Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

primeros auxilios-848primeros auxilios-848

Primeros auxilios: pasos para socorrer a un herido

¿Sabrías qué hacer para socorrer a una víctima de accidente? Los primeros auxilios son fundamentales para actuar de manera eficaz mientras llega la asistencia. Te contamos cómo ponerlos en práctica.

Empecemos por una buena definición de primeros auxilios: se trata de la atención inmediata a una víctima de accidente o enfermedad repentina, en el lugar de los hechos. En estos casos es tan importante saber qué hacer como lo que no hay que hacer, porque una actuación errónea puede complicar más las lesiones.

Objetivos de los primeros auxilios según su definición:

Evitar la muerte si hay parada cardiorrespiratoria (PCR)

Es lo más grave que le puede ocurrir a un accidentado. Por eso, toda la población debería saber cómo hacer maniobras de RCP (reanimación cardiopulmonar). Cada vez existen más espacios cardioprotegidosEste enlace se abrirá en una ventana nueva que nos pueden ayudar a salvar vidas en cuestión de segundos. Son de muy fácil manejo y conocerlos puede resultarnos muy útil.

Evitar que se agraven las lesiones

Para realizar unos primeros auxilios eficaces, tenemos que recordar las siglas PAS. ¿A qué hacen alusión estas tres letras?

1. Proteger el lugar del accidente:

Si es necesario, retirar al accidentado del lugar para protegerlo a él y a nosotros mismos. Debemos asegurarnos de que no padece una fractura vertebral para poderlo retirar y si hubiese riesgo de ello, hacerlo entre tres personas.

2. Avisar al 112:

Identificarse, dando todos los datos posibles:
- Lugar exacto del accidente.
- Tipo de accidentado.
- Número de personas afectadas.
- Mantener la comunicación por si nos tiene que preguntar algo o dar instrucciones.

3. Socorrer:

Atender a los accidentados. En caso múltiple, se atenderá siempre primero al que esté en parada cardiorespiratoria o con una lesión tan grave que comprometa la vida, tales como hemorragias graves, quemaduras de vías respiratorias…

Valoración del accidentado

1. Valoración Primaria

Hay tres elementos que debemos valorar siempre por este orden:

- Consciencia.
- Respiración.
- Pulso.

Consciencia:

Debemos identificar si responde o no al hablarle o a estímulos.
Si no está consciente, pero respira y tiene pulso, se colocará en la PLS (posición lateral de seguridad). Es la posición en la que se coloca a la víctima de lado y con la cabeza hacia el suelo para evitar la obstrucción de vías respiratorias por atragantamientos.

Respiración:

Si no está consciente, se comprobará la respiración: ver, oír y sentir el aire al respirar y observar atentamente el pecho para ver si hay movimiento. Si no tiene, debemos abrir la vía de aire y, si no respira espontáneamente, se le practicará la respiración boca a boca.

Pulso:

Se tomará en la arteria carótida, en el cuello. Si no hay pulso, se debe realizar un masaje cardiaco a través de la RCP (reanimación cardiopulmonar). Una parada de más de 3 minutos produce una disminución de aporte de sangre a las células, sobre todo al cerebro, que es el más sensible, provocando daños de manera irreversible.

2. Cómo realizar los primeros auxilios en un accidente

Si tenemos que atender a una persona que ha sufrido un accidente debemos preguntarnos por dónde comienzo la atención primariaEste enlace se abrirá en una ventana nueva. Estos son los pasos a seguir:

Maniobra frente-mentón

Cuando el accidentado no respira y no hay pulso, tumbaremos a la persona sobre un plano duro y nos arrodillaremos a un lado, abriendo la vía de aire. Es decir, realizaremos una hiperextensión del cuello y cabeza hacia atrás para desobstruir la vía respiratoria de la lengua. A continuación, limpiaremos la boca si hay cuerpos extraños y, acto seguido, haremos dos insuflaciones fuertes en la boca, tapando la nariz para que no se escape el aire.

Cómo realizar el masaje cardiaco

- Colocaremos el talón de una de nuestras manos sobre el esternón, unos dos o tres dedos por encima de la punta (apéndice xifoides) que suele coincidir con la línea media entre los dos pezones. Colocaremos la otra mano encima enlazando los dedos para no comprimir las costillas y se empujará el tórax hacia abajo entre 3 y 5 cm.

- Mantendremos los brazos extendidos y no se despegarán las manos del tórax, aplicando una frecuencia de compresiones de 100 por minuto con una frecuencia de respiraciones de 12 por minuto.

- Se realizarán 2 insuflaciones alternando con 30 masajes cardiacos. La frecuencia es la misma estando uno o dos socorristas, es decir 30/2.

- Si sospechamos de una lesión cervical se abrirá la vía de aire haciendo tracción de mandíbula. No se parará la RCP hasta que llegue ayuda especializada. Solo pararemos un máximo de 10 segundos por minuto para comprobar si vuelve el pulso o la respiración espontáneamente.

- La RCP en niños de uno a ocho años se pone en práctica comprimiendo solo con el talón de una mano y en lactantes con el tercer y cuarto dedo de la mano. En estos casos realizaremos las maniobras de forma más suave, siendo boca-boca+nariz, porque con nuestra boca podemos insuflar aire por boca y nariz a la vez. Puedes verlo en este video

3. Valoración secundaria:

- Exploraremos primero cabeza y cuello. A continuación, tórax y abdomen y, por último, las extremidades. Se comprobará si hay fracturas, hemorragias o contusiones.

- Es recomendable usar guantes y protectores de boca si tenemos que realizar respiración boca a boca y abrir siempre la ropa y retirar todo aquello que pueda comprimir.

Por último, y como consejo general para todo este tipo de situaciones, no debemos ponernos nerviosos, tenemos que tranquilizar a la víctima y actuar según nuestros conocimientos y la propia definición de primeros auxilios. Además, es conveniente tapar al accidentado hasta que lleguen las asistencias y no darle nada de comer o beber.

Para poder ver de forma práctica como hace hacer la recuperación cardiopulmonar accede a este video

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Comentarios
  • Rafael Casas Anel
    7 abril 2017a las 11:14

    Está muy bien, pero conviene aclarar que no se ajusta del todo a las recomendaciones actuales sobre RCP, según las cuales el personal no especializado NO DEBE PERDER TIEMPO BUSCANDO EL PULSO, sino asumir que si no hay respiración tampoco hay pulso, y asimismo y en general, se debe COMENZAR LA REANIMACIÓN POR LAS COMPRESIONES TORÁCICAS, y no por la respiración boca a boca.

    Prevenidos
    17 abril 2017a las 11:30

    Hola Rafael, gracias por tus apuntes. Saludos!

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

Archivo del blog