Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

Evita riesgos al conducir bajo condiciones climáticas adversasEvita riesgos al conducir bajo condiciones climáticas adversas

Evita riesgos al conducir bajo condiciones climáticas adversas

Aunque conducir es algo habitual en nuestros días y por tanto la mayoría lo percibimos como no peligroso, lo cierto es que, existen factores relacionados con el entorno que pueden originar una mayor probabilidad de sufrir accidentes de tráfico. Conducir bajo condiciones meteorológicas adversas como lluvia, viento, niebla, nieve, hielo aumentan esas probabilidades.

Conducir bajo esas condiciones se hace más difícil por las siguientes razones:

  • Disminuye el agarre del vehículo, lo que dificulta su control
  • Reduce la visibilidad, por lo que disminuye nuestra capacidad de reacción ante imprevistos.
  • Aumenta la fatiga por la tensión, lo que incrementa las distracciones.

Y ya que comenzamos la temporada de mal tiempo, resulta interesante recordar una serie recomendaciones que, aun siendo conocidas por todos nosotros, tendemos a olvidar.

Prepara tu coche para el mal tiempo:

Si siempre es importante tener tu coche en buenas condiciones, en esta temporada de mal tiempo es más importante, si cabe. Para ello realiza las siguientes acciones preventivas:

  • Revisa los frenos: recuerda que su correcto estado nos garantiza detenernos a tiempo. Si suenan al activarlos, puede ser que haya llegado el tiempo de cambiar las pastillas y los discos.
  • Revisa las luces (largas, cortas, posición, freno antiniebla, etc.): recuerda que es igual de importante ver correctamente como ser visto.
  • Revisa las escobillas de los limpiaparabrisas: recuerda que nos permiten tener una buena visibilidad.
  • Revisa los niveles de líquidos: (limpiaparabrisas, líquido anticongelante, líquido de frenos, etc).
  • Revisa los amortiguadores: recuerda que nos permiten tener un buen agarre en las curvas.
  • Revisa que los neumáticos estén en buenas condiciones: recuerda que es el elemento que nos une a la carretera. Sobre los neumáticos es conveniente saber:
  • La profundidad del dibujo no debe ser inferior a 1,6 mm y no debe presentar cortes ni abultamientos. Si no es así, ha llegado el momento de cambiarlos.
  • Comprueba que tienen la presión recomendada por el fabricante.
  • Limpia tus cristales, luces y retrovisores: siempre es importante que estos elementos estén limpios.
  • Realiza las revisiones del fabricante y pasa la ITV.
  • Comprueba que lleves el chaleco reflectante, triángulos de seguridad, rasqueta para el hielo y las cadenas para la nieve.

Recomendaciones generales:

Mantén la dirección firme y sin dar volantazos.

  • Reduce y evita los cambios bruscos de velocidad.
  • No frenes bruscamente.
  • Aumenta la distancia de seguridad con el vehículo precedente, adaptándote al campo de visibilidad disponible y al agarre de la vía.
  • Evita temperaturas demasiado altas en el interior del vehículo, ya que pueden provocar somnolencia.
  • En los viajes largos, realiza paradas cada dos horas.

Recomendaciones particulares:

En caso de lluvia

  • Si hubiera que atravesar charcos o zonas anegadas, hazlo despacio.
  • Si se produjera una situación de aquaplanning, mantén firme el volante, suelta con suavidad el acelerador y no toques el freno hasta recuperar la adherencia.
  • Si se empañan los cristales, dirige el aire del climatizador hacia los cristales.
  • Enciende el alumbrado con la doble finalidad de ver y ser vistos.

Si la lluvia es muy fuerte y el limpiaparabrisas no garantiza una buena visibilidad, detén el coche en un lugar seguro y espera hasta que amaine.

En caso de niebla

  • Usa las luces antiniebla (traseras y delanteras) y no uses las "largas", ya que éstas pueden deslumbrarte o deslumbrar.
  • Toma como referencia las marcas viales de la derecha de la calzada.

Circula siempre por el carril derecho en autopistas y autovía.

En caso de viento

Sujeta firmemente el volante y evita maniobras bruscas al adelantar a otro vehículo (sobre todo si es voluminoso) o al salir de una zona protegida por edificios, montículos, túneles, etc.

En caso de hielo o nieve

  • No te pongas en marcha hasta que todos los cristales estén completamente descongelados o desempañados. Para ello coloca las salidas de aire interior dirigidas al parabrisas y a las ventanillas.
  • El inicio de la marcha con nieve realízalo de forma suave y en la marcha más larga posible, para evitar que los neumáticos patinen.
  • Utiliza la luz antiniebla delantera o la luz de corto o largo alcance.
  • Si la nieve está blanda, procura circular por las rodadas dejadas por otros vehículos.
  • Si las rodadas están heladas, intenta circular por nieve virgen. Ten en cuenta que la conducción sobre nieve dura disminuye considerablemente la adherencia.
  • Circula con precaución, aumentando la distancia de seguridad; con nieve, la distancia de detención se multiplica.
  • Utiliza el embrague y el freno de forma suave.
  • El frenado será siempre muy ligero, utilizando la reducción de marchas (freno motor).
  • En caso de pérdida de control: no frenes, levanta el pie del acelerador suavemente y gira el volante hacia donde vaya la parte trasera del volante.
  • En las curvas: no toques el freno, pisa con mucha delicadeza el acelerador, no pises el embrague y mueve la dirección con gran suavidad.
  • Si aparecen placas de hielo, evita utilizar el freno, sobre todo si el vehículo no va equipado de un sistema antibloqueo de frenos.
  • En caso necesario, pon las cadenas. Hazlo en un lugar seguro, enciende las luces de emergencia, los triángulos de emergencia y usa el chaleco.
  • No superes los 40 km/h. con las cadenas puestas.
  • Retira las cadenas tan pronto desaparezca la nieve o el hielo.

¡RECUERDA! Antes de lanzarte a la aventura que supone viajar con mal tiempo, evita el riesgo. Si existen avisos de mal tiempo evita conducir, casi seguro que hay otra alternativa.

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Comentarios
  • 9 marzo 2016a las 11:27

    Hay que tener mucho cuidado ahora que se acercan las vacaciones ya que van a haber muchos desplazamientos en toda España y ante climas cambiantes lo mejor es la precaución para volver a casa sanos y salvos, excelente información

    Prevenidos
    9 marzo 2016a las 13:07

    Nos alegra que os haya gustado nuestro post. Estamos de acuerdo con vosotros ;) Saludos.

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

  • Juan Carlos Diego RamosJuan Carlos Diego Ramos

    Juan Carlos es Coordinador Nacional de Prevención Técnica del Servicio Prevención Mancomunado

Archivo del blog