Cargando...

Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

Prevenir es pintarse la sonrisa para ir a trabajarPrevenir es pintarse la sonrisa para ir a trabajar

Prevenir es pintarse la sonrisa para ir a trabajar

Concursos de acreedores, expedientes de regulación de empleo, recortes salariales, acampadas a puertas de la empresa luchando por sus derechos… En esta época de crisis económica e incertidumbre laboral, es difícil digerir todas las noticias que se publican en los medios de comunicación. Además, escuchamos un día sí y otro también a terceros resignarse sobre la precariedad de sus condiciones laborales, la incompetencia de sus superiores, la relación con compañeros tóxicos o la congelación salarial que sufren desde hace años.

Con un panorama tan… ¿delicado?, es difícil reconocer que estamos trabajando en entornos que potencien el desarrollo personal y profesional. Si las condiciones laborales son precarias y el escenario económico frágil, no somos conscientes de que podamos afrontar eficazmente situaciones laborales adversas. Ante esta presión surgen los primeros síntomas de ansiedad, estrés, desmotivación, frustración, etc., y entramos en un bucle de emociones nocivas que perjudica nuestro estado de ánimo y repercute en nuestra salud.

Por esto, argumentar que todo profesional ha de ser capaz de transmitir emociones positivas (simpatía, cordialidad, humor, optimismo o felicidad) porque favorece su equilibrio y bienestar, nos hace pensar que con una plantilla saludable la empresa también lo será.

Las emociones nos mantienen vivos y activos influyendo en nuestro comportamiento, que afecta al rendimiento y eficacia profesional. Si partimos de que no todos los empleados somos capaces de transmitir emociones positivas en situaciones donde los conflictos, las presiones y los malentendidos están a la orden del día, es conveniente que la empresa actúe proactivamente para identificar si se producen situaciones de riesgo en las que haya que adoptar medidas preventivas organizativas, con el objeto de evitar el daño y sufrimiento en las personas.

Si desde el departamento de Recursos Humanos se apuesta por la capacitación con unos contenidos basados en la adquisición de conocimientos y en el entrenamiento de habilidades, ¿por qué se omite siempre la formación en el desarrollo o cambio de actitudes? No nos engañemos: no es suficiente con tener un puñado de conocimientos y habilidades para ser los mejores. También necesitamos tener una conducta flexible que se adapte a cualquier situación.

Una de las estrategias que se están llevando a cabo con éxito en las empresas es incluir el coaching en las acciones formativas porque, además de facilitar el aprendizaje, promueve cambios cognitivos, emocionales y conductuales que mejoran el desempeño y la productividad de los empleados. Además, el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el TrabajoEste enlace se abrirá en una ventana nueva (INSHT) destaca que "la esencia del coaching reside en que nuestros resultados son consecuencia de nuestras acciones o conductas y éstas, a su vez, son el reflejo de nuestros pensamientos" (NTP 744: ¿Podemos enseñar a aprender? Coaching: una herramienta eficaz para la prevención).

A través de esta metodología vamos a un proceso de aprendizaje vivencial que parte de lo que la persona sabe, hace y siente. No es un camino fácil de recorrer, ya que no es posible separar los comportamientos observables de las emociones. Pero podemos alcanzar el éxito si todos los empleados nos implicamos aprendiendo a aprender (equilibrio, creatividad, iniciativa, afán de superación) y a desaprender, apartándonos de las limitaciones que haya.

Ser capaz de contagiar el buen rollo basándonos en el reflejo de las emociones positivas es equivalente a ir diariamente a trabajar mostrando la mejor de nuestras sonrisas. Para ello, se requiere de tiempo, implicación y dedicación, pero es una aventura que merece la pena vivir para convertirnos en seres sanos y vitales.


Créditos de la imagen: konstantynovEste enlace se abrirá en una ventana nueva

Comentarios
Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

  • Laura CastroLaura Castro

    Laura Castro es Coordinadora Nacional de Formación Bonificada en Premap

Archivo del blog