Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

Niño en parqueNiño en parque

A los niños no se les puede dejar solos…

Nuestra casa es el sitio más cómodo y el mejor refugio cuando buscamos paz y seguridad. Sí, para nosotros es un templo, pero, ¿y para los más pequeños? La casa puede llegar a ser uno de los lugares más peligrosos para ellos si no se toman las medidas de prevención adecuadas.

A partir del primer año de vida hasta los cinco son más frecuentes este tipo de accidentes. En esta franja de edad, los niños pasan por la etapa de exploración y de investigación de todo lo que les rodea. Nuestro hogar es un lugar potencialmente peligroso si no se toman las medidas oportunas de prevención. En él pasamos mucho tiempo y hay que vigilar todos los rincones para evitar accidentes. Más de la mitad de los casos son caídas y el resto se reparte entre heridas, asfixias y quemaduras.

No hay habitación que se les resista. En este post os señalamos los riesgos que se pueden encontrar los niños en las estancias principales de una casa.

Precauciones generales: lo principal es tenerlos controlados en todo momento y no dejarlos solos. Si tenemos varias plantas, lo mejor es alejarlos de las escaleras protegiéndolas con barreras.

Cocina

Es el lugar más peligroso de la casa. No sólo por los fogones, sino por la variedad de electrodomésticos que tiene y todos los productos de limpieza que guardamos en los armarios. Si estamos cocinando, es mejor tener situado al niño lejos de la zona de los fuegos (o mejor aún, fuera de la cocina). Por supuesto, prohibido jugar ni correr en la cocina ;). El horno, capítulo aparte: su puerta hirviendo queda justo a la altura para que un niño de 2 a 3 años apoye sus manos. El riesgo potencial es aquí tan alto que lo único que cabe hacer cuando lo usamos es cerrar la puerta de la cocina y tener a los peques vigilados en otra habitación. Por otro lado, si tenemos mascotas, no es conveniente dejar los platos de su comida visibles para que al niño no le dé por probar lo que no debe.

Baño

  • Bañera. No hay que descuidarle mientras está disfrutando de su baño. Además, para evitar resbalones, lo más práctico es utilizar antideslizantes (o, si son menores de 6 meses, sillas que lo recojan sin que pueda resbalar hacia fuera).
  • Debe de permanecer siempre cerrado.
  • Los jabones y utensilios peligrosos del baño deben estar a una altura apropiada para que sea difícil llegar a ellos.

Salón

  • Los enchufes son uno de los puntos de las casa que más atrae a los pequeños. ¿Lo ideal? Poner parches protectores para que no puedan meter los dedos.
  • Estufas o chimeneas. Tanto si están apagadas como encendidas, puede ser un lugar de juego para ellos. Si son muebles fijos se pueden tapar con alguna estructura para que no la descubran.
  • Uno de los momentos clave que hay que vigilar es cuando empiezan a andar, ya que podrían llevarse cualquier golpe. Lo mejor es fijar las esquinas más peligrosas con esquineras redondeadas.

Habitaciones

  • Juguetes peligrosos: los de tamaño minúsculo, los que arañan, pinchan o manchan, es mejor tenerlos bien guardados para que no lleguen a ellos y sacarlos en su momento de juego controlados por un adulto.
  • Las caídas de la cama son frecuentes entre los más pequeños. Cuando dejan la cuna y duermen en una cama, hay barreras que evitan posibles caídas.
  • Evitar suelos que resbalen y utilizar siempre moquetas grandes.

Jardín

  • Guardar cualquier objeto que pueda producir un accidente, como escaleras, rastrillos, tendederos que cuando se recogen quedan apoyados en la pared, etc.
  • Mantener al niño lejos de la piscina y, por supuesto, es crucial tener el recinto entero vallado y con puerta que no puedan abrir solos.
  • Hay muchas plantas que tenemos en el jardín que desconocemos si pueden ser venenosas. ¡Ojo!
  • Puede ser apetitoso para ellos, sobre todo si la pueden coger de algún macetero. Enseñémosles desde pequeños a no llevarse arena o piedras a la boca.
  • Losetas rotas. Debido al clima, muchas de las losetas del suelo se pueden fragmentar y producir cortes.
  • Distintas alturas. Proteger las zonas con desniveles.

Con estas recomendaciones se puede minimizar el riesgo de que sufran algún accidente doméstico. Sin embargo, es importante no dejarlos solos para que no se les ocurra una brillante idea. Cuidado con sus ideas, los niños tienen mucha imaginación. Hagamos que la usen para sorprendernos con cosas alegres, como casi siempre ;).


Créditos de la imagen: Martin NovakEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

Archivo del blog