Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

Conoce los factores de riesgo para prevenir el ictusConoce los factores de riesgo para prevenir el ictus

Cómo prevenir los ictus: factores de riesgo

Los ictus son una de las patologías más frecuentes en España, especialmente en mayores de 55 años. Conocer los distintos factores de riesgo que pueden causarlos te ayudará a prevenir su aparición.

Un ictus o Accidente Cerebrovascular es una enfermedad causada por falta de riego sanguíneo en el cerebro que conlleva la muerte de células y problemas en el funcionamiento orgánico. Se trata de una patología importante por su frecuencia y por sus consecuencias, ya que en España constituye la primera causa de mortalidad en mujeres y la segunda en hombres.

Es mucho más frecuente a partir de los 55 años, creciendo su aparición a medida que aumenta la edad. Según la causa que lo origine, pueden ser de dos tipos:

  • Isquémico por falta de aporte de sangre.
  • Hemorrágico por sangrado.

Causas y síntomas de los ictus

Estas lesiones originan una cantidad de síntomas y signos tan variables como abundantes. Suelen presentarse de manera brusca y los más frecuentes son:

  • Pérdida de fuerza o sensibilidad, debilidad en la cara, brazo y pierna de un lado del cuerpo.
  • Visión doble.
  • Sensación de vértigo.
  • Alteración repentina del habla y dolor de cabeza súbito.

La identificación inmediata de los síntomas es crucial en la evolución del enfermo, ya que se ha demostrado que los pacientes tratados desde el primer momento por neurólogos logran una recuperación casi total o con muy pocas secuelas.

Factores de riesgo

Para prevenir los ictus, es fundamental conocer qué factores predisponen su aparición. Los riesgos más significativos son:

  • Hipertensión
  • Tabaquismo
  • Obesidad
  • Elevación del colesterol en sangre
  • Diabetes.

Medidas de prevención del ictus

1. Control y tratamiento de la hipertensión

La detección precoz de alteraciones en las cifras de tensión arterial y un adecuado tratamiento médico son claves para prevenir los ictus. Se dice que la hipertensión es el "asesino silencioso", ya que no muestra síntomas externos.

2. Evitar hábitos tóxicos

Hablamos sobre todo del tabaco, del consumo excesivo de alcohol y del sedentarismo. Además, es conveniente evitar el exceso de grasas animales en la dieta.

3. Control de los niveles de colesterol en sangre

Los hábitos alimenticios saludables junto con tratamiento médico cuando sea necesario son las medidas más importantes.

4. Prevención y tratamiento de diabetes mellitus

Mantener unos niveles correctos de glucosa en sangre es determinante para prevenir los accidentes cerebrovasculares entre los que se encuentran los ictus. Los pacientes con diabetes tienen un riesgo entre dos y tres veces superior de sufrir un ictus isquémico.

5. Tratamiento anticoagulante

Está especialmente indicado en pacientes que ya han sufrido algún ictus o isquemia previos o que cuentan con antecedentes de fibrilación auricular.

La importancia de contar con atención médica inmediata y especializada

El tratamiento precoz disminuye claramente la severidad de las lesiones, el tiempo de recuperación y, por supuesto, los índices de mortalidad. Las unidades especializadas en ictus, deben trabajar coordinadamente con la atención primaria para detectar la enfermedad. Se recomienda el seguimiento personalizado de cada caso para evitar complicaciones secundarias, especialmente un segundo ictus.

La atención de los enfermos con secuelas de ictus se lleva a cabo mediante planes de rehabilitación personalizados, con el objetivo de obtener los mayores beneficios y minimizar dichas secuelas. Es muy recomendable que se inicie lo antes posible y aplicando terapia ocupacional, logopedia y fisioterapia específicas. Otro aspecto básico en la rehabilitación es el apoyo por psicólogos y trabajadores sociales, ya que al menos un tercio de los enfermos sufren depresión tras el ictus.

Salud laboral e ictus

La reinserción laboral tras el ictus es uno de los objetivos más trascendentes de la rehabilitación. Sin embargo, la heterogeneidad de síntomas hace de este objetivo una tarea complicada, siendo necesario el estudio individualizado de cada caso.

La adaptación del puesto de trabajo suele ser necesaria y el éxito de la reinserción es más frecuente cuando se puede realizar en el puesto original del enfermo.

El departamento de Medicina del Trabajo debe evaluar si existen necesidades específicas derivadas del ictus. El técnico de prevención realiza una evaluación del puesto de trabajo, con el objetivo de definir las posibles adaptaciones necesarias del mismo:

  • Modificación del horario.
  • Supervisión.
  • Dispositivos de apoyo.
  • Adaptación de funciones.

El seguimiento debe ser periódico y continuado para garantizar que las condiciones del puesto no perjudiquen el estado de salud del trabajador.

En la siguiente infografía podrás descubrir algunas tácticas para descubrir si alguien cercano tiene ictus. Toma nota ;)

Infografia ictusInfografia ictus


Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Comentarios
  • Vicente
    6 septiembre 2017a las 8:39
    Conduciendo con normalidad, de pronto me sobreviene una especie de sobre-presión sobre el ojo derecho que me hace ver como una doble visión o visión solapada, parece que pierdo un poco de profundidad en la visión.
    Este efecto permanece durante unos 15 a 30 segundos, al sentir estos síntomas, trato de aumentar la respiración y pegar mi barbilla sobre el pecho, aspirando con insistencia para oxigenar mi sangre. Todo esto en plena conducción, reduzco algo la velocidad y pasados unos segundos (15 a 20 sg.) parece que todo vuelve a su estado normal.
    Tengo la sensación haber sentido como una presión interna en el lado derecho de mi frente sobre el ojo derecho. Pasado el episodio, mi visión vuelve a ser la misma que ante de estos hechos.
    Reviso 3/5 veces el correo-e cada día.
    Gracias por su atención.
    Prevenidos
    12 septiembre 2017a las 9:27

    Hola Vicente. La sintomatología que usted indica tiene que ser valorada por un oftalmólogo para poder llegar a un diagnóstico. Lo de pegar la barbilla al pecho, no me parece que deba realizarlo mientras conduce ya que pierde ángulo de visión con el consiguiente riesgo. Insisto que debe realizar consulta con su oftalmólogo a la mayor brevedad, fundamentalmente por el riesgo que tiene al producirse el cuadro mientras conduce.

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

Archivo del blog