Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

puzzle de carapuzzle de cara

¿Cómo podemos cuidar la salud de nuestro cerebro?

Que un día moriremos, lo tenemos todos claro y ante este hecho que no podemos, aún, impedir, hagamos que ese día llegue lo más tarde posible y que nuestra calidad de vida física y mental sea hasta entonces la mejor.

Durante el último siglo el estudio del cáncer y de la genética han copado los listados de las investigaciones científicas más importantes. Este siglo XXI contará, probablemente, con otros objetivos, y entre ellos estará probablemente la búsqueda de formas para cuidar la salud cerebral.

Por supuesto, si nos planteamos mantener y mejorar la salud cerebral tenemos que dar un primer paso: dejar el tabaco. ¿Por qué? Porque comprime las arterias, desgasta el corazón y causa más de diez cánceres distintos que se pueden desarrollar en el cerebro. El tabaco es la primera causa de daño neurológico. Solo lo supera la cocaína y el esnifado de pegamento.

Es lógico pensar que al igual que para correr un maratón entrenamos los músculos de las piernas, abdomen y espalda…para correr el "maratón de la vida" también hemos de trabajar para salvaguardar nuestra salud cerebral. Para que nuestra memoria esté preparada para correr el "Maratón de la Vida" tenemos que trabajar el "músculo" del cerebro.

Probablemente, de todas las funciones del cerebro, la memoria es la que más nos preocupa. Así que, si nos ocupamos de cuidarla, también lo estaremos haciendo con nuestra salud cerebral en general.

Tanto el cerebro como la memoria, están preparados para el entrenamiento de forma continua y para ello no es necesario ir al gimnasio; cualquier situación de la vida cotidiana puede ser un buen momento para ejercitarlos. En nuestro día a día hay una gran variedad de actividades que podemos realizar y que nos ayudarán a mejorar nuestra memoria. Y si además las realizamos en compañía, mucho mejor.


Tabla de ejercicios para trabajar la atención y la memoria:

Los juegos de cartas o de mesa como el dominó, el parchís, el juego de la oca, etc. desarrollan la concentración y la atención dividida ya, que exigen crear estrategias y ejecutar decisiones. Además, nos socializamos algo que es indispensable para la memoria.

-Ajedrez: de todos los juegos, es el que se lleva la palma en ejercitar la memoria.

-Leer un libro o el periódico: exigen un gran nivel de concentración y memoria, además de exigir agilidad mental para poder seguir los saltos de líneas, fotos y cambios de titulares.

-Charlar, conversar: supone un disfrute y trabajo de concentración.

-Calcular el dinero que te ahorras en la rebajas, repasar la cuentas de las compra o de la casa, calcular lo que te costará la compra del supermercado antes de que lo diga la cajera, etc., fortalece la habilidad de poder realizar operaciones mentales.

-Leer hacia atrás, decir los números de teléfono al contrario, deletrear palabras al revés, leer una frase de derecha a izquierda, son todos buenos ejercicios para poder trabajar con más información en nuestra cabeza.

Tabla de ejercicios para trabajar la codificación:

Llevar un diario, subrayar lo que leemos, elaborar listas (mejor por categorías para que nuestro cerebro guarde la información de forma ordenada), etc., son ejercicios que suponen una labor de síntesis que ayuda a codificar y registrar la información.

Ordenar la casa, las cosas de la cocina, del armario trastero, o del escritorio, ayudan a nuestro cerebro a ordenar la información que aprende cada día.

Tabla de ejercicios para trabajar el recuerdo:

Buscar información en Internet: lo más importante de esta actividad es que "tú" eres el que decides "qué" quieres buscar y esto ayuda a fortalecer la conexión de las redes neuronales responsables de activar la "iniciativa" y de rastrear la información ya aprendida.

Leer una novela o el periódico: a través de los personajes, de los lugares que visitan y de las emociones que trasmiten, se desarrolla la corteza cerebral y cuando cada día he de recordar en qué punto dejé la lectura, se trabaja la memoria. El diario informativo nos permite esforzarnos por recordar lo que leímos el día anterior y relacionarlo, favoreciendo la función del recuerdo.

Los crucigramas: son herramientas excelentes para fortalecer el lenguaje y trabajar el recuerdo, a la vez que una interesante manera de recorrer las, parece que a veces infinitas redes neuronales, para encontrar la palabra adecuada.

Los juegos de palabras (palabras encadenadas, crear palabras por sonidos y por categorías, asociación libre de palabras) o adivinar personajes o títulos de películas: son actividades para trabajar la memoria y la habilidad para llegar a nuestro vocabulario.

Repasar un álbum de fotos también es una actividad que fortalece nuestros recuerdos del pasado y afianza la capacidad de explorar nuestra información.

Ya sabes, aprovecha cada una de estas actividades y fortalece tu cerebro ;-)

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

  • Marta Sanz RamosMarta Sanz Ramos

    Psicóloga del Programa Executive, clínica de Quirónprevención en la que directivos de distintas compañías se someten cada día a reconocimientos médicos.

Archivo del blog