Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

Montaña_848Montaña_848

Disfruta de la montaña, pero con prevención

Llega el verano, el calor y las ganas de hacer cosas, ¿o no…? La mayoría escogerán la playa y otros pocos elegirán la montaña, los pueblos o las ciudades; unos irán con amigos, otros con la pareja, y/o con los niños. Buscamos despejar mente y cuerpo para desconectar del ajetreo diario y por supuesto, para huir de los calores estivales que tanto estamos sufriendo este verano.

Si hemos elegido la montaña, quizás nos animaremos a practicar el senderismo, la escalada, el alpinismo o alguno de los deportes de aventura que están tan de moda últimamente: rafting, barranquismo, hidro-speed, carreras por montaña, etc.

Para practicar nuestra "aventura personal" sin acabar maltrechos, lesionados o en el peor de los casos, accidentados, tendremos que tener en cuenta unas recomendaciones básicas de seguridad y algunos consejos. No debemos olvidar que cada deporte o cada disciplina puede requerir de un material y de unas técnicas específicas que debemos conocer y utilizar.

1. La montaña es un entorno hostil. Una mañana agradable puede transformarse, en muy poco tiempo, en un verdadero infierno por un cambio brusco de la meteorología. Por eso, antes de iniciar una actividad debemos informarnos de la "meteo" de la zona y descartar la actividad si se prevén tormentas fuertes. Hoy en día, varias páginas web o aplicaciones permiten obtener pronósticos precisos de la zona donde nos encontramos. No debemos olvidar que el riesgo de caída de rayos es más elevado en la montaña, sobre todo si nos encontramos en lugares elevados. Recuerda que la roca suele volverse muy resbaladiza cuando se moja. Si no hay cobertura telefónica, podemos recurrir a la oficina de turismo o centros de interpretación para conocer el pronóstico meteorológico.

2. Planificaremos nuestra ruta con antelación. Un gps es de gran ayuda, pero recordemos que es un aparato electrónico que puede averiarse o agotarse sus pilas. Consejo: llevar pilas de repuesto. Un buen mapa a una escala apropiada (máximo 1:30000) nos ayuda a planificar la ruta de manera general y nos puede ayudar a localizar nuestra posición si además lo complementamos con un altímetro. Si previamente hemos hecho algún curso sobre interpretación de cartografía nos ayudará mucho en la planificación de nuestra ruta y disfrutaremos el doble, antes y durante la ruta.

3. Tengamos prevista la hora de regreso. Estamos disfrutando tanto de la actividad que a veces nos olvidamos de que después hay que volver o descender una montaña complicada. Puede que estemos cansados y bajamos nuestro nivel de atención y ahí es donde el peligro está al acecho. Deja un margen suficiente de tiempo y de energías para regresar; muchos accidentes se producen al volver o al descender una montaña-

4. En la montaña no estamos solos: otros montañeros, escaladores o alpinistas pueden moverse por encima de nuestra posición, por lo que estamos expuestos a la caída de piedras, de material, etc. Guardaremos una distancia de seguridad, al menos para poder reaccionar a tiempo. Evita ser tú quien produzca la caída de piedras y si se produce, avisa gritando a los que están por debajo.

Recuerda que en ocasiones un casco no es un material del que podamos prescindir si la actividad conlleva el riesgo de caída o de recibir el impacto de objetos. ¡Cuántas veces vemos a escaladores sin casco…! Demos ejemplo, sobre todo si vamos con niños.

Por cierto, si vamos con niños debemos escoger una ruta asequible para ellos, en la que puedan disfrutar. Ellos tienen menos resistencia y se cansan antes. Si les obligamos a hacer actividades por encima de su nivel, pueden sufrir lesiones, accidentes y hasta terminar aborreciendo la montaña. Pero esto lo debemos aplicar también a los adultos. El nivel físico y técnico de la actividad debe adecuarse siempre al más "débil" del grupo y, si este nivel no es muy alto, es mejor recurrir a un guía específico de montaña, escalada, etc; ellos conocen el medio y las técnicas adecuadas para realizar la actividad con garantías.

Un material mínimo que nunca debe faltar en nuestra mochila puede ser el siguiente:

-Chubasquero o chaqueta impermeable (recomendable también un pantalón impermeable), incluso aunque el día sea bello y soleado. Nos pueden servir también para protegernos del frío si nos lesionamos y tenemos que esperar ayuda.

Linterna frontal: nadie estamos a salvo de perdernos o sufrir algún percance. La linterna puede ayudar a los equipos de rescate a localizarnos si la noche ha caído.

-Un móvil bien cargado. Desactiva los datos o llévalo en modo "avión", así consumirá menos batería y la tendrás disponible en caso necesario. Si tienes un móvil viejo de teclas, mejor; las pantallas táctiles se pueden volver inoperativas si las temperaturas son bajas. Recuerda que en la mayoría de las montañas no hay cobertura telefónica, por lo que unos walki-talkis pueden ser de gran ayuda: permiten comunicarnos con el grupo en caso de distanciarnos y perder contacto visual, así como pedir ayuda en caso de no poder utilizar el móvil. Además, permiten una comunicación fácil si estamos escalando vías largas.

-Crema de protección solar, un gorro y unas gafas de protección factor 4. Ropa de abrigo suficiente. Mejor usar botas de caña alta porque protegen los tobillos y en los descensos evitan que terminemos con los dedos amoratados.

-Un botiquín de urgencia que tenga, al menos, gasas, tiritas, desinfectante, vendas, esparadrapo y puntos de aproximación. Una venda adhesiva ancha puede servir para realizar un vendaje funcional en caso de torcedura de alguna articulación. También es conveniente llevar algún corticoide, por si tenemos alguna alergia a picaduras de insectos u otro animal. Y nunca están de más unos parches para aliviar a esas fastidiosas ampollas de los pies.

-Es recomendable llevar un par de bastones telescópicos: nos ayudan mucho en las subidas y en las bajadas nos permiten un mayor equilibrio y descargar el impacto sobre rodillas, tobillos y caderas.

-Y por supuesto, agua en abundancia. Podemos beber en fuentes y arroyos, pero hay que tener en cuenta las posibles bacterias y virus que puedan contener. Si no nos fiamos, podemos recurrir a pastillas potabilizadora. Procura llevar algún producto isotónico: el agua de montaña no tiene prácticamente minerales, lo que sumado al calor provoca una fuerte deshidratación.

Si queremos practicar un deporte de aventura como barranquismo, rafting, hidrospeed, etc, lo mejor es recurrir a alguna empresa especializada. Estos medios cambian mucho y muy rápidamente: piedras, troncos, sifones ocultos y hasta crecidas repentinas del caudal que pueden ser extremadamente peligrosos. Estas empresas conocen el entorno, las técnicas y las posibles eventualidades que suelen producirse.

Este verano disfruta de tu actividad en la montaña, respétala, y no te olvides de tu seguridad y de la de los que van contigo.

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Comentarios
  • Alba Rodríguez
    28 julio 2015a las 8:21

    Genial Javier!!

  • Snickers Kinsaraba
    31 julio 2015a las 9:01

    Gran artículo para todos aquellos amantes del montañismo.
    Tanto en la vida laboral como en la extra-laboral, la prevención es muy importante si queremos realizar la actividad con total seguridad evitando cualquier riesgo.
    Es muy importante conocer el entorno al que vamos para poder evaluar con anterioridad los posibles riesgos a los que nos vamos a enfrentar para estar así prevenidos ante cualquier problema que nos pueda surgir.
    La seguridad es fundamental a la hora de realizar cualquier actividad.

    Prevenidos
    17 agosto 2015a las 11:22

    Gracias por vuestro comentario. Nos alegra de que os haya gustado

  • 29 abril 2016a las 10:53

    Geniales consejos y deberían estar presentes en todas las casas y asociaciones de montaña.

    Prevenidos
    29 abril 2016a las 11:48

    Nos alegra que os haya gustado. Saludos!

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

  • Javier Domínguez GarcíaJavier Domínguez García

    Técnico de Prevención de Riesgos Laborales e Ingeniero Técnico Industrial Eléctrico de formación académica en Quirónprevención

Archivo del blog