Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

motivacion-trabajo-848motivacion-trabajo-848

Motivación para trabajar:10 claves contra el estrés

Cuando las situaciones de estrés se prolongan en el tiempo pueden llegar a afectar a la salud. Te proponemos 10 consejos para afrontar el día a día con positividad y motivación para trabajar.

Son muchas las ocasiones en las que nos encontramos sin fuerzas para levantarnos de la cama, nos agota el simple hecho de pensar en ir a trabajar, nos sentimos tristes y desmotivados, nos embarga la pereza… Frecuentemente se debe a situaciones de estrés que, al prolongarse en el tiempo, llegan a afectarnos negativamente en nuestro trabajo diario. Otras veces es la rutina la que nos pone difícil ir a trabajar. Estos síntomas se pueden ver incrementados si existen rasgos depresivos en la personalidad, que favorecen la fatiga laboral crónica. Todo ello puede derivar en un impacto negativo en la productividad y, por supuesto, en problemas de salud.

El trabajo ocupa gran parte de nuestro tiempo diario e invertimos mucho esfuerzo en conseguir los mejores resultados posibles. Esa inversión de tiempo y energía puede conllevar que nos debilitemos mentalmente y llevarnos, poco a poco, a un problema personal y profesional.

Hay que tener en cuenta que existen distintas variables que influyen en el nivel de satisfacción laboral, como muestran distintos estudios sobre el grado de estrésEste enlace se abrirá en una ventana nueva que sufren los trabajadores. El género, la localización y la profesión son algunos de los factores más relevantes a este nivel.

10 consejos para conseguir motivación en el trabajo


1. Actitud positiva

Es importante la predisposición con la que afrontes el trabajo. Tu planteamiento debe ir encaminado a destacar siempre lo positivo que te aporta la actividad laboral.
Ante los inconvenientes, busca soluciones en lugar de perder el tiempo lamentándote, así conseguirás sentirte mucho mejor. Los problemas no deben causarte sentimientos negativos, más bien deben convertirse en pequeños retos a superar.

2. Potencia tus capacidades

Dentro de tu trabajo diario, busca tus puntos fuertes y poténcialos. Date a conocer dentro de tu organización, de tus clientes o de tu oficina por tus propias potencialidades. Trata siempre de aumentar tu autoestima.

3. Levántate con ganas y energía

Es adecuado empezar bien el día, para ello cuando suene el despertador piensa en algo agradable que vayas hacer en ese nuevo día, ese pensamiento invadirá tus horas y te hará sentirte mejor. Disfruta de los pequeños placeres como puede ser un buen café al levantarte o ese desayuno con los compañeros de trabajo. Acomoda tu espacio a tus gustos y haz deporte para relajarte y liberar endorfinas. Así conseguirás una buena dosis de energía para afrontar la jornada laboral. Puedes probar a practicar yogaEste enlace se abrirá en una ventana nueva para la gestión del estrés, ¿te animas?

4. Relaciónate con los compañeros

Las relaciones sociales forman parte de la vida diaria y son necesarias para alcanzar la felicidad. En el trabajo, por tanto, también son importantes. No busques amigos en tu entorno laboral (si surgen, perfecto), busca compañeros con los que compartir experiencias y trata de conversar con ellos. De esta manera, encontrarás compañeros que te sirvan de ayuda en tu desarrollo profesional diario. Ello fomentará un trabajo en equipo mucho más productivo y tú te sentirás más realizado.

5. Sonríe

Sé amable, que tu semblante derroche simpatía, intenta contagiar tu alegría a los demás compañeros o clientes. Esto te ayudará a sentirte bien contigo mismo y a la vez, crearás un ambiente agradable allí por donde pases.

6. Fuera presiones

Lleva tu trabajo lo más al día posible, optimiza los tiempos y rentabiliza al máximo los recursos. Así estarás evitando las presiones y se aliviará el malestar que eso genera. Comienza la mañana haciendo lo que más presión te genere ya que empezar resolviendo algo hará que te motives para continuar.

7. Crea buen ambiente

Reconoce los logros de los compañeros, felicítalos y alégrate verdaderamente por ellos. No sientas apatía, envidia ni acritud. Así se fomentará el buen ambiente de trabajo y ayudarás a mantener la motivación de todo el equipo.

8. Pon música en tu vida

La música influye directamente en los estados de ánimo, ayuda a controlar el estrés y reduce la sensación de fatiga. Además, causa sensación de placer y bienestar e incita a la consecución de objetivos. Una música relajada, no demasiado fuerte y que se adapte a tus preferencias, hará de tu entorno laboral un espacio cómodo y que incita al trabajo.

9. Pon en marcha tus ideas

Es bueno ser emprendedor e ir más allá de la rutina del trabajo diario. Para sentirnos motivados en el trabajo, es imprescindible tener proyectos, activar la mente con ideas innovadoras, pensar abiertamente sobre las cuestiones que se plantean… No debes reprimir las ganas de expresar tus ideas y ponerlas en marcha.

10. Realízate personalmente

La realización personal conlleva una realización profesional, o al menos ayuda bastante. Si te sientes bien con tu vida, serás capaz de sentirte bien con el trabajo que desempeñas.

Pon en práctica estos diez consejos y ¡motívate en tu trabajo!


Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Comentarios
  • pilar cuevas Minguez
    7 diciembre 2016a las 9:28

    Gracias. importante recordatorio. lo he impreso para que exponerlo.

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

Archivo del blog