Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

Entonces, ¿dejo de comer carne?Entonces, ¿dejo de comer carne?

Entonces, ¿dejo de comer carne?

La Agencia Internacional para la Investigación del CáncerEste enlace se abrirá en una ventana nueva (en inglés IARC), tras revisar los estudios científicos publicados sobre posibles carcinógenos, ha concluido que comer carne procesada (hamburguesas, salchichas o embutidos) aumenta el riesgo de sufrir cáncer. Esta noticia, anunciada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como adelanto de un monográfico que se publicará en los próximos meses, ha sido publicada e interpretada de diversas maneras por medios de comunicación, industrias cárnicas o grupos de vegetarianos y veganos. El dictamen, basado en estudios epidemiológicos, considera que las carnes procesadas, independientemente de su calidad, son alimentos "carcinógenos para los humanos" y las incluye en el grupo 1 de sustancias más peligrosas para la salud junto con el humo del tabaco, el alcohol, el plutonio o el aire contaminado. El estudio también hace referencia a la carne roja (vacuno, cerdo, caballo, cordero, cabra…) de la que afirma que es "probablemente carcinógena", incluyéndola en el grupo 2a.

Este informe pone en el mismo lugar al tabaco, plutonio y jamón ibérico pero si nos vamos a las fuentes en que se basan estas afirmaciones, podremos ver que la cosa no es tan grave. Los estudios asocian el cáncer a estos productos, pero un consumo moderado de los mismos no tiene por qué tener consecuencias tan extremas.

Un consumo diario y continuado durante años de 50 gr de carnes procesadas se asocia a un aumento de alrededor de un 18% de padecer un cáncer colorrectal. Una mayor cantidad de estos alimentos en la dieta aumenta el riesgo, pero hemos de recordar que no hay una única causa para este u otro tipo de cáncer. En los cánceres colorrectales se han identificado causas genéticas, ambientales y de hábitos de vida, entre los que incluimos el sedentarismo. Según datos del ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino en 2009 el consumo de carne procesada en España rondaba los 11,88 kg por persona al año (32,5 gr/día). Esta cifra, aunque inferior a los 50 gramos al día del estudio, se estima que puede haber aumentado, y estaría por encima de los 20gr/día que sería la recomendación de la OMS al respecto.

A raíz de estos estudios no podemos concluir que hayamos de volvernos veganos, tan solo refrendan el ya conocido hecho de que el consumo excesivo de carnes rojas y alimentos altamente procesados es nocivo para la salud. La tan mencionada como poco usada dieta mediterránea cumple perfectamente con las recomendaciones de la OMS. Es una dieta basada en el consumo de cereales, legumbres, frutas y verduras, en la que las grasas las aportan el aceite de oliva, los pescados azules y los frutos secos. Las carnes son un ingrediente secundario cuando no una mera guarnición, ya que las proteínas en esta dieta mediterránea proceden en gran medida de los lácteos, huevos, pescados y legumbres. Y en cuanto al bocadillo de jamón ibérico, en mi humilde opinión tomarlo de vez en cuando no hace mal a nadie.

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

Archivo del blog