Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

La gamificación o cómo aprender jugandoLa gamificación o cómo aprender jugando

La gamificación o cómo aprender jugando

La meta del "buen formador" es, básicamente, que los alumnos aprendan los conocimientos establecidos en los objetivos del curso. Pero cuando se trata de prevención de riesgos laborales, ¿realmente es ese nuestro propósito? La mayoría de los participantes de los cursos de PRL llegan con ciertos conocimientos de la materia que van a recibir, ya que se dedican a ello. ¿Realmente queremos que aprendan a utilizar un arnés que llevan utilizando años, que sepan diferenciar pictogramas de productos químicos que utilizan a diario, o que conozcan el nombre de un Real decreto sobre la actividad preventiva?

La formación que se viene impartiendo hasta ahora en nuestro sector suele ser "otra" formación tediosa más. Esa formación a la que nos vemos obligados a asistir y que nos aburre tanto que perdemos el hilo del curso a los veinte minutos del comienzo del mismo. Se trata de una formación en la que muchas veces se incluye una cantidad de conceptos excesiva, que en la práctica al trabajador no le competen por lo que, si no se ha dormido antes, cuando salga del aula es probable que ya la habrá olvidado. Por lo tanto, no podemos decir que sea una formación efectiva, ya que las más de las veces no hemos conseguido nuestro objetivo.

Si nos adentramos en los patios de los colegios nos daremos cuenta que estas pequeñas mentes infantiles que están por llenar y que están dispuestas y abiertas a nuevos conocimientos, desarrollan juegos en los que sin darse cuenta aprenden unos de otros: construcciones, juegos de roles (papás y mamás), experimentos con arena y hojas, juegos de magia, etc. Si estos juegos los llevamos al aula enfocados a los objetivos del mundo profesional, el resultado será el mismo que se da en el mundo infantil: aprendizaje de conceptos que se mantienen en nuestra memoria durante un largo plazo.


En muchos colegios e institutos se utiliza la GAMIFICACIÓNEste enlace se abrirá en una ventana nueva o ludificación como una práctica habitual y un método de aprendizaje, y los resultados son extraordinarios. Se ha comprobado que con el uso de esta metodología, en aulas donde el fracaso escolar era notable se consigue que los alumnos tomen interés por asignaturas como biología, matemáticas y física, que a priori les podrían parecer tediosas. Los alumnos se sienten parte de la experiencia y se divierten mientras investigan o colaboran en una actividad que les hace estar despiertos y activos intelectualmente. Sus ganas de aprender se ven motivadas y su mente se abre a nuevos conocimientos que quedarán en su recuerdo durante mucho más tiempo.


Se trata de un modelo de aprendizaje a largo plazo y que está muy alejado del aprendizaje de "memorieta"; este último se mantiene activo en nuestra mente durante poco tiempo, normalmente hasta que nos examinamos, y de él no sacamos una enseñanza práctica, ya que habitualmente se basa solo palabras aprendidas pero sin un sentido ni forma que podamos aplicar en la vida real.


Y, si la mejor forma de que los niños aprendan es a base de juegos, ¿por qué no se utiliza esta metodología de enseñanza con los adultos? Nos puede parecer que jugar solo es cosa de niños y que la formación para adultos ha de ser algo más serio, y mucho más cuando tratamos sobre riesgos en los puestos de trabajo. Pero, ¿el aprendizaje profesional tiene que ser siempre tan "serio"? ¿Está reñido el aprendizaje con pasárselo bien y disfrutar aprendiendo…?


Pues apliquemos esta forma de enseñanza en la formación empresarial. La gamificación puede venir dada en muchas formas, tales como dinámicas de grupo o juegos de mesa, puede aplicarse con aplicaciones, webs, smartophones, juegos de rol y demás tecnología: o con pos-it, y multitud de material, desde el más simple hasta el más complejo. E incluso se puede gamificar sin necesidad de utilizar materiales; por ejemplo, con cambios de roles, teatralizando situaciones reales, entonando canciones, etc.


Tal y como hacen los niños, con un simple palo podemos jugar a aprender. El ponente, profesor o monitor será el director de la actividad en muchos casos, explicando la dinámica o juego. En otras ocasiones serán los propios participantes los que vayan desarrollando la actividad mediante lluvia de ideas, pistas, experiencias, etc.


Así pues, la gamificación abre todo un mundo de posibilidades formativas, que se pueden aplicar a todos los temarios de nuestro sector. Lo importante de esta metodología es sacar a los participantes de su zona de confort; que participen, que se sientan parte de la actividad, del aula y del grupo. Que cada uno de ellos tome la misma importancia y relevancia y, en muchos casos, saliéndose de los roles establecidos en la compañía en la que trabajan para poder empatizar con la persona que tienen al lado. De este modo, la atención está captada, y se mostrará el interés suficiente para que el director de la formación consiga que los objetivos de la misma puedan ser interiorizados por todos los participantes.


Con todo esto, ya sabemos que debemos orientar a los alumnos por un camino que les dirija a un tipo de aprendizaje diferente. Pero no nos olvidemos de que los formadores también somos alumnos y debemos aprender a enseñar.


¿Y si cambiamos el objetivo del "buen formador"? Como formadores también debemos modificar nuestra perspectiva acerca de la formación. Debemos hacer que la formación altere "algo" en las cabezas de los participantes y que modifique la forma de comportarse en su trabajo y, por lo tanto, sus hábitos laborales.


En definitiva, el nuevo objetivo del "buen formador en PRL" es hacer de la formación una EXPERIENCIA que genere un CAMBIO en la vida de las personas, y la GAMIFICACION puede ser la herramienta fundamental para que ello suceda.

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

  • María del Valle Sánchez Arroyo_100 x 100María del Valle Sánchez Arroyo_100 x 100

    Técnico Prevención en el territorio de Madrid. Miembro del Equipo Swats de FormaciónPRL

Archivo del blog