Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

dolor de espalda_848dolor de espalda_848

Evita el dolor de espalda

El 80% de las personas sufre o ha sufrido dolor de espalda, y buena parte de este porcentaje reconoce que sus dolencias empezaron en el puesto de trabajo. Hacerse el héroe ayudando a mover cajas no es, como podría pensarse al principio, la única actividad de riesgo para nuestra columna. De hecho, la mayoría de las lesiones llegan en silencio, mientras tecleamos o manipulamos materiales.

No importa mucho cuán cómodo/a te sientas: si no tienes las plantas de los pies en el suelo, estás forzando tu columna. De hecho, el tronco humano no fue creado para doblarse sobre una silla, y mantener esta postura durante mucho tiempo (8 horas, por ejemplo) implica serios riesgos. ¿Cómo evitarlos?

Nuestra postura:

  • Evita la misma postura durante toda la jornada laboral. Cada hora, dedica 5 minutos a dar un paseo. Esa hoja de Excel seguirá allí cuando regreses.
  • Si trabajas sentado/a, regula la silla. Y recuerda: pies, caderas y rodillas, siempre en ángulo recto.
  • Si trabajas de pie, los brazos deberán moverse a la altura de la cintura. Y cuidado con las inclinaciones de tronco.
  • Y por atención a las posturas: sentarse sobre uno o los dos pies, reposar un tobillo sobre el otro o cruzar las piernas son posiciones de riesgo. Quizá al principio sientas que descargas la zona pero, si esperas un poco más, empezarás a notar ciertas molestias en la parte baja de la espalda. El mejor descanso lo notarás cuando vuelvas de ese paseo de 5 minutos.

Nuestro puesto de trabajo:

  • Entre 20-30 centímetros es la distancia ideal entre tú y tus objetos de trabajo. Así llegarás sin esfuerzo y sin modificar tu postura (cuidado con inclinar el cuello hacia la pantalla del ordenador).
  • Y recuerda: si algo es regulable, regúlalo hasta que notes que te sientes más cómodo/a. Visualiza tu cuerpo y busca que tu espalda quede recta, que las articulaciones de brazos y piernas formen un ángulo recto y que las plantas de los pies estén apoyadas en el suelo.

Nuestra pereza para hacer ejercicio:

  • Hay que moverse. Andar entre 15 y 20 minutos al día es lo mínimo, pero los beneficios verdaderos empezarán a notarse en cuanto practiques algún deporte.

Créditos fotografía: ginasandersEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Comentarios
  • RAQUEL RUIZ OTERO
    26 junio 2015a las 17:21

    En la actualidad, el bienestar del trabajador se relaciona directamente con factores tales como la productividad y los sistemas de gestión y calidad integral que consideran las condiciones de salud como una variable de intervención constante por parte de los programas de Salud Ocupacional de las empresas, encaminadas a que el trabajador, no solo reciba una remuneración económica, sino, servicios ofrecidos por la empresa que se centran en el mantenimiento físico y psicológico de sus empleados.

    Relacionado con lo anterior la Terapia Ocupacional ,como disciplina universitaria enmarcada dentro de las ciencias de la salud,tiene entre sus múltiples abordajes el sector laboral,donde el Terapeuta Ocupacional elabora e implementa diversos programas, que se centran en proporcionar bienestar, tanto físico como psicosocial al trabajador, su ambiente y la relación que establece con este, así como en los factores que pueden influir asertivamente o negativamente en la ejecución de su ocupación.

    Si deseamos una mayor salud laboral y productividad,disminuir el numero de bajas laborales y prevenir enfermedades entre las que se incluyen dolores de espalda,la figura del TERAPEUTA OCUPACIONAL DEBERÍA DE EMPEZAR A SER RELEVANTE PARA LAS EMPRESAS.

    Gracias por su atención

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

Archivo del blog