Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

Deja de fumar: ahorrarás tú, tu empresa y mejorará tu saludDeja de fumar: ahorrarás tú, tu empresa y mejorará tu salud

Deja de fumar: ahorrarás tú, tu empresa y mejorará tu salud

El tabaquismo es la principal causa evitable de enfermedad y muerte prematura en el mundo. En la actualidad, más de 1000 millones de personas fuman tabaco en todo el mundo – de las cuales aproximadamente la cuarta parte son adultos –, y su consumo provoca la muerte a más de cinco millones cada año.

En España, los últimos datos de la Encuesta Nacional de Salud establece que el 24% de la población española fuma a diario, lo que supone un grave problema de salud: en nuestro país una de cada siete muertes se relaciona con el consumo de tabaco (150 muertes/día). Esto supone unos costes de 8.780 millones de euros al año.

El consumo de tabaco constituye un factor de riesgo presente en seis de las ocho principales causas de mortalidad en el mundo. Fumar puede producir cáncer de pulmón, laringe, riñón, vejiga, estómago, colon, cavidad oral y esófago, así como bronquitis crónica, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, cardiopatía isquémica, infarto, aborto y parto prematuro, defectos de nacimiento e infertilidad, entre otras enfermedades.

En el entorno laboral el tabaquismo supone un incremento medio de cuatro días de baja laboral al año, según el estudio ‘Costes derivados del uso de servicios sanitarios y bajas laborales en pacientes fumadores" realizado por el Área de Tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) que asegura que los pacientes fumadores presentan una media de once días de incapacidad laboral anuales, frente a los siete de los pacientes no fumadores.

Los beneficios de dejar el tabaco son múltiples y los podemos dividir en:

  • Beneficios para la salud: a los pocos días de dejar de fumar se recupera el gusto y el olfato, aumenta la capacidad pulmonar y se mejora la circulación sanguínea. A los seis meses, aumenta la resistencia a las infecciones y, al año de dejar de fumar, se reduce a la mitad el riesgo de enfermedades cardíacas.
  • Beneficios económicos para el sujeto: Teniendo en cuenta un consumo diario de 15 cigarros y un precio medio de 21 céntimos/cigarro, en tan sólo 15 días el ahorro es ya de casi 50 euros y en 3 meses de algo menos de 300 euros.
  • Beneficios económicos para la empresa: Podemos estimar que el coste de un trabajador fumador para una empresa puede ser de unos 2.000 € anuales en términos de pérdida de productividad y de absentismo laboral. Este cálculo se basa en que las bajas de un fumador suelen durar cuatro días más de media que las de un no fumador, a lo que hay que añadir la media hora que pierde aproximadamente cada día un fumador por abandonar su puesto para salir a fumar cigarrillos.

Desde el ámbito laboral se deberían promover políticas y programas orientados a los trabajadores para fomentar el cese del hábito tabáquico, ya que supondría un ahorro económico y una importante mejora de la productividad laboral. Se observa que las campañas para disminuir el consumo de tabaco y para ayudar a los fumadores a dejar el hábito están teniendo un buen resultado en el entorno laboral. A ello contribuyen también las propias empresas que, cada vez más, se están implicando en fomentar en sus trabajadores unos hábitos de vida más saludables en el seno de los programas de empresas promotoras de salud, financiándoles, en algunos casos, programas para la cesación del tabaquismo, entre otras iniciativas".

Aunque el deseo de abandono sea la primera variable que influye en el éxito para dejar de fumar, es necesario en la mayoría de los casos el apoyo de personal sanitario, ya que el tabaquismo, al considerarse una enfermedad adictiva, requiere una intervención individualizada sobre los pacientes que quieran dejar de fumar para aumentar las posibilidades de éxito. Desde los Servicios de Medicina del Trabajo se deben instaurar programas de tratamiento individualizado a cada paciente con el objetivo de aumentar las probabilidades de éxito que deben incluir:

  • Estudio individual sobre la situación actual del paciente en cuanto a nivel de dependencia tabáquica y motivación para dejar de fumar. Elección del día para dejar de fumar e instauración del tratamiento adecuado.
  • Estudio de la evolución y adaptación al tratamiento, identificación de los síntomas de abstinencia y cómo combatirlos. Establecimiento de consejos dietéticos. Solución de conflictos, refuerzo positivo y prevención de recaídas.

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

Archivo del blog