Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

¿Qué relación hay entre los accidentes de trabajo y la serendipia?¿Qué relación hay entre los accidentes de trabajo y la serendipia?

¿Qué relación hay entre los accidentes de trabajo y la serendipia?

¿Sabes qué es la Serendipia? ¿Te acuerdas de la romántica película "Serendipity" de John Cusack y Kate Beckinsale?

Ciertamente la serendipia ha existido, existe actualmente y esperemos que siga existiendo y siendo protagonista histórico de importantes descubrimientos y otros aconteceres quizás más banales.

La serendipia se puede definir como un descubrimiento o un hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando lo que se está buscando es otra cosa diferente. También puede referirse a la habilidad de un sujeto para reconocer que ha hecho un descubrimiento importante aunque no tenga relación con lo que busca. En términos más generales se puede denominar así también a la casualidad, coincidencia o accidente.

¿Y qué relación puede tener esto con los accidentes de trabajo?

Pues los casos que cito a continuación, son ejemplos de trascendentes descubrimientos inesperados, que tienen como causa común un accidente de trabajo. Si ese accidente no hubiera sucedido, no hubiéramos podido disfrutar hoy de…

La sacarina. Fue descubierta en 1879 por Ira Remsen y Constantin Fahlberg cuando investigaban en la Universidad Johns Hopkins sobre la oxidación de los elementos químicos. Después de un experimento, Falhberg fue a comer y se dio cuenta del extremado dulzor de los alimentos que manipulaba; enseguida averiguó la razón: se debía a la sustancia que había quedado impregnada en sus manos en el laboratorio, una sustancia que ahora conocemos como sacarina. Parece que Falhberg no debía tirar mucho de sus guantes de laboratorio…

El cine. A mediados del siglo XIX, se intentó buscar un material para sustituir el marfil de las bolas de billar. En 1870, John Wesley Hyatt, un inventor de Nueva Jersey, estaba prensando una mezcla de serrín y papel con cola, porque creía que así conseguiría el nuevo material. Pero se cortó un dedo, y fue a su botiquín. Sin querer, volcó un frasco de colodión (nitrato de celulosa disuelto en éter y alcohol). Esto provocó que quedara en su estantería una capa de nitrocelulosa. Al verla, Hyatt se dio cuenta de que este compuesto uniría mejor su mezcla de serrín y papel, en lugar de la cola. De este modo se inventó el celuloide.

El LSD. El doctor Albert Hofmann descubrió accidentalmente una de las drogas alucinógenas más poderosas, el LSD (ácido lisérgico dietilamida).

Según relata en su libro "My problem child", en el curso de su investigación sobre los derivados del ácido lisérgico obtuvo el LSD-25, el cual se demostró como poco interesante desde el punto de vista farmacológico, por lo que se dejó de investigar sobre él.

Sólo cinco años más tarde, y debido a que, sin motivo aparente, no podía olvidarse de aquella sustancia, volvió a sintetizarla para una ulterior investigación, lo que era muy excepcional al haber sido ya inicialmente descartada. Cuando procedía a su cristalización se sintió afectado por una mezcla de excitación y mareo, viéndose forzado a abandonar el trabajo en el laboratorio. Presumiblemente, a pesar de sus precauciones, una mínima cantidad de LSD tocó la punta de sus dedos y fue absorbida por su piel (¿dónde estaban sus guantes de protección?).

Ya en su casa, despierto, pero en un estado de ensoñación, percibió una serie interminable de fantásticas imágenes con intensos y caleidoscópicos juegos de formas y colores, que no se desvaneció hasta pasadas unas dos horas.

Si este descubrimiento no te parece muy trascendente, piensa que sin él probablemente nunca hubiéramos escuchado "Lucy in the Sky with Diamonds".

En fin, a pesar de que nuestro trabajo tiene como fin el noble objetivo de evitar accidentes, es cierto que en algunas ocasiones determinados accidentes no previstos son fructíferos…cosas de la serendipia.

Por cierto, antes de terminar, me gustaría comentar el siguiente descubrimiento serendípico, que aunque no fue a raíz de un accidente, no puedo dejar de citarlo, ya que me parece bastante curioso. La aplicación del sildenafilo (viagra) como fármaco contra la disfunción eréctil se descubrió al comprobar que los sujetos varones que probaban el fármaco no devolvían los envases con las píldoras sobrantes. Estos sujetos varones…probablemente el fármaco debía tener efectos secundarios sobre la memoria… :)

Créditos de la imagen: revista GQEste enlace se abrirá en una ventana nueva

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Comentarios
  • Beatriz Gea
    1 julio 2015a las 8:20

    Muy entretenido el artículo, me ha gustado mucho.
    Solo puntualizar que la palabra "serendipia" es un anglicismo, no está contemplada en el Diccionario de la Real Academia Española y que, aunque puede usarse, su traducción más cercana seria "chiripa" o "carambola".
    Gracias

    Prevenidos
    3 julio 2015a las 10:16

    Nos alegra que te haya gustado Beatriz y gracias por tu apunte ;) Saludos.

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

  • Marcos Kenneth López AcostaMarcos Kenneth López Acosta

    Marcos Kenneth López es Director de Oficina de Teide y Vecindario en Las Palmas de Gran Canaria

Archivo del blog