos guardamos tu idea para otro futuro post sobre el embarazo. Gracias. Saludos!

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

Archivo del blog