Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

Probióticos – Prebióticos – Simbióticos: ¿qué son, en qué nos ayudan y dónde encontrarlos?Probióticos – Prebióticos – Simbióticos: ¿qué son, en qué nos ayudan y dónde encontrarlos?

Probióticos – Prebióticos – Simbióticos: ¿qué son, en qué nos ayudan y dónde encontrarlos?

Nuestro sistema digestivo es un órgano inmenso (su superficie podría cubrir un campo de fútbol) y está colonizado por una enorme cantidad de bacterias vivas (pesan entre 900g y 1.800g) que forman la llamada microbiota intestinal. En condiciones normales viven en "equilibrio" con nuestro cuerpo estimulando el sistema inmunitario, produciendo sustancias alimenticias como los carbohidratos, aumentando la absorción de minerales como el calcio, hierro y magnesio, favoreciendo la síntesis de ciertas vitaminas y disminuyendo además nuestras cifras de colesterol.

Una alimentación adecuada debería bastar para mantener este equilibrio, pero en situaciones como el estrés, dietas no equilibradas, el exceso de café, alcohol y tabaco, poseer enfermedades como la gastroenteritis, el consumo de algunos medicamentos, intolerancias alimentarias o el propio envejecimiento, hacen que la estabilidad se rompa y aparecen los síntomas como la diarrea o estreñimiento, gases, vientre hinchado, digestiones lentas, incluso algunas enfermedades.

En estas situaciones de desequilibrio y en prevención de las mismas es donde han demostrado ser útiles los probióticos, prebióticos y simbióticos.

Cuando se ingieren en las cantidades adecuadas, pueden aportar beneficios para la salud, favoreciendo este equilibrio y previniendo enfermedades. Evitan que otras bacterias dañinas ejerzan sus funciones negativas, actuando como una barrera que frena la colonización de gérmenes patógenos, mejoran y activan las defensas y, por tanto, aumentan la resistencia del organismo frente a las enfermedades infecciosas.

Efectos beneficiosos de estos compuestos:

  • Reducen los trastornos digestivos como los asociados a la intolerancia a la lactosa.
  • Mejoran la regularidad intestinal, disminuyen los episodios de estreñimientoEste enlace se abrirá en una ventana nueva y sirven en el tratamiento y prevención de diarreas.
  • Reducen el riesgo de cáncer de colonEste enlace se abrirá en una ventana nueva y de enfermedad inflamatoria intestinal, disminuyen síntomas en el síndrome del intestino irritable.
  • Favorecen el proceso de erradicación del helicobacter pylori.
  • Previenen infecciones respiratorias altas y del tracto urinario.
  • Mejoran los síntomas alérgicos de rinitis y eczema atópico que fortalecen la inmunidad.
  • Reducen el mal aliento crónico (halitosis).
  • Deshacen el daño producido por los antibióticos en nuestro sistema digestivo.

Probióticos

Los probióticos son, según la Organización Mundial de Gastroenterología, microorganismos vivos. Se trata de bacterias o levaduras que están presentes en determinados alimentos (sobre todo lácteos), medicamentos o suplementos dietéticos. Los que se utilizan con más frecuencia son los pertenecientes a las especies lactobacillus y bifidobacterium.

¿Qué alimentos contienen probióticos?

  • Yogures
  • Helados
  • Chocolate negro sin azúcar
  • Chucrut o col fermentada al igual que los pepinillos encurtidos
  • Leches fermentadas comerciales que utilicen bifidobacterias, lactobacilos o combinaciones de otros probióticos
  • Levaduras como el kéfirEste enlace se abrirá en una ventana nueva

Prebióticos

Los prebióticos son un tipo de hidratos de carbonoEste enlace se abrirá en una ventana nueva presentes en algunos alimentos y tienen la capacidad de estimular de forma selectiva la flora intestinal, ya que son utilizados por los probióticos como sustrato alimenticio.

Los prebióticos más estudiados son dos: la inulina y los fructooligosacáridos (FOS), que pueden aparecer de forma natural en algunos alimentos o ser añadidos por el fabricante.

¿Qué alimentos contienen prebióticos?

  • Cereales integrales derivados del trigo, avena o cebada.
  • Frutas como el plátano.
  • Verduras como espárragos, ajoEste enlace se abrirá en una ventana nueva, tomates, puerro, trigo integral, alcachofa, cebollas…
  • Patata con piel.

Simbióticos

Los simbióticos son productos que han sido enriquecidos tanto con probióticos como con prebióticos, aportando a la vez ambos componentes. El modelo de alimento simbiótico natural sería la leche materna.

Además, al igual que los anteriores, existen complementos alimenticios simbióticos que se presentan en cápsulas o en polvo.

Añade a tu dieta habitual alimentos con probióticos y prebióticos para sentirte mejor a diario.

Ante la aparición de síntomas por alguna de las enfermedades mencionadas anteriormente, a veces la dieta no es suficiente y debemos recurrir a los complejos preparados. Ante esos casos, consulta con tu médico para que te oriente sobre cuál es el preparado más adecuado para la sintomatología que presentas.

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Comentarios
  • Javier Truchado Torrejón
    22 junio 2015a las 7:13

    ¡Enhorabuena Rosa Ana!

    Magnífico post; una pregunta, los simbióticos preparados, ¿se pueden adquierir tanto en farmacias como en parafarmacias?

    Un saludo.

    Prevenidos
    25 junio 2015a las 10:10

    ¡Nos alegra que te haya gustado el post Javier! Los compuestos preparados se pueden adquirir en ambos establecimientos. Normalmente se adquieren en la farmacia. Saludos.

  • Elizabeth Fosado
    19 marzo 2019a las 3:43
    Tengo Asma y la Dra. Me recetó unos sobres con Probioticos, Probioticos y Simbioticos sirve para el asma? Gracias
    Prevenidos
    25 marzo 2019a las 11:00

    Hola Elisabeth,

    Los probioticos ayudan a mantener el equilibrio intestinal y a la defensa y prevención de enfermedades frente a organismos perjudiciales; tienen acción antiinflamatoria, bactericida y fortalece la barrera intestinal.
    No todos los probióticos son iguales. Los recientes estudios demuestran que también tienen otras aplicaciones aparte de la protección de la barrera intestinal, entre otras está la protección frente a alergias; pudiendo modular la respuesta inmune, disminuyendo la gravedad y la incidencia de las mismas. L. rhamnosus, , L. reuteri, L.casei, B. breve y B. longum han sido estudiados como útiles contra las reacciones alérgicas como la dermatitis atópica y la rinitis alérgica. Si su médico le ha pautado probióticos pueden ayudarle sin duda alguna en su patología.

    Un saludo

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

Archivo del blog