Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

Gas radón: El enemigo invisibleSímbolo del elemento químico radón

¿Qué es el gas radón y cómo nos afecta?

La contaminación por radiación es un riesgo para la salud más frecuente de lo que creemos. Te contamos qué es el radón y cuáles son las medidas de prevención para evitar los efectos de este gas.

El radón es un gas radiactivo inodoro, incoloro e invisible al que podemos estar expuestos gran parte de la población sin conocer sus efectos para la salud: según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se estima que este gas puede ser el causante de entre un 3% y un 14% de los casos de cáncer de pulmónEste enlace se abrirá en una ventana nueva y, en muchos países, constituye la segunda causa después del tabaco.
A través de la descomposición natural del uranio, que produce radiación, aparece el gas radón en el aire. Hay que destacar que al aire libre esta pequeña radiación no supone un riesgo considerable para la salud.
Como sucede con la mayoría de compuestos potencialmente cancerígenos, no existe una concentración umbral o dosis segura. En este caso, la inhalación de pequeñas concentraciones del gas puede producir un incremento del riesgo de padecer la enfermedad.

Contaminación por gas radón

El radón en la naturaleza emana de suelos y rocas. Pasa al aire y allí se desintegra, produciendo radiación natural. Esta radiación puede entrar en contacto con el sistema respiratorio a través del aire y, por ello, tiene incidencia en el desarrollo del cáncer de pulmón.
La concentración del gas en el aire en la naturaleza es muy baja y se diluye rápidamente. Los riesgos para la salud aparecen cuando el radón se concentra en espacios cerrados.
La concentración de radón en viviendas y espacios de trabajo dependerá de distintos factores en la construcción de los edificios:

- Presencia de uranio en los materiales del subsuelo.
- Vías de filtración de radón en los edificios.
- Hábitos de ventilación.

¿Qué hacen las administraciones u organismos para el control del riesgo por gas radón?

Estados Unidos es uno de los pioneros en el desarrollo de estudios epidemiológicos sobre el gas radón asociado a riesgos para la salud pública. Las autoridades sanitarias llevan varios años desarrollando planes de control del riesgo y de información para la población. No en vano, en muchas viviendas de nueva construcción se instalan medidores de concentración de gas radón y sistemas automáticos de control.
En la actualidad, varios países europeos, incluyendo España, están desarrollando programas de salud pública y políticas de salud laboral para la reducción del riesgo de exposición en lugares de trabajo, ajustándose a la normativa sanitaria de protección de trabajadoresEste enlace se abrirá en una ventana nueva frente a radiaciones ionizantes. También se están llevando a cabo campañas informativas para los profesionales de la construcción, uno de los gremios más afectados por gas radón.
El Consejo de Seguridad Nuclear ha puesto en marcha el proyecto MARNA, que consiste en la realización de un mapa detallado para medir y evaluar los niveles de radiación gamma con el objetivo de detectar posibles incrementos y prevenir sus efectos en la salud pública.

Medidas para reducir la concentración de gas radón

Viviendas y espacios de trabajo

En la mayoría de las ocasiones las medidas para evitar la concentración de gas radón suele ser relativamente sencillas. Basta con ventilar el recinto, asegurando una renovación de aire adecuada, bien por procedimientos naturales (apertura de ventanas o entradas de aire) o bien favoreciendo la dilución del contaminante con sistemas de ventilación forzada (ya instalados).

Edificios

Las medidas de prevención en este caso pasan por detectar elementos de riesgo:

- Construcciones sobre terreno granítico.
- Edificios con revestimientos de piedra natural.
- Presencia sótanos, garajes, minas o cuevas subterráneas.

En estos casos es recomendable realizar estudios específicos por medio de empresas especializadas que incluyan mediciones de concentración de gas radón.
Medidas específicas:

- Aislamiento del edificio.
- Sellado de grietas-huecos.
- Colocación de extractores y/o detectores de gas radón.


Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Comentarios
  • Lourdes deOP
    24 mayo 2016a las 17:38

    Muy buen artículo!!! Ojalá pudiésemos saber los muchos asesinos invisibles que nos rondan cada día!!! Gracias por la información tan bien expresada y expuesta de manera brillante y fácil…

    Prevenidos
    25 mayo 2016a las 10:27

    Muchas gracias por tus palabras Lourdes. Nos alegramos de que te haya gustado el post. Un saludo.

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

  • Mª Selina de Orduña Salazar
Mª Selina de Orduña Salazar


    Mª Selina es coordinadora de Higiene Industrial - Dirección Regional Extremadura

Archivo del blog