Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

Prevención a la exposición a radiación naturalPrevención a la exposición a radiación natural

Prevención a la exposición a radiación natural

Además de la posible exposición a radiaciones ionizantes de origen artificial, los seres humanos están expuestos, ineludiblemente, a fuentes naturales de radiación. Las dos contribuciones más importantes a esta exposición consisten en la radiación cósmica que atraviesa la atmósfera y la radiación resultante de la desintegración de los elementos radiactivos que se encuentran en la corteza terrestre desde su formación. Se estima que alrededor del 87% de la dosis de radiación que recibe la población se debe a las radiaciones naturales.

Los isótopos radiactivos (radionucleidos) naturales se encuentran en el suelo, en el agua, en el aire, en los alimentos, en los materiales de construcción y en nuestro propio cuerpo. Incluyen, además de los elementos radiactivos primordiales tales como el uranio, el torio y el potasio, sus productos de desintegración radiactiva y los producidos en la atmósfera por interacciones con la radiación cósmica. De todos ellos, el radón (Rn), un gas procedente de la desintegración del radio-226, representa la principal contribución a la dosis debida a la radiación natural.

En su estado natural estos materiales están, por lo general, muy dispersos y es muy remota la posibilidad de que se superen los límites de exposición. Sólo cuando se concentran es cuando pueden existir incrementos de la exposición a radiaciones ionizantes por parte de los trabajadores y, en su caso, en otras personas que, en algunos casos, puede que no sean despreciables desde el punto de vista de la protección radiológica.

La Organización Internacional de la Energía Atómica (IAEA), define material NORM (acrónimo de Naturally Occuring Radioactive Material), como todos aquellos materiales cuya radiactividad tiene una procedencia natural, pero en los que alguna actividad humana ha incrementado el potencial de exposición en comparación con la situación inalterada.

Las industrias NORM se caracterizan por, o bien utilizar materia prima que presenta la particularidad de contener concentraciones elevadas de radionucleidos naturales o bien, debido a las características de su proceso de producción, por generar productos comerciales, subproductos o residuos enriquecidos en los mencionados radionucleidos. De esta clasificación se excluyen las industrias nucleares y las del ciclo de combustible nuclear, ya que aunque el uranio es también un radioisótopo natural utilizado en la fisión, ya han sido ampliamente estudiadas y reguladas.

El Reglamento de Protección Sanitaria contra Radiaciones Ionizantes (RPSRI), aprobado por Real Decreto 783/2001, establece en su título VII las disposiciones relativas a las fuentes naturales de radiación. Los titulares de las actividades laborales, exceptuando la explotación de minerales radiactivos, en las que existan fuentes naturales de radiación, deberán declarar estas actividades ante los órganos competentes en materia de industria de las comunidades autónomas en cuyo territorio se realizan estas actividades. Además, deben realizar los estudios necesarios a fin de determinar si existe un incremento significativo de la exposición de los trabajadores o de los miembros del público que no pueda considerarse despreciable desde el punto de vista de la protección radiológica.

Entre las actividades laborales relacionadas con industrias NORM que deben ser declaradas y sometidas a dichos estudios se incluyen las que impliquen el almacenamiento o la manipulación de materiales o de residuos, incluyendo las de generación de éstos últimos. La Instrucción IS-33 del Consejo de Seguridad Nuclear, sobre criterios radiológicos para la protección frente a la exposición a la radiación natural, proporciona una relación no exhaustiva de estas actividades:

  • Extracción de tierras raras: monacita, zirconio, ilmenita o rutilo, entre otras.
  • Producción y utilización del torio y sus compuestos. La mayor utilización reside en los electrodos toriados para soldadura TIG. También se utiliza óxido de torio en los recubrimientos de los electrodos de las lámparas de descarga de alta intensidad HID y en los magnetrones para la producción de microondas, tanto en radares como en hornos domésticos e industriales.
  • Producción de niobio y ferro-niobio.
  • Producción de gas y petróleo. En la industria petrolera se produce durante el proceso de producción, cuando los fluidos extraídos de los reservorios subterráneos pueden arrastrar radio-226 y 228 y descendientes tales como plomo-210, pudiendo concentrarse estos isótopos en los barros que se acumulan en los sumideros de los campos de petróleo, tanques y lagunas. En las actividades de procesamiento de gas, el radón se concentra en los flujos de gas natural. Los elementos de decaimiento del radón se depositan formando una película brillante en la superficie interna de la parte superior de las tuberías, unidades de tratamiento, bombas y válvulas utilizadas en los sistemas de procesamiento.
  • Producción de cemento, mantenimiento de hornos de «clinker».
  • Fabricación de pigmentos de dióxido de titanio. Utilización de ilmenita, que es un mineral enriquecido en radionucleidos de la serie del torio y en menor medida de la serie del uranio.
  • Industria del fosfato (producción de ácido fosfórico y de fertilizantes fosfatados). En la fabricación de ácido fosfórico a partir del mineral apatito se genera como subproducto yeso, en el que se concentran isótopos naturales del uranio y sus descendientes, como el radio-226 y el plomo-210.
  • Industria del zirconio. Por ejemplo, minerales de circonio utilizados en la industria cerámica.
  • Producción de estaño, cobre, aluminio, hierro, acero, cinc y plomo.
  • Centrales térmicas de carbón. Se concentran los radionucleidos en las cenizas.

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Comentarios
  • Laura
    9 enero 2019a las 16:11
    Buenos días, habrá alguna norma que me digas cuáles son los límites de exposición a la radiatividad natural?
    Prevenidos
    11 enero 2019a las 0:00

    Buenos días

    Las instrucciones del Consejo de Seguridad Nuclear tienen carácter normativo y son de obligado cumplimiento. La Instrucción IS-33, sobre criterios radiológicos para la protección frente a la exposición a la radiación natural, establece unos valores de dosis efectiva a los trabajadores cuya superación requeriría la adopción de medidas correctoras o dispositivos de vigilancia:

    • < 1mSv/a: no es necesario control.
    • 1 - 6 mSv/a: se debe aplicar un nivel bajo de control.
    • 6 mSv/a: se debe aplicar un nivel alto de control.

    mSv/a: milisievert/año. Dosis acumulada en el periodo de un año natural.

    Estos límites son de aplicación en las industrias NORM.

    Asimismo, establece unas concentraciones de radón en lugares de trabajo cuya superación requeriría la adopción de medidas correctoras o dispositivos de vigilancia:

    • < 600 Bq/m3: no es necesario control.
    • 600 - 1000 Bq/m3: se debe aplicar un nivel bajo de control.
    • 1000 Bq/m3: se debe aplicar un nivel alto de control.

    En el caso de los lugares de trabajo con elevada permanencia de miembros del público el nivel de intervención será de 300 Bq/m3 de concentración media anual de Rn-222. Se entiende por lugares de trabajo con elevada permanencia de miembros del público aquellos en los que los miembros del público pueden permanecer un número de horas superior al de permanencia de los trabajadores (hospitales, centros penitenciarios, etcétera). Se incluyen en esta categoría los centros de educación infantil, primaria y secundaria.

    Un saludo

  • MAMEN
    24 enero 2017a las 14:09

    MUY BUENO ALFONSO. FELICIDADES.

  • Ana Maria Sanchez-Clemente Rojo
    25 enero 2017a las 12:53

    Me parece un articulo impresionante. Enhorabuena

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

Archivo del blog